Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
XLVII Asamblea de la OEA
Miércoles 5 de Julio de 2017
A- A A+

Las personas lesbianas, gay, bisexuales, transexuales, transgénero, travestis e intersex (LGBTTTI) han estado históricamente sometidas a discriminación por su orientación sexual, identidad y expresión de género y diversidad corporal, y continúan siendo sujetas a discriminación, violencia, persecución y otros abusos como la ausencia de leyes y políticas públicas, en clara vulneración a sus derechos humanos protegidos en los instrumentos internacionales e interamericanos y de normas nacionales, salvo las de aquellas entidades que reconocen y protegen sus derechos mediante leyes y algunas políticas públicas que impulsan diversas instituciones (Ciudad de México, Michoacán, Nayarit, Morelos, Coahuila, entre otros) en el caso de México.

En junio 2016 se creó el Grupo de Apoyo para los Derechos de las personas LGBTTTI
En junio 2016 se creó el Grupo de Apoyo para los Derechos de las personas LGBTTTI
(Foto: Cuartoscuro)

En el ámbito internacional y desde la Organización de las Naciones Unidas se han generado acciones transcendentes que han impactado en el mundo (salvo los países violadores de los derechos humanos: países musulmanes, China, Rusia, entre otros), derivado de la adopción por parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU de la Resolución A/HRC/32/L.2/Rev.2, titulada “Protección contra la violencia y discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género”, que establece la creación de una relatoría para que una persona experta independiente sobre orientación sexual e identidad de género la implemente.

Adicionalmente, la Organización de Estados Americanos (OEA) ha generado acciones para visibilizar las problemáticas de dicho segmento de población, por ello, en junio de 2016 se creó el Grupo de Apoyo para los Derechos de las Personas Lesbianas, Gay, Bisexuales, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersex (LGBTTTI), conformado por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos, Chile, México y Uruguay.

Los adelantos realizados en este sentido por la Organización de Estados Americanos a través de la Resolución General sobre Derechos Humanos, que contiene una sección sobre orientación sexual e identidad y expresión de género, en el marco de su XLVII Asamblea General, y a la cual asistieron diversas organizaciones de la sociedad civil representando la posición de las comunidades LGBTTTI, así como distintos institutos políticos del Estado mexicano, constituye una grandiosa oportunidad para continuar trabajando en favor de mejorar las políticas públicas y los marcos normativos en beneficio de las poblaciones del acrónimo en mención.

En dicha resolución, la OEA condena toda forma de discriminación y actos de violencia basados en la orientación sexual o en la identidad y expresión de género de las personas, e insta a los estados miembros de ese organismo a tomar medidas efectivas de protección de los derechos humanos de las personas LGBTTTI.

La resolución llama a los estados miembros a producir datos, prevenir e investigar los actos de la violencia homofóbica, lesbofóbica, bifóbica y transfóbica que sufren en la región las poblaciones LGBTTTI.

Hoy, en la región los países miembros de la OEA, no cuentan en su totalidad con datos estadísticos derivados de conductas antisociales, pero tampoco con datos poblacionales producto de la aplicación de los censos.

De igual manera hace un llamado a los estados a asegurar una protección adecuada a los defensores de los derechos de personas LGBTI a través de la implementación de políticas y procedimientos que aseguren la protección de los derechos de dichas personas.

Por otro lado y como una clara muestra de la preocupación que se mantiene sobre la población intersex en relación con las prácticas médicas, la resolución reitera y pide compromiso de los Estados miembros para asegurar una protección adecuada a personas intersex.

En Michoacán existe un avance significativo en favor de las poblaciones LGBTTTI en cuanto a la armonización de las leyes, el diseño de políticas públicas que se encuentran vigentes y otras que ya han sido propuestas en la elaboración del Programa Estatal de Derechos Humanos que impulsa este gobierno de Michoacán; no obstante, una deuda pendiente en el Plan de Desarrollo Integral, donde por alguna razón no se menciona el tema, pese a que en los foros regionales para su integración participaron los segmentos de población ya mencionados y entregaron propuestas.

Entendemos la importancia que hoy tiene que existan estructuras operativas para el tema en la Secretaría de Igualdad Sustantiva y también en los ayuntamientos de Uruapan y Múgica, así como en las universidades como la de la Ciénega en Sahuayo, quien le ha tocado organizar las Jornadas Culturales de la Diversidad Sexual.

Lo que yo observo es que los grupos organizados que atienden el tema deberán ir promoviendo la construcción y desarrollo de la conciencia social entre quienes prestan sus servicios en los espacios públicos y en general en la población.

No basta hoy tener las leyes, las estructuras y las políticas, se requiere la tolerancia social, del respeto; se requiere el diálogo, se requiere construir los espacios para el debate de las ideas, se requiere la convivencia social, se requiere avanzar en la cultura de la paz social.

Desde hace muchos años me he propuesto impulsar acciones en favor de la diversidad social, incluida la sexual; me he propuesto generar las sinergias para abrazar una sociedad más incluyente. No obstante, no puedo hablar de inclusión sin antes haber generado las condiciones para que esa inclusión se dé en el marco del respeto a los derechos humanos, del respeto a la cultura de la igualdad y no discriminación, de reconocer la perspectiva de género, donde hombres y mujeres en un contínum son iguales, donde se respeta la multiculturalidad, donde todos accedemos al derecho a pedir cuentas de las autoridades tanto de los recursos como de su comportamiento en la aplicación de la ley para todos por igual.

Michoacán y sus expresiones sociales deben trabajar al unísono en actividades que fomenten la convivencia social y el diálogo para la paz social.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Derechos políticos de la diversidad sexual

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo