Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE
Miércoles 5 de Julio de 2017
A- A A+

Minimizar los costos de la migración y maximizar sus beneficios son el punto de partida de la reciente publicación de la OCDE: Perspectives on global development 2017. International migration in a shifting world. Como es notable, hace hincapié en la visión dominante, economicista, neoliberal, del desarrollo, el cambio y la movilidad humana.

No sorprende. Aunque acepta que la migración no es un “requisito” para el desarrollo, insta a adoptar una visión gubernamental a partir de tres acciones que recentren el fenómeno migratorio en las políticas públicas. Es un retorno al activismo de los organismos financieros y de desarrollo de la primera década del presente milenio.

La exacerbación del racismo y el sentimiento antiinmigrante, siguen actualmente un curso que rompe metas conocidas
La exacerbación del racismo y el sentimiento antiinmigrante, siguen actualmente un curso que rompe metas conocidas
(Foto: TAVO)

El documento, por demás interesante, relanza la vieja idea de la migración internacional y las remesas como el mantra del desarrollo, impulsada en ese periodo por el Banco Mundial, mientras se acumulaban –y se siguen acumulando– las evidencias empíricas de que las remesas no pueden ser el centro de ningún desarrollo.

No es intención de este escribano negar el impacto positivo de las remesas en el bienestar de las familias y localidades de origen de los migrantes, pero dicha perspectiva ignora aviesamente los impactos negativos del fenómeno migratorio como tal. Afirmo lo anterior a partir de la experiencia de quien esto escribe como estudioso de la migración internacional.

Compartimos la idea de impulsar políticas, leyes e instituciones que aborden la migración internacional como un elemento importante del bienestar de las familias y localidades de origen de los migrantes, así como caracterizar a los migrantes como agentes de cambio, pero como proceso multidimensional la migración no puede ser centro del desarrollo.

Efectivamente, la migración internacional tiene el potencial para mejorar la vida y el bienestar de los migrantes en sus países de origen, pero ambos rubros siguen pendientes en los de destino, no sólo por la ola anti-inmigrante, como reconoce la OCDE, sino también por las condiciones en que muchos migrantes se incorporan a los mercados laborales.

Tal es el caso de México. Si bien muchos mexicanos se incorporan actualmente a procesos de movilidad laboral internacional por medio de visas H2-A (Estados Unidos) o el PTAT (Canadá), la mayoría de los migrantes laborales permanece en la Unión Americana como indocumentados, lo que tiende a limitar el potencial de la migración internacional.

Alrededor de ocho millones de mexicanos indocumentados, de un total de once millones de inmigrantes clandestinos, viven y trabajan actualmente en Estados Unidos. Pagan impuestos pero su acceso a ciertos “beneficios” es limitado y depende del estado de la Unión Americana en el que se encuentren. No todo es California.

En los países de origen los beneficios de las remesas son evidentes, además de que se han impulsado leyes, instituciones, políticas, reconocimientos a líderes y activistas, además de incorporar a algunos migrantes a las filas partidistas, usando los buenos oficios del corporativismo y el reclutamiento de una política mexicana corrupta y servil.

Las remesas, en el contexto de una Presidencia estadounidense hostil, la exacerbación del racismo y el sentimiento antiinmigrante, siguen actualmente un curso que rompe metas conocidas. En mayo de este año crecieron 4.5 por ciento respecto al año pasado.

El “efecto Día de las Madres”, en mayo, operó favorablemente, lo que muestra que los ingresos por remesas se comportan cíclicamente y dependen de una tasa de desempleo en Estados Unidos propicia. Esta situación evidencia que la pretensión de centrar el desarrollo o lo que sea que impulsen gobiernos u organismos financieros en las remesas es errónea.

Con todo, es atendible el estudio de la OCDE pues replantea el interés por un proceso social, que en el caso de México tiene más de 100 años, y el lugar de la migración en el contexto de la globalización y de lo que organismos como la OCDE suponen que es el desarrollo, un tema debatible y necesario de repensar, respecto a la migración internacional.

Obviedades. 1. Justo el Mérito Ciudadano de Cambio de Michoacán a la UMSNH, la que a casi 100 años de su fundación enfrenta fuego amigo y enemigo, olvidándose que la institución educativa no es botín, menos rehén, de sindicatos, grupos y partidos políticos, el empresariado, casas de estudiantes, el gobierno en turno, sino la formadora de profesionistas y ente que ha favorecido la movilidad social. 2. Mientras no se cuestione al sistema patriarcal como responsable de la violencia contra las mujeres, decir que el machismo es un patrón cultural anclado en las familias, principal fuente de violencia a las mujeres, se desvanece el problema como un asunto “cultural”, como se pretende con la corrupción. 3. El líder y un diputado del PRD michoacano niegan que su frente con el PAN apoyará a un candidato de este partido político, pero en lo oscurito ya comenzaron sus arreglos. Irían por uno de tres: Ricardo Anaya, Rafael Moreno Valle o Margarita Zavala. Como acierta el dirigente panista michoacano, el presumido catorce por ciento no le alcanza al PRD para nada. El PAN “garantizaría” la Ciudad de México, y en Morelia el apoyo perredista a Cocoa Calderón. 4. Con pocas excepciones, cada diputado en Michoacán, cuya máxima hazaña es decir “sí” a las ocurrencias del gobierno y gastar millones de pesos en naderías, nos cuesta más de 22 millones de pesos al año. Y se legalizó la reelección que implicará nuevos saqueos a nuestros impuestos. 5. PRI y PAN acusan a AMLO, quien de ganar en 2018, dicen, haría de México otra Venezuela, pero de seguir PRI-PAN en el poder, continuarán hundiendo este país, como lo han estado haciendo. 6. Mientras el estado se convulsiona por la violencia –dos mandos ejecutados (PF y PGJE)–, la frivolidad gubernamental destaca en un pasquín de quinta dedicado a la futilidad y la nimiedad. Es lo de menos; importa que transparente el uso o no de recursos públicos para la propaganda.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”

Ayotzinapa o los jóvenes bajo sospecha

La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?

¿La crisis perpetua?

Educación y suicidio

Una cultura de la violencia

¿Eso es todo?

Michoacán, entre el caos y la debacle financiera