Juan Pérez Medina
¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?
Martes 11 de Julio de 2017
A- A A+

Vamos encauzando la regularización de los normalistas que hacían cada rato desórdenes y demás, espero que después de la garrotiza que les pusieron por allá en Aguascalientes le piensen un poco, pero eso también va encauzándose.

Silvano Aureoles.


El normalismo es de las profesiones que nacieron abajo, con la gente más pobre y para servirles a ellas. El gobierno de la naciente tercera república, estimulado por una revolución social armada de carácter altamente popular, le dio como objetivo la tarea de alfabetizar a los trabajadores del campo y la ciudad, educar a niños y jóvenes e incorporarlos a la producción por medio de la ciencia y la técnica. Así nacieron las primeras escuelas elementales, las “misiones culturales” y las escuelas secundarias técnicas, tanto agropecuarias como industriales. Pero además, los maestros surgidos de la misma clase social y formados en la teoría social y pedagógica de Freinet, Dewey, Froebel y, sobre todo, la escuela soviética de Antón Makarenko, desarrollaron un compromiso inusitado con las escuelas y comunidades, de tal forma que se convirtieron en elementos imprescindibles de organización social para la defensa de sus derechos y su territorio, así como para organizar mejor la producción. En ese camino, los maestros rurales se fueron convirtiendo en elementos críticos de la situación social hasta desarrollar una alta conciencia de justicia y libertad, que en muchos casos los orilló a encabezar tomas de tierras, fundaciones de ejidos, defensa de mantos freáticos, exigencia de financiamiento para la producción y mejores escuelas, hospitales y condiciones de vida para la población. Su alta conciencia los convirtió en actores de la lucha por la democracia contra los cacicazgos regionales o locales, contra el oscurantismo clerical y, sobre todo, contra la antidemocracia priista que domina al país. Por esta vía fue que en las décadas de los 30 y 40 los maestros fueron combatidos por la Iglesia y objetivo de los grupos cristeros en la Guerra Cristera de la década de los 20 en contra del gobierno de Calles. En Michoacán varios de ellos fueron arrancados de sus escuelas y asesinados. A las maestras las llegaron a violar antes de matarlas. Muchos fueron martirizados antes de ser colgados o asesinados.

Pero si en ese entonces enfrentaron la rabia de los hacendados y terratenientes y la crueldad de la fe, para los años del priismo, posterior al gobierno de Lázaro Cárdenas, los maestros rurales eran ya considerados peligrosos para el sistema y las escuelas Normales rurales un riesgo innecesario, por lo que se inició una estrategia para acabarlas. De esta extirpe indómita surgieron maestros de la talla de Arturo Gámiz y Miguel Quiñones, asesinados en el asalto al cuartel de Madera en Chihuahua en 1958; Genaro Vázquez y Lucio Cabañas, maestros que fueron orillados a combatir al gobierno de Guerrero y el país, y Misael Núñez Acosta, quien enfrentó en el Estado de México al cacicazgo de Elba Esther Gordillo y del Grupo Atlacomulco en la región de Nezahualcóyotl.

Raúl Álvarez Garín, miembro del Comité 68, y estudiantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM)
Raúl Álvarez Garín, miembro del Comité 68, y estudiantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM)
(Foto: Cuartoscuro)



El maestro rural vive diariamente la situación de pobreza, exclusión, autoritarismo y engaño de que son objeto las comunidades y sus habitantes. Si en la escuela la formación de la conciencia quedó inconclusa, la realidad acaba con la tarea.

Han sido principalmente las escuelas rurales las que han venido nutriendo muchas de las luchas sociales que se han desarrollado en el campo popular, pero sobre todo las que ha desarrollado el magisterio nacional en contra del charrismo sindical por mejores condiciones de vida y, en la actualidad, además por la derogación de las contrarreformas neoliberales en materia laboral, energética, fiscal y, sobre todo, educativa. Los enormes bastiones de la CNTE se han formado, mantenido y acrecentado como producto de la participación protagónica de los maestros surgidos de las escuelas Normales rurales. No es casual que sean éstas las que aún resisten después de la permanente y agresiva estrategia gubernamental para acabarlas, desaparecerlas, silenciarlas. La ya longeva Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) es la muestra palpable de la vitalidad de una organización cuyo espíritu está impregnado de dignidad, compromiso y determinación con la educación de los oprimidos de México y el cambio social, y sobre la que recae actualmente uno de los más brutales y agresivos planes de exterminio por parte del Estado y sus secuaces. Para estos estudiantes ya ni siquiera hay de dos sopas: la represión o la sumisión; sino que al parecer sólo una alternativa les han objetivado: la de su exterminio.

Los acontecimientos de lo que va de este siglo no deja lugar a dudas de que de lo que se trata es de desaparecerlas cueste lo que cueste y así está lo atestiguan las Normales de Mactumactzá, Chiapas; El Mexe, Hidalgo; Amilcingo, Morelos; Cañada Honda, Aguascalientes; Atequiza, Jalisco; Teteles, Puebla; Tenería, Estado de México; Panotla, Tlaxcala; Tamanzulapan, Oaxaca; San Marcos, Zacatecas; Aguilera, Durango; Ayotzinapa, Guerrero, y Tiripetío, Michoacán.

La campaña contra las escuelas Normales rurales es integral pues combina acciones de carácter normativo para introducir modificaciones en ellas y romper con el autogobierno que las ha mantenido juntas y unidas desde el interior, además de una feroz campaña represiva y de medios enfocada a su desprestigio, aislamiento y aniquilamiento.

Si bien es cierto que la FECSM se ha mantenido por siempre con una meticulosa independencia política, es necesario que sus integrantes reflexionen sobre la magnitud de la actual embestida del gobierno contra las Normales rurales y el normalismo, interpretando la realidad desde la ciencia del materialismo histórico a fin de contrarrestar esta ofensiva de destrucción. No hay, creo yo, una mejor manera que la de unirse al torrente de todas las luchas y ser protagonistas en la construcción de un frente popular de lucha con todas las resistencias y actuar con un plan conjunto que incluya la defensa del normalismo y las escuelas normales rurales.

De parte de la CNTE es necesario fortalecer la unidad de acción junto a los estudiantes normalistas, para nuestro caso, con los de Tiripetío, y evitar que el gobierno logre desligitimar y aislar sus acciones. Para todo el movimiento popular en lucha se hace necesario reconocer en la FECSM uno de los bastiones más importantes de la resistencia neoliberal, por lo que es necesario que nuestras bases y el pueblo conozcan más sobre su lucha y lo que ella significa y ha significado para el pueblo de México, a fin de entender mejor sus acciones y apuntalar su lucha asumiéndola junto a la de todos.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

El inútil voto útil

Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo

A construir el triunfo con alegría

La elección del 1º de julio y el cambio posible

Morena: falta de compromiso

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!

Germán Martínez, el despreciable estúpido y los panistas de la Vela Perpetua

Corrupción en el gobierno y su clase económica ¿Cuál de ellos cerrará la puerta?

Confesos el diputado Ernesto Núñez y el edil Juan Carlos Campos: ladrones, corruptos y cínicos que deberían estar en la cárcel

La contrarreforma energética: regresa 74 años después el petróleo a sus antiguos dueños

2015: El festín electoral que viene

Relevos en SEE, vaticinios de una encrucijada con más de lo mismo

AMLO, el político opositor más importante de México

Fausto: el gobernador que nunca fue

Mentirosos Primero: La manipulación de la conciencia

Fin al abuso, otra vertiente de la estrategia en contra de los maestros

Los trabajadores de la educación vs la LGSPD: miedo, incertidumbre y soledad

Entre el temor, la incertidumbre y la soledad: los trabajadores ante la implementación de la Reforma

Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro

El robo de las aportaciones pensionarias de los trabajadores de la educación por parte del gobierno del estado

La situación de los trabajadores en 2014 peor que 1886

Día del Niño: entre la pobreza, la marginación y la violencia

Por siempre Gabriel García Márquez

La catástrofe capitalista michoacana

La crisis capitalista: sin salida

Golpes exportados

Venezuela está pariendo revolución

La acción tutorial en educación a través de la historia

Inventario de JEP

2014, otro año que estaremos en peligro

La tragedia de México

¡Malditos!

Desmitifiquemos los dichos sobre la evaluación

Los descuentos que no fueron

La certificación de las escuelas

Morena, la esperanza de México