Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Sí, el PRD y Morena…
Jueves 13 de Julio de 2017
A- A A+

Si hay todavía una voz poderosa, confiable e incuestionable para una convocatoria de unidad de las izquierdas es la de ella, la de Ifigenia Martínez. Y se requerirían varios espacios como este para un recuento apenas justo sobre sus méritos académicos, políticos y de luchadora social:

La primera mujer mexicana doctorada en Harvard, maestra y directora en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el turbulento año de 1968.

Con Porfirio Muñoz Ledo y Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano fue fundadora de la Corriente Democrática desprendida del PRI, del Frente Democrático Nacional (FDN) y de los pasos necesarios hasta arribar en la construcción del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Ifigenia Martinez
Ifigenia Martinez
(Foto: Cuartoscuro)

Primera senadora de la República en representación de lo que fue el Distrito Federal, hoy la Ciudad de México, y después corredactora de la primera Constitución de la propia capital del país. Es ella que apenas esta semana dio a conocer un documento titulado “Llamamiento a la unidad de las izquierdas”. Vale la pena reproducir su párrafo sustantivo.

“El estancamiento económico y el contraste entre las clases sociales cada vez más polarizadas, entre un pequeño grupo concentrador del ingreso y la riqueza y los enormes grupos populares depauperados y marginados, los abusos de poder y la corrupción galopante, la violencia y la inseguridad, la reducción de las libertades públicas y las violaciones sistemáticas a los derechos humanos, la privatización del petróleo y el abandono de su industrialización, el descarado saqueo de nuestros recursos, la crisis educativa y de oportunidades, el encumbramiento del gran capital nacional y extranjero y las amenazas contra nuestro país desde el exterior para hacerlo aún más pobre y dependiente, son sólo expresiones de las políticas que desde hace 30 años prevalecen y que hoy condena y rechaza un 80 por ciento de mexicanos que demandamos otra forma de conducir al país”.

Ya sintetizando, Ifigenia Martínez establece que toca a la izquierda dar el primer paso para las transformaciones que requiere el país, por lo que México demanda ahora más que nunca de una izquierda unida, más comprometida con la democracia y con la lucha por la justicia y la equidad.

Y aterrizando, invita concretamente “a todos los actores de las distintas fuerzas de izquierda para reconciliarnos y crear las condiciones para ir unidos en las elecciones de 2018”. Algo que debiera ser muy sencillo atendiendo a una lógica elemental que ni siquiera requeriría de las matemáticas, si acaso de sumas y restas de la aritmética de la escuela primaria.

Si extrapolamos la elección del Estado de México a la presidencial de 2018, la suma de votos sólo de PRD y Morena garantizaría un triunfo de la izquierda con casi 50 por ciento de la votación.

En cambio, si el PRD lleva de aliado al PAN nadie puede asegurar el sentido del voto de sus bases por un candidato al que sientan ajeno. Si Morena va solo, aun con la popularidad de López Obrador, tampoco tendría el triunfo asegurado, porque el PRI hará hasta lo imposible por imponerse tal cual hizo en el Estado de México.

Nada es lo que parece



1- “Mireles está procesado por un delito de orden federal. ¿Qué tiene que estar declarando el señor (Juan Bernardo) Corona sobre violación de medidas cautelares si él no es agente del Ministerio Público ni juez de Distrito Penal? Ah, se me olvidaba que no tiene nada que hacer porque no cuida la seguridad pública en Michoacán”: Eduardo Nava, analista político.
2- Es muy importante, para el propio instituto político, que el PRI tome la decisión de dar un ejemplo de democracia interna, que abra la elección para que la militancia y la sociedad designen al próximo candidato a la Presidencia de la República. Eso ayudaría, cuando menos a los priistas, a recuperar parte de la confianza perdida.
3- “En el marco del Centenario de la Constitución, no puedo omitir la importancia de su origen que destaca las motivaciones sociales que decantaron en un documento que recogía las demandas de libertades y derechos de principios del siglo XX, y que es deber de todos velar por que sus preceptos sean ya no reconocidos, sino también garantizados”: Adrián López Solís, secretario de Gobierno, en la celebración del Día del Abogado.
4- Y bueno, no se puede dejar a un lado que el ingeniero en triangulación financiera y arquitecto del grupo Amigos de Fox, Lino Korrodi, quien ha expresado “yo soy empresario, no político”, fue prácticamente convertido en santo por Andrés Manuel López Obrador, aspirante presidencial de Morena, y es que “todos cometemos errores en la vida y se vale rectificar…”.

CONJURO



Del caso de Tepalcatepec sólo se sabe que los militares eran los presuntos buenos…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo

Frente Ciudadano

PGR en el banquillo

La PGR echó a perder la investigación sobre el 15-S

Sin voto no hay dinero

Aborto, a debate

¡Arranca!

Los dreamers

Los acuerdos del IEM

Los cuatro informes

El regreso de Mireles

Hacia el 8 de septiembre

Las 5 sinrazones del SUEUM

SEE, el audio “filtrado”