José Padilla Alegre
EL DERECHO Y SUS GLOSAS
El fraude procesal
Sábado 15 de Julio de 2017
A- A A+

En el ejercicio profesional del litigio existe una práctica que utilizan licenciados en Derecho sin escrúpulos, que se hace consistir en que aprovechándose del Estado de Derecho, algunos abogados ejercitan procedimientos en los que hacen aparecer situaciones dentro de la ley cuando están alterando hechos, documentos y conducen el actuar de los juzgados a partir de esa falsedad judicial a resultados en favor de los intereses que representan, aunque ello sea de manera fraudulenta. Para la Suprema Corte de Justicia de la Nación el fraude procesal se da cuando el sujeto activo altera o simula cualquier elemento de prueba con la finalidad de provocar una resolución judicial de la que derive un beneficio o perjuicio indebido. Eduardo Pallares (2008) sostiene que el fraude procesal consiste en obtener dolosamente una sentencia a fin de sustraer determinados bienes a los procedimientos de ejecución, con perjuicio de los acreedores del dueño de esos bienes.

Para la Suprema Corte de Justicia de la Nación el fraude procesal se da cuando el sujeto activo altera o simula cualquier elemento de prueba con la finalidad de provocar una resolución judicial de la que derive un beneficio o perjuicio indebido.
Para la Suprema Corte de Justicia de la Nación el fraude procesal se da cuando el sujeto activo altera o simula cualquier elemento de prueba con la finalidad de provocar una resolución judicial de la que derive un beneficio o perjuicio indebido.
(Foto: Ángel Ramírez Ortuño)



Ahora veamos cuando menos tres ejemplos en tres diferentes materias. En materia civil, en 2016, en un Juzgado de Primera Instancia del interior del estado, se encuentra ventilando un conflicto entre dos hermanos por una porción de la herencia. Resulta que cuatro hermanos, dos hombres y dos mujeres, heredaron una fracción de un predio mayor que le hubiera correspondido a su mamá –herencia por estirpe–, uno de ellos trabajaba en los Estados Unidos de Norteamérica, desde donde pudo con esfuerzos comprar el 25 por ciento a una de las hermanas y posteriormente también le compró su porcentaje a la otra hermana, pero cuando salió la escritura en el año 2015 derivada del juicio sucesorio apareció a nombre de tres personas, siendo el 50 por ciento para el emigrado y 25 por ciento para el otro hombre, y misma porción para la segunda mujer, ya que esta última no quiso ceder los derechos que ya había vendido en el año de 1998 y recibido el pago por la parte que le correspondía bajo el argumento de que no existe un contrato –formalmente– ya que todo fue vía telefónica, lo cual es cierto; por lo que fue necesario demandarle la prescripción adquisitiva [1. Que el inmueble esté inscrito en el Registro Público de la Propiedad Raíz en el Estado. 2. Que el demandado aparezca como propietario del inmueble ante la institución antes mencionada. 3. Que se haya poseído el bien inmueble por diez años de buena fe o 20 años de mala fe, en forma continua, pacífica y públicamente. Y 4. Que exista identidad entre el bien solicitado en prescripción y el inscrito ante el registro] la acción judicial intentada se hizo consistir en que la causa generadora de la posesión fue el contrato verbal el que se acreditaba con una serie de money orders que le envió su consanguíneo y un pago en especie de una vivienda, resolviendo el juzgado de primera instancia que no se acredita el segundo de los elementos -la posesión por diez años- toda vez que la escritura de división de cosa común que precisamente tramito la demandada en el año 2015 posterior a la escritura de la sucesión para afianzar su propiedad, por lo que al resolver en el presente año de dos mil diecisiete, apenas han transcurrido dos años; note usted, amable lector, que cuando resuelven los juzgadores sobre la letra de la ley resulta casi imposible como en este caso hacer valer los derechos del comprador con evidente fraude procesal el que permite convalidar un juzgador ya que pese a tener 18 años de posesión desde que le compró a su hermana, por haber tardado en tramitar la sucesión testamentaria del abuelo diez años, comenzada en 2004 concluida en 2014, por lo que el juzgador no le reconoce la posesión de casi 20 años, sino sólo la que se puede demostrar con la escritura por tanto para el juzgador sólo tiene dos años en dicha posición, lo que no corresponde a la realidad y se presta para el fraude procesal negando la existencia de la compra-venta, la que se realizó un año después de la muerte de su abuelo el que falleció en 1997 dejando testamento de tal suerte que desde entonces vendedora y comprador ya sabían lo que heredaban mismo que podían disponer y lo hicieron por lo que no resulta lógico que el juez para resolver por la fácil se ciña a la letra de la ley la que en efecto tiene como requisito como ya se anotó que sólo ante quien está inscrito se le puede demandar y repito se fue por lo más fácil diciendo que sólo han transcurrido dos años cuando pudo haber hecho una interpretación en el sentido de que pese al registro reciente aplicando la herramienta de la retroactividad el posesionario ya tenía 18 años aptos y suficientes para colmar ese requisito, se inconformo el promovente apelando y la Sala con el mismo criterio confirmó la sentencia absolutoria; veamos que sucede en los Juzgados federales ya que se interpuso amparo directo contra la resolución de segundo grado haciendo valer la violación procesal de la indebida interpretación de la posesión por no ajustarse a la realidad –una interpretación ius naturalista–, ya le daré cuenta amable lector del resultado en su momento.

Quizás en los procedimientos laborales es donde se cometen más fraudes procesales, dado que los derechos que protege son preferentes a los fiscales, hipotecarios, así como a los cobros del Seguro Social, ahora recuerdo un problema fiscal de un centro espectáculos ubicado hace años al oriente de la ciudad donde en una auditoría “pillaron” a los propietarios con irregularidades en su contabilidad, razón por la que contrataron a un despacho para que llevara un asunto laboral consistente en un supuesto despido de todo el personal con el propósito de por ese conducto rescatar algunos bienes del negocio lo que a la postre así sucedió.

Finalmente el derecho penal es otro campo de acción para muchos profesionistas, que tiene como característica de su ejercicio profesional a la simulación, el Código Penal del estado contempla dos tipos penales en concreto y se trata de las imputaciones falsas (artículo 194 del Código Penal) y el otro es la falsedad en declaración y en informes dados a la autoridad (artículo 195 del mismo ordenamiento).

Expediente de varios. Sistema Nacional Anticorrupción. En una declaración de hace ocho días del senador Pablo Escudero Morales, que más parece que la hizo para llamar la atención de la opinión pública, señaló que a partir de irregularidades expuestas por interesados en formar parte del Comité de Participación Ciudadana, los que señalaban que en la misma no habían quedado los mejores perfiles ya que el Comité de Evaluación no había sido transparente en la forma de evaluar, por lo que consideró pertinente invitar a una reunión de trabajo a los integrantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción ante la comisión ad hoc del Senado a efecto de analizar el proceso que desarrollará para implementar el funcionamiento del sistema; ya que además existían quejas sobre la designación del Secretario Ejecutivo del SNA. Sin embargo, cuatro días después (05/07/17) se contradice el responsable del sistema anticorrupción en el Senado una vez que fue presentado “el libro blanco” que documenta el proceso de conformación de la Comisión de Selección, así como de los integrantes del Comité de Participación Ciudadana congratulándose por la presentación del informe a manera de libro, pues según él constituye un ejercicio que abona a la rendición de cuentas y a la fortaleza democrática de las instituciones; el cambio tan repentino del senador no le hace bien al Sistema Anticorrupción, ya que a diez días de su implementación, fustigar diciendo que están bajo sospecha las dos acciones iniciales y que se les debe rendir cuenta a los senadores antes de arrancar propiamente dicho para posteriormente rectificar sólo por la presentación de un libro, habla de la ligereza en su comentario inicial, esto nada tendría de malo sino le perjudicara al sistema anticorrupción.

Sistema Estatal Anticorrupción. El día jueves de esta semana, con motivo del aniversario número 25 de Cambio de Michoacán, en donde la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo recibió el Reconocimiento al Mérito Ciudadano, el rector Medardo Serna González, al intervenir para agradecer el reconocimiento, señaló, a propósito de la corrupción, que más lacerante que la corrupción misma esta la impunidad; en una pieza de oratoria muy bien lograda por cierto.

Una felicitación muy especial a todos los que hacen posible el periódico Cambio de Michoacán por su XXV Aniversario; al Consejo de Administración de la Sociedad Editora de Michoacán SA de CV, al licenciado Vicente Godínez Zapién, así como al director editorial, Jaime Martínez Ochoa, y también a usted, amable lector; sin usted no sería posible este medio.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Candidaturas independientes contra partidistas

EL DERECHO Y SUS GLOSAS

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal Anticorrupción

Ley Estatal Anticorrupción

El ilegal paro de labores y toma en la UMSNH

La reglamentación constitucional

El juicio oral familiar, comentarios

Polémica judicial

El fraude procesal

La carpeta azul y la fuerza coercitiva del Estado

El derecho al honor, criterios de la Corte

El derecho económico, tres problemas

Reforma electoral

El caso Miranda y la ilegalidad de las detenciones

Derecho de réplica

Derechos humanos, su origen

El Tribunal “burocrático”, su presidente

Seguro contra la responsabilidad

Seguro la ley agraria y el derecho privado

La codificacion laboral

El debido proceso, dos criterios

La suspensión en el amparo y en otros procedimientos

La orfandad laboral burocrática

La nueva justicia laboral

Ley de Fiscalización y Ley Orgánica de la Administración Pública

Ley de la fiscalía general de la República

El Código Penal y la corrupción

Ley del Tribunal Federal de Justicia Administrativa

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La ley anticorrupción

El sistema anticorrupción en el estado

La oralidad en 2017

A propósito de los relevos sindicales en la Universidad

Las medidas cautelares en la Ley Federal del Trabajo, una vista retrospectiva

Delitos electorales

Elección sin candidatos independientes o candidatos sin partido

La huelga de puertas abiertas

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El juicio arbitral o la justicia privada

La vigencia del nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro estado

La ineptitud, el Estado de Derecho y su costo social

La Comisión Estatal de Derechos Humanos y su falta de coercitividad

Los conflictos sobre seguridad social

A 98 años de la Constitución de 1917

Los litigantes

La jurisdicción

El seguro de riesgos de trabajo

El proyecto, en la investigación jurídica

La metodología en los estudios de Derecho

Los estudios de derecho y su práctica

Los derechos notarial y registral, y la escritura pública

El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán de Ocampo

El derecho a la democracia y las candidaturas independientes

El derecho al olvido, el Internet y las redes sociales

La vivienda, la seguridad social y el Infonavit

La Ley Federal de Consulta Popular

En los albores de la reforma penal

Los derechos humanos y los grupos vulnerables

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Tercera parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Segunda parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público

El contrato de mutuo con interés, el pagaré, la usura y la Corte

El amparo y su falta de regulación en materia agraria

El derecho deportivo y el futbol profesional en México

El comisionado Castillo, las leyes y las reglas de etiqueta

El nuevo juicio de amparo y la huelga del STASPE

Los derechos humanos a tres años de su implementación

Los derechos de los niños y el bullying

Las razones diversas, en las sentencias penales

Daños colaterales de la delincuencia organizada en el derecho

La huelga del STASPE, el oportuno derecho a la defensa y el control de convencionalidad