Salvador Molina Navarro
Derecho a qué…
Un avance ciudadano sin tintes políticos
Martes 15 de Agosto de 2017

Un principio básico de una democracia sana es el diálogo abierto y la transparencia.

Peter Fenn.

A- A A+

En recientes fechas, el Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IMAIP) hizo públicos los resultados de la primera etapa de verificación diagnóstica en los ayuntamientos en cuanto a cumplimiento de publicación de información en sus portales locales web, publicando la lista de resultados en su portal electrónico http://portal.itaimich.org.mx/ayuntamientos-con-areas-de-oportunidad-en-transparencia-ulises-merino/), obteniendo aproximadamente 103 municipios un porcentaje menor al 80 por ciento, incluso aproximadamente 22 municipios obtuvieron un 0.0 por ciento, sin duda el que los municipios, partidos políticos, poderes del Estado, en fin, toda autoridad o quienes utilicen dinero público sean sujetos obligados para publicar sus datos conforme a la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales es una cuestión de avance en el campo ciudadano, pues de esta forma toda persona podrá tener conocimiento de qué ley regula el funcionamiento de la autoridad o sujeto obligado de que se trate, cuánto perciben los funcionarios o titulares, hasta dónde tienen legalidad sus actos, podemos exigir que nos den la información solicitada conforme a la ley. En fin, podemos regular el actuar de las autoridades y, sobre todo, podemos hacer uso de nuestros derechos como ciudadanos y obligar a que se respeten y se cumplan. De ahí que el hecho de que el IMAIP haga su trabajo es un importante apoyo a los ciudadanos para permitir un avance social importante en el campo político, es una de las armas que nos han dotado en últimas fechas para poder hacer lo que a nuestra parte corresponde para provocar el cambio tan anhelado y exigido.

Javier Paredes, dirigente estatal de Movimiento Ciudadano
Javier Paredes, dirigente estatal de Movimiento Ciudadano
(Foto: Especial)

De ahí que este esfuerzo debe ser acompañado por toda la ciudadanía, todos debemos estar pendientes de la información que el IMAIP esté publicando por medio de su consejero presidente, de esta manera obligaremos a nuestros representantes a cumplir lo que la ley les exige, a entregar y publicar la información que resulte de interés para nosotros como ciudadanos. Pero, ¿qué tanto interesa el que los ciudadanos podamos acceder a cierto tipo de información?, ¿para qué nos sirve a los ciudadanos que las autoridades y sujetos obligados hagan públicos sus datos?, ¿qué relevancia tiene la creación de un IMAIP? Es bien sabido que la información es poder, y en este sentido, si los ciudadanos tenemos el derecho de exigir cierta información, estaremos accediendo a una cuota de poder para combatir la corrupción, los malos manejos, la arbitrariedad, el abuso del poder, en fin, para combatir los vicios que tanto señalamos en las redes sociales, ahí está lo relevante de la existencia del IMAIP y de que este instituto haga bien su trabajo, lo que siempre debemos reconocer y aplaudir los ciudadanos, por eso se sostiene que el hacer pública la información que arroja el trabajo que el IMAIP hace, el publicar sus resultados y señalar que autoridad o sujeto obligado observa la ley y en qué porcentaje cumple genera un beneficio importante a los intereses ciudadanos, que la mayoría de las veces no es compatible con el interés de los políticos, que al verse señalados y exhibidos inmediatamente generan discursos políticos que les pegan a quienes hacen una labor en beneficio de la ciudadanía, el hecho de que el consejero presidente del IMAIP hiciera públicos los porcentajes en que los ayuntamientos cumplen con la ley en la materia no fue la excepción y les pegó a los intereses de los políticos, quienes trataron de restarle importancia a estos datos señalando al IMAIP. Tal es el caso de Javier Paredes, dirigente estatal de Movimiento Ciudadano, quien defendiendo sus interés partidistas y políticos criticó al IMAIP por publicar sus resultados, quien señaló que era incorrecto que el IMPAIP publicara estos resultados pasando por alto el beneficio que a los ciudadanos no da el tener información, que además son datos que se obtienen mediante institutos ciudadanos, lo que los políticos no comparten, pero además les hace ruido pues ahora somos los ciudadanos quienes privilegiaremos las transparencia a fin de alcanzar una democracia sana y en beneficio y progreso social, sin importar que los políticos lo consideren incorrecto.

Por Salvador Molina Navarro.
FB. Salvador Molina
TW. @SalvadorMolina_

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Candidatos independientes o una nueva clase política?

La colegiación de la justicia

Competencia contra monopolio

La Benemérita y Centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

La política es un interés de todos

Qué nombre le vamos a poner

Nuevo ciclo escolar y nuevo reto educativo

Un avance ciudadano sin tintes políticos

El derecho de las víctimas y la obligación del Estado

Gracias, pero no es una concesión, ¡es un derecho!

Prisión preventiva oficiosa, ampliarse o desaparecer

Justicia en obra negra

La moneda está en el aire

Todos contentos, tenemos reelección

Un andador con sabor a parque lineal

“En espera de una reacción”

El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano

La percepción, un tema añejo en Michoacán

¿Procuración de Justicia?

Una evaluación sin convocatoria

En espera de un acto de congruencia política

Hay de prioridades a prioridades

Entre mensajes y la realidad

Una nueva oportunidad

Está Navidad me servirá para…

Lo siento, no hay dinero en las arcas

El feminicidio, entre la espada y el espíritu

El salario mínimo y el mínimo vital

Una ley necesaria

La razón y la política en la Ley Antimarchas

Maestro Cárdenas, un inmortal autor de recuerdos

Derecho a un medio ambiente sano

Las escuelas Normales y el derecho a la educación

El derecho de los reos

A dos años de aquella noche

Sociedad dividida

Un informe con esquema diferente

El verdadero reto de la justicia penal en la actualidad

¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?, una decisión ciudadana

Un caso más de un todólogo mexicano

El caótico caso de la educación

Supe de un país lleno de promesas y demagogia

Un perdón con sabor a mentira

Un futuro inmediato

Michoacán ante un nuevo reto

La Alerta de Violencia de Género, ¿necesidad o pretexto?

Independientes ante el desgaste y la pérdida de credibilidad

Foto infracciones, entre argumentos y falacias

El derecho a la vida y la ignorancia legislativa

Una evaluación docente… ¿confiable?

Las decisiones de una madre

¿Qué protege el derecho humano al trabajo?

Los políticos y sus iusmonólogos

Un pueblo sin tribuna

El Estado, la violencia y las políticas públicas

“Justicia o política… una decisión pendiente”

“Entre la cobardía y el deshonor”

“Día Internacional de la Mujer, festejar sin compromiso o comprometerse sin festejar”

Michoacán y su identidad

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? (Segunda parte)

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte

Derecho a conocer nuestro sistema de justicia penal

El derecho a estar informado, de la letra a su realidad

Una recaptura de Estado

Caminos, acciones y otros vericuetos de un buen ciudadano

Compartiendo mi realidad

Nuestro salario, aguinaldo y otras prestaciones laborales son derechos humanos

Declaración Universal de los Derechos Humanos, concientizando a los ciudadanos

Ser mujer también es nuestra lucha

Una parte de nuestro México, historia vigente que se niega y se esconde

Terrorismo, una crítica distante y una indolencia cercana

Los derechos humanos, de un discurso glorioso a una realidad dolorosa