Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Espectáculos, negocios y narco
Miércoles 16 de Agosto de 2017
A- A A+

Las imputaciones a conocido futbolista michoacano y un cantante grupero chiapaneco, antes “ejemplo” para Enrique Peña Nieto, deberán ser aclaradas en las cortes estadounidenses; en México nos toca asumir la presunción de inocencia, aunque el gobierno de EPN la viole al incluirlos en la lista de la Secretaría de Hacienda.

No es nuevo que espectáculos y negocios, regularmente, en este país , sean ligados al narco, mafias y de más delincuencias
No es nuevo que espectáculos y negocios, regularmente, en este país , sean ligados al narco, mafias y de más delincuencias
(Foto: Cuartoscuro)

El impacto es impresionante. En el caso de Rafael Márquez, los comentaristas futboleros se atreven a afirmar que su carrera en el espectáculo del futbol se acabó. Por lo pronto su equipo actual, Atlas, le extendió un “permiso” por el tiempo que necesite para aclarar su situación. La Femexfut deberá hacerlo propio, “desafiliándolo” por reglamento.

A diferencia del futbolista, nervioso en una conferencia de prensa que ofreció poco después del anuncio del Tesoro de Estados Unidos, el cantante Julión Álvarez, cuya música está muy lejos de los “gustos” de este escribano por su mediocridad y apología del delito, podría resurgir de sus cenizas, acorde con algunos periodistas de frivolidades.

El hecho es que no es nuevo que espectáculos y negocios, regularmente, en este país y en otros de similar o mayor desarrollo, sean ligados al narco, mafias y demás delincuencia. La omnipresencia de la delincuencia organizada en esos ámbitos ha cobrado vidas y sigue socavando la sociedad en distintos niveles: privados y públicos, sin excepción.

Sin duda, el lavado de dinero, señalamiento que se les hace a ambos personajes, pues se argumenta que sus empresas, negocios y fundaciones fueron usados para lavar dineros provenientes del narcotráfico, es un asunto difícil de rastrear y demostrar, de su éxito podría depender un golpe certero a muchas de las actividades de los cárteles de la droga.

Ambos personajes niegan responsabilidad al respecto, pero que no se descarte que allegados, socios e incluso familiares, cedieran a tales ilícitos, lo que no los exime de estar involucrados en lo que repelen. El discreto encanto de la corrupción entre espectáculos, negocios y narco corroe, complicidades e impunidades certeras, todo lo que toca.

Igualmente, dándole contexto a estas acusaciones, administrativas, no penales, pero con consecuencias, es importante observar que México está en el remolino de la renegociación del TLCAN, lo que podría ser una presión estadounidense adicional a un gobierno cuyas entrañas están podridas por la corrupción y sospechas de vínculos con la delincuencia.

Los señalamientos estadounidenses tienen un impacto político no sólo porque en la lista están incluidos ambos personajes, sino porque la relación México-Estados Unidos no está en su mejor momento, a pesar de la “amistad” Videgaray-Kushner, yerno de Donald Trump, con la que se pretende mediatizar las pretensiones del presidente estadounidense.

Según los “teóricos” del sospechosismo, el escandalo es una treta del gobierno mexicano para desviar las acusaciones del fraude electoral en el Estado de México y la corrupción gubernamental. Sin duda los hechos son usados políticamente, pero la lista de Estados Unidos, a pesar de las pifias cometidas, es real y debe ser aclarada por los involucrados.

Obviedades. 1. En los próximos meses se definirá el destino electoral de México. La tormenta corrupta cocinada por PRI-PAN-PRD está en marcha. Hasta los supuestos aviesos analistas se creen lo de la normalidad “democrática”. 2. La supuesta transición y alternancia fue corrompida por el PAN con Vicente Fox y Felipe Calderón; se estancó en doce años de corrupción, simulación, fraude electoral y guerra antinarco con miles de ejecutados, desaparecidos, desplazados. 3. Fotomultas, alumbrado público, obras mal hechas, sin acabar, baches, Centro Histórico cerrado a mansalva. La euforia de un informe no acalla cuestionamientos, pues sus grandilocuentes “ideas” de negocios privados caen por falta de transparencia, rendición de cuentas, autoritarismo, sustitución de políticas públicas por negocios privados, ignorancia y mediocridad, instancias con nombres rimbombantes. 4. La Secretaría de Cultura Municipal, nueva oficina de negocios privados. Para sus integrantes, la “cultura” es recaudar dineros y hacer negocios privados. 5. La contrarreforma del Nuevo Sistema Penal Acusatorio promovida por la Conago, entelequia de reuniones frívolas, no es para proteger a las víctimas, sino a sus vetustas instancias ministeriales, policiacas y burocráticas que les urge retornar a las arbitrariedades y violaciones al debido proceso y los derechos humanos y burlarse de la presunción de inocencia. 6. ¿De cuál populismo autoritario habla el lidercillo del PRI? Su partido gobernante es digno representante del populismo autoritario de derecha, dador de privilegios a las elites económicas y corrupción. 7. Bien el veto del gobernador de Veracruz a ley que pretendía legalizar maltrato y abuso a los animales (vaquillas y peleas de gallos), pero reprobable el Congreso del Estado de México que despenalizó el consumo de alcohol para adolescentes. ¿Mejor jóvenes alcohólicos que no vean su fraude electoral? 8. Mientras Enrique Peña Nieto celebraba a su partido y a sí mismo, la red de corrupción de Odebrecht daba su golpe contra conspicuo miembro del PRI, pero a diferencia de otros países donde ex presidentes y otros funcionarios públicos están en la cárcel, aquí el PRI-gobierno pretende prístina conducta. 9. El nuevo presidente del empleo nada dice sobre la precariedad de los más de dos millones de puestos de trabajo, menos que muchos de esos empleos ya existían en la economía informal y recién se formalizaron. 10. El Frente Amplio Democrático (PRD) o Frente Amplio Opositor (PAN) podría ser el golpe final contra el PRD por las rupturas que provoca, no así al PAN que lo reforzaría para aliarse informalmente al PRI contra Morena y AMLO. Última: En Charlottesville, Virginia, los blancos anglosajones protestantes, cobijados por el fanatismo y desvarío de su presidente Trump, dieron rienda suelta a su odio racial, neonazi y fascista en un acto terrorista.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”