Samuel Maldonado B.
Repercusiones
¡En jamelgos van, lanza en ristre!
Martes 29 de Agosto de 2017
A- A A+

El 1º de julio del año próximo, si antes no ocurre una guerra nuclear promovida por efecto de la locura o inestabilidad psicológica del vecino presidente norteño, se realizarán en México las elecciones para determinar al titular del Poder Ejecutivo federal. Para competir por esa posición dentro del Revolucionario Institucional, mismo que desde varios sexenios atrás nada tiene que ver con sus orígenes, pues actualmente esas dos palabras que inician con R y con I en tiempos pretéritos y en forma por demás práctica, las identificábamos como la dinámica del progreso y de la honradez institucional, como elementos fundamentales a efecto de impulsar el bienestar, el desarrollo y el progreso de los mexicanos.

El 1º de julio del año próximo, si antes no ocurre una guerra nuclear promovida por efecto de la locura o inestabilidad psicológica del vecino presidente norteño, se realizarán en México las elecciones para determinar al titular del Poder Ejecutivo
El 1º de julio del año próximo, si antes no ocurre una guerra nuclear promovida por efecto de la locura o inestabilidad psicológica del vecino presidente norteño, se realizarán en México las elecciones para determinar al titular del Poder Ejecutivo
(Foto: Archivo)

Ciertamente que en esa vieja etapa había, si no admiración, sí respeto hacia la figura presidencial, y aun cuando algunos sectores se burlaban del gobierno, la mayoría admiraba la imagen del presidente de la República. Durante muchos años y por no doblegarse, nuestras autoridades se hicieron respetar por el poderoso vecino. Esos presidentes nunca agacharon la cabeza ante el imperialismo y tampoco se escondían en los urinarios para ocultarse de los estudiantes. ¡Representaban dignamente a nuestro país!

Los aires cambiaron y comenzó a deteriorarse la imagen presidencial, pues llegaron a Los Pinos, no al Palacio Nacional, que ahora se usa para ver solamente los desfiles militares. Por el abandono de la imagen, pronto los ratones la habitaron, los vaqueros con sus espuelas mancillaron nuestros principios y los incultos con su verborrea, como pericos, trastocaron los principios… y ahora, esa política internacional que tanta fama le dio a nuestro país, sobre todo en la América Latina, la tiraron a la basura. Con su Plan Mérida agachadamente dejaron que la frontera de norte la trasladaron hasta la península yucateca, todo para complacer y atender los lineamientos del poderoso vecino.

Ahora, de la mano de la OEA, las autoridades nacionales caminan junto a las gachupinas, bajo el comando de los Espantados Unidos. Al lado de estos se ubican Colombia, desde luego Argentina y Brasil, entrometiéndose en asuntos que no corresponden a esos importantes principios diplomáticos de no intervención que tanta fama internacionalmente le bridaron a nuestro país.

Ya una vez el locuaz e inculto vaquero guanajuatense, el mismo actor principal de esa comedia denominada “comes y te vas”, llega a Venezuela y “ristre en mano” se entromete en asuntos que son exclusivamente de los venezolanos.

Desafortunadamente los costos de su ridículo viaje son sufragados por esa colosal suma que a los ex presidentes nacionales, hayan sido buenos o peores, gozan agracias a decretos expedidos por el Honorable Congreso de la Unión que ha cambiado también radicalmente.

En este ambiente “democrático” y de “tranquilidad social” que reina en el país, dentro del grupo que desgobierna actualmente, ya se suman varios los que quieren sacrificarse por México.

Están dispuestos a competir y cuando la prensa les pregunta de su inocultable interés de lanzarse, “con escudo morisco o adarga antigua, de cuero y con la lanza en ristre”, se hacen los disimulados o lo niegan, “porque todavía no son los tiempos”. Desde luego que son más los que se hacen disimulados esperando el dedazo en sus respectivos partidos para sacrificarse en tan duras tareas de gobernanza. ¡A río revuelto, ganancia de pescadores!, y piensan en ese coloquial dicho los que nadan de muertito, quieren pero no quieren y disimuladamente se irán separando de la vaca a la que han ordeñando durante cinco años para trasladarse a la granja del que saldrá el afortunado. Muchos de ellos, recalcitrantes priistas, panistas de corazón, perredistas que con su salida a otros partidos acaban con ese sol antes radiante que ahora es pura sombra.


¡En fin, así son las cosas en este México nuestro!

Sobre el autor
Samuel Maldonado Bautista Editorialista en La Voz de Michoacán, Buen Día y Cambio de Michoacán. Diputado Federal (1997-2000); Coordinador de Política Interior de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados; Vocal Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva para el Desarrollo de la Costa Michocana en el gobierno del Estado (2000); Director General del Conalep, Mich. Gob. de Lazaro Cárdenas Batel.
Comentarios
Columnas recientes

¡Más cara que las albóndigas!

El gato y el ratón

Torpeza política, ¿qué necesidad?

¡Aspiran, suspiran y tiemblan!

Desde Tirio hasta Chapingo

Elegía a la muerte

¡Duele México!

México y Corea del Norte

Ingresos e intervencionismo

¡En jamelgos van, lanza en ristre!

¿Quiénes son los asesinos?

¿De presidente a pirata?

¿Lo peor o lo menos malo?

Una peñita manejable

A propósito de puntos

¡Ni fu, ni fa!

¡Larga vida La Jornada!

Los jóvenes: esperanza de la humanidad

Uno grande y el otro enano (mosqueteros y jamelgos)

Los ladrones andan sueltos

La esencia del alacrán

De la OEA o de la DEA

¿Se hunde el PRD, se fortalece el PAN?

Escuchar el ruido del silencio

Fúnebre información

Desvergonzados y desnacionalizados

Dilma, de la cárcel a la Presidencia

¿Por qué y para qué?, sin respuestas

Las orejas muy, pero muy grandes. ¿Cuánto muertos más?

La OEA intervencionista

Solalinde y el padre Concha Malo

De luto nacional

¡Qué pobre tan pobre!

¿Juicio político al presidente?

Días infaustos

¡No nos confundamos!

¡El Hitler renacido!

De torpezas, de muros y de miedos

El corral de la patria

A propósito de huevos

Peñita y don José Narro

¡Feliz 2017, amor mío!

En el último tercio de la corrida

¡Aguas con los militares!

Sensatez que debe escucharse

¿Enemigo público número uno?

De un gigante y un enano

De quemadas e incinerados

De piratas y de cuentos

Ni bueno ni malo, sino todo lo contrario

Minas en Colombia

De diputados a diputaditos

Cambiar para no cambiar, ¿gatopardismo en Michoacán?

¡Y la muerte sigue viva!

¡De Colombia para México!

Gastan la pólvora en infiernitos

De residencias a residencias

¿Se marcha o se retrocede?

Míster Rico McPato o el tiro por la culata

¿Quién es el rey?

¡Los muertos no se olvidan!, 1968

¿Será por eso su rebeldía?

¡Mexicanos primero!

Otro peñasco acertado… en la economía de los mexicanos

Perogrullada

La culpa es de los poderosos

¡Con el mar de fondo, de fracaso en fracaso!

Sorpresa, el reconocimiento de Cambio: Cemeí

Por kilo y por montón, no por libras

Los poderosos y los miserables

¡Habrase visto tal desvergüenza!

¡Diálogo sin imposiciones!

En el infierno económico

¿Acabarán con el país?

Otro paso más y Pemex, al Infierno

¡Ah, miserables!

¿El quemadero lo calcinará?

¡Vergüenza es no denunciarlo!

La desviación conduce al error, ¡hay que escuchar!

Los miserables… de ayer y hoy

O se corrige o al precipicio

¡A media asta la Bandera Nacional!

El renacido Hitler

¿Del dreamliner al militarismo?

La gran manzana podrida

Vino, vio y ¿convenció?

Centenario de la Constitución, ¡nada qué celebrar!

De la dictablanda a la dictadura

Con la esperanza perdida

¿A qué irá tan lejos?

El capo de capos y la economía nacional

Los ensueños de los pobres

¡Feliz año, amor mío!

¡La Policía siempre vigila!

Por favor, no mezclen a El Chapo. De corruptos a corruptos

¡Viva Venezuela!

El apagón económico nacional

Así era el Estado mexicano (¡Huy qué miedo!)

El imperialismo causó la tragedia en París

Poderoso señor don Dinero

Admirados y aborrecidos

El oro y moro

Encerrados en su propio círculo

¡El rey ha muerto!

Castillo de naipes

Colaboracionismo oficial, mata partido

Cambio de estrategia de normalistas y maestros

La expoliación (Minería y petróleo)

Las tribus sin puntería

La Rosa Blanca y Pemex, historia repetida

Mentiras y más engaños

Irreversible lenta extinción

¡Mal para el que se va…!

¡Apreciación no es devaluación!

De piratas o bucaneros

Don dinero rompe cadenas

Sin obstáculo alguno; en caída libre

Y en México, ¿cuándo?

La guerra de papel termina

¡Más dispendio mayor pobreza!

¡Más dispendio mayor pobreza!

¿Por quién no votar?

Réquiem por un partido

En Morelia, una victoria pírrica

Del patrón oro, a la miseria nacional

¡Hasta el color ha perdido!

Nada para nadie

Más panistas que el PAN

¡La tragedia que nos causa risa!

Pepe

Sin las cosas y con las cuentas

Morelia, ciudad ruidosa

Saltimbanquis

De chapulines y vientos huracanados

De dietas, remuneraciones y depredaciones

Tres candidatos. “Sufragio Efectivo, No Reelección”

Fanatismo o imperialismo ¡Ni lo uno ni lo otro!

In God we trust...

Cuando el engrudo se hace bolas

Cosas veredes Sancho

De Ayotzinapa, al Politécnico Nacional

Llegamos con él

Los machetes de Atenco

Epistolares que dan pena

Repercusiones

La bula papal

Como relator… ¡Muy bueno!

¡Por eso estamos como estamos!

¡La muerte se enseñorea en México!

¿Al borde del despeñadero?