Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Por la izquierda o la derecha
Miércoles 30 de Agosto de 2017

En casa de mis papás la llave izquierda puede abrir el agua fría, como si fuera la derecha, y al revés. Fue nuestra sabia educación política. Juan Pablo Villalobos (@VillalobosJPe).

A- A A+

El pasado domingo, varios líderes y cuadros políticos importantes del PRD se decantaron públicamente por AMLO a pesar de las amenazas de expulsión y la cacería de brujas iniciada a nombre del grupo que domina actualmente el PRD michoacano, el que va por la imposición de una alianza con el PAN. Una reunión de derechistas en los hechos.

He insistido en otras entregas en que el PRD, en contra de sus documentos programáticos, se ha derechizado, dejando de representar, contra sus propias inclinaciones ideológico-políticas, militancia y simpatizantes, una opción de izquierda. El mote de “izquierda moderna” impuesto por la derecha mediática oculta la realidad de un partido derechista.

El proceder político de sus tribus y la conducta individual de algunos liderazgos y cuadros políticos que ejemplifican las delicias de la corrupción, complicidad e impunidad
El proceder político de sus tribus y la conducta individual de algunos liderazgos y cuadros políticos que ejemplifican las delicias de la corrupción, complicidad e impunidad
(Foto: TAVO)

Adicionalmente, la dirección nacional de ese partido ha perdido fuerza política y tiene ya nula autoridad moral, camino por el que el silvanismo está por transitar si continua insistiendo en la alianza anti AMLO. Pero no es solamente un asunto de fuerza política o autoridad moral, tiene que ver con cuestiones estructurales de ese partido político.

Sin duda la convergencia del PRD en el famoso Pacto por México fue el punto de inflexión de un partido político que se autonombra de izquierda pero que se inclina por políticas y medidas neoliberales que han reforzado y profundizado el capitalismo depredador y que en los hechos sigue empobreciendo a la mayoría de los mexicanos.

El proceder político de sus tribus y la conducta individual de algunos liderazgos y cuadros políticos que ejemplifican las delicias de la corrupción, complicidad e impunidad, ejercicios gubernamentales estatales y municipales fallidos y notorios privilegios otorgados a algunos sectores empresariales, hacen del PRD cualquier cosa menos un partido de izquierda.

Por ello es entendible la salida de líderes históricos, como Cuauhtémoc Cárdenas, e intelectuales de izquierda –la real, no las entelequias que algunos columnistas defienden. Ni AMLO ni esos liderazgos e intelectuales se acercan al izquierdismo de Hugo Chávez. La derecha intelectual y partidista miente, como es su costumbre.

En la prensa local, incluso en periódicos liberales como el nuestro, algunos columnistas defienden al actual gobierno, principalmente a su cabeza, como gente de izquierda, pero salvo la costosa propaganda electorera (“voltea a ver a…”), no hay ninguna política o acción gubernamental que pueda ser catalogada de izquierda. Es simple mercadotecnia.

Los tres gobiernos del PRD en Michoacán (Cárdenas Batel, Godoy y el actual) se han ceñido al credo neoliberal: migajas para los pobres de cualquier edad y privilegios para los ricos, quienes siguen exigiendo más prebendas. Todos los programas, los que no conforman una política pública, dependen de los dictados neoliberales del gobierno federal.

Sin duda programas como los dirigidos a los adultos mayores, jóvenes y mujeres, han hecho la diferencia, pero se trata de transferencias monetarias o en especie que momentáneamente resuelven algunas situaciones, pero que estructuralmente no solucionan problemas, sólo los palian. Y este es el gran problema de la izquierda, lo estructural.

En el PRD, como en la metáfora de la llave que uso de epígrafe, izquierda y derecha son ideologías políticas intercambiables, pero en el PAN la derecha sí tiene un significado real. Desde esa vertiente se ha luchado históricamente, mientras en el PRD es simple moneda de cambio. Sus cabezas no actúan por un bien común, sino por intereses individualistas.

Obviedades. San Fernando, a siete años de la masacre migrante; impunidad y horror siguen. 2. Ruiz Esparza en el Senado o el “mártir” del socavón del Paso Exprés. 3. La propaganda de Enrique Peña Nieto del supuesto “menor nivel” de carencias sociales es imposible de comentar racionalmente; es parte de una operación política mentirosa y perversa. Sobrevivimos a un gobierno corrupto, fraudulento, otorgador de privilegios a los ricos, “reformas” depredadoras y salvajes, y un grupúsculo de tecnócratas que fabrica estadísticas a su favor. 4. A quienes aplauden la alianza PRD-PAN: ¿a la supuesta izquierda le importa que el PAN con el sector empresarial busquen disminuir el Impuesto Sobre la Renta para enriquecer más a los ricos a costa de los trabajadores y favorecer la precariedad laboral? 5. La propaganda electorera del gobierno michoacano y el diputado del PAN, Marko Cortés, se tocan en eso de que aquí se hacen bien las cosas. 6. La filtración sobre la fortuna de Anaya, presidente del PAN, parte del juego de corruptelas, muestra de la vertiginosa fortuna de los políticos de hoy y negociación PAN-PRI para 2018. 7. La cacería de brujas contra perredistas michoacanos en favor de AMLO podría resultar en sonado bumerang por la imposición de una alianza en la que el PAN gana más mientras el PRD se desmorona. 8. Para CCEEM y gobierno del estado, la inseguridad en Michoacán es un “problema de percepción”, pero la ciudadanía sin guardaespaldas, cotos de altos ingresos protegidos por guardias y sistemas de seguridad, vive más allá de “impresiones”, significado correcto del término, según la Real Academia Española de la Lengua. 9. Maravatío y Turicato, mal gobernados por el PRD, fueron sentenciados por el TEEM, el primero con multa y actualización y el segundo con la reinstalación inmediata de una regidora y el pago de sus remuneraciones por haber sido destituida indebidamente. 10. ¿Cabalgata huachicol? Rafael Moreno Valle sonríe con El Cachetes, líder huachicolero de Puebla, recién capturado, pero que durante su gubernatura vivió cómodamente. 11. 2018, el botín del INE y la partidocracia corrupta: mil 428 millones de dólares –tipo de cambio al 24 de agosto de 2017– costarán a los mexicanos las elecciones de ese año. 12. En artículo propagandístico un escritor asienta en The Dallas Morning News (08/23/2017) que México vive un “milagro económico”. Con información oficial y oficiosa, espaldarazo al PRI-gobierno.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”

Ayotzinapa o los jóvenes bajo sospecha

La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?

¿La crisis perpetua?

Educación y suicidio

Una cultura de la violencia

¿Eso es todo?

Michoacán, entre el caos y la debacle financiera