Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Primero transparencia, luego reforma universitaria
Lunes 18 de Septiembre de 2017

Sin la información detallada del estado financiero que guarda la Universidad no podremos construir una propuesta para la reforma universitaria, además de que sin esa propuesta no será posible continuar con la gestión de recursos extraordinarios para paliar la crisis que este año enfrentará la casa de estudios y que en este momento sólo puede asegurar el salario de sus trabajadores y pensiones para jubilados hasta el mes de septiembre. Medardo Serna, rector de la UMSNH (http://www.prensa.umich.mx/?p=27987).

A- A A+


¿Hace falta una reforma?



Cuando las cosas no marchan como se soñaron es debido a un desajuste en lo que teníamos pensado y nos imaginamos, cometimos un error en nuestras apreciaciones, hicimos las cosas en base a la doxa, es decir a una creencia, de cómo funcionaría nuestro proyecto. Al emplear el método científico se utiliza la episteme, es decir, una opinión basada en múltiples experiencias y que ha sido validada. Aun así las cosas no siempre llegan a feliz término.

Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación, al timón de la reforma, navegó durante el sexenio sin rumbo, aplicó a la perfección sus creencias y ocurrencias, y ahora, su obra maestra, la Reforma Educativa, es un desastre.
Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación, al timón de la reforma, navegó durante el sexenio sin rumbo, aplicó a la perfección sus creencias y ocurrencias, y ahora, su obra maestra, la Reforma Educativa, es un desastre.
(Foto: Archivo)

¿Hace falta una reforma?



Cuando las cosas no marchan como se soñaron es debido a un desajuste en lo que teníamos pensado y nos imaginamos, cometimos un error en nuestras apreciaciones, hicimos las cosas en base a la doxa, es decir a una creencia, de cómo funcionaría nuestro proyecto. Al emplear el método científico se utiliza la episteme, es decir, una opinión basada en múltiples experiencias y que ha sido validada. Aun así las cosas no siempre llegan a feliz término.

Como experiencias de proyectos fallidos por haber empleado la doxa hay miles, nos referiremos a algunos que hoy tienen postrado a lo que queda de nuestro país.

La Reforma Energética



Presuponiendo que las intenciones de los que mal gobiernan el país buscaran mejorar el funcionamiento de Pemex y CFE (lo cual se duda) realizaron una serie de modificaciones a su funcionamiento, lo que trajo como consecuencia un total desbarajuste en tales empresas semiestatales siniestradas.

En Pemex los resultados son evidentes, finanzas en bancarrota, dependencia en gasolina, gas y otros derivados de la refinación.

Nunca revisaron el enriquecimiento ilícito de la camarilla sindical con el otro Carlitos, Carlos Romero Deschamps, ni de los directores y subdirecciones; no se construyeron las refinerías necesarias, se explotó irracionalmente el petróleo y hoy la producción del mismo está en caída libre, se liquidó al Instituto Mexicano del Petróleo y cosas más por el mismo estilo.

¿Recuerdan al presidente Jolopo (breviario para los chavos, José López Portillo, el mismo que llorando ante la devaluación dijo que defendería al peso como un perro) cuando decía que deberíamos prepararnos para ser ricos? Se partió de creencias, o quizá se fingieron los errores para entregar nuestros recursos a las multinacionales. ¿Hubo un diagnóstico adecuado con todos los elementos a la mano? No. La misma historia con la CFE.

La Reforma Educativa



El secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, al timón de la reforma, navegó durante el sexenio sin rumbo, aplicó a la perfección sus creencias y ocurrencias, y ahora, su obra maestra, la Reforma Educativa, es un desastre. ¿Antes conoció y revisó la información sobre el “piso (dis)parejo” de la que parten los niños y jóvenes del país, de las miles de escuelas de palitos sin agua, luz, baños; de la corrupción en las dirigencias del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación que desde Jongitud Barrios con quince años al frente del SNTE, Elba Esther Gordillo con 24 y Juan Díaz de la Torre con seis; salarios de profesores menores que los de la Policía y el Ejército, sueldos de funcionarios insultantes (Ñoño, de 150 mil mensuales, y profesor, ocho mil)?

¿Reforma universitaria sin transparencia?



Revisados sólo algunos de los desastres nacionales, bastarían de ejemplos para revisar las causas y ansias del Consejo Universitario con su presidente, de llevar a cabo una reforma sin episteme, que se presume utilizan cotidianamente para sus trabajos científicos. Resulta paradójico que en “una de las diez mejores universidades públicas estatales” se pretenda realizar una reforma sin que la comunidad toda conozca la información completa sobre múltiples temas: sobresueldos de funcionarios que van desde 50 mil a 75 mil pesos mensuales más viáticos, es decir más de 400 pesos por hora, contra la de un profesor de asignatura con menos de 100 pesos por hora y sin prestaciones, o un empleado universitario con 25 pesos por hora; del dinero que se emplea en obras sin que se transparente la licitación y la calidad de las mismas (estacionamientos, andadores, sistema de seguridad, y demás (en el edificio C de Ingeniería Civil también tenemos nuestro “socavón”, en todo el tercer piso existen múltiples fallas que lo mantienen clausurado, ya pasados algunos años, no tenemos a los irresponsables en el banquillo de los acusados)). Hay mucha más información oculta y sin trasparentar. ¿Corrupción?

No hay cifras de matrícula histórica por escuela, de las cargas académicas de sus profesores, donde se indique su categoría, horas frente grupo, estímulos de SNI/becas al desempeño docente, evaluación de su desempeño como profesor en el SIIA; de las casas para estudiante, el número de ellas, moradores por casa, en qué escuela estudian, cuánto reciben y cuesta cada uno de ellos; número de jubilados y pensionados, costo y monto de las pensiones; recursos que se entregan a cada facultad y la forma en que se ejercen, etcétera, etcétera.

Una aberración por parte del Consejo Universitario y su presidente, el de iniciar acciones que pretenden resolver los problemas de la UMSNH sin tener un diagnóstico sólido producto de información fidedigna, sin haber tenido un acercamiento con los estudiantes y los trabajadores administrativos y docentes, sin haber mostrado a la comunidad haber aplicado episteme.

Si las acciones emprendidas por la autoridad nacieron de la información que se presenta en el sitio de la UMSNH http://www.informacionpublica.umich.mx/ , pues a todas luces que resulta insuficiente. De aquí se desprende que con información incompleta, sin método científico y sin consenso con la comunidad, el resultado de las acciones será un fracaso. Amén de los riesgos de perturbaciones sociales.

¿Sin pagos para octubre?



Temeraria es la ¿amenaza? de la Rectoría para los estudiantes, profesores y trabajadores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. No habrá dinero para pagar los salarios. Veamos.

En diversos ámbitos, el discurso de la autoridad sobre los problemas económicos de la Universidad Michoacana se repite una y otra vez. Aduce que es debido a las pensiones y jubilaciones de los trabajadores administrativos y docentes, a las casas para estudiantes y demás.

La autoridad pretende resolver parte del déficit individualizando la responsabilidad de los trabajadores y los estudiantes, modificando el régimen de pensiones y jubilaciones y el reglamento de las casas para estudiantes. ¿Sin consenso con la comunidad? Ahi se los haiga.

La juma



El SPUM y su galimatías. El Comité Ejecutivo nada nos ha dicho a los profesores afiliados de dónde salió el pago de los conflictos en la guardería y la reinstalación de parientes de los secretarios y ex secretarios del sindicato. ¿De nuestro fondo para el retiro?, ¿metidos en un problema menor como el del Crunvaq, pretenden distraer la atención sobre el problema de la reforma universitaria?, ¿qué han dicho o propuesto el comité para resolver el pago a partir de octubre?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?

Otra travesura del EZLN

La Universidad Michoacana. ¿Laica o confesional?

Las jaurías tras los votos

¿También sin agua?

¿Qué fue de los que fueron de izquierda?

¿Estamos en el abismo?

¿Cómo hemos llegado hasta aquí sin darnos cuenta?

La transparencia y las jubilaciones en la Universidad Michoacana

¿Sólo elecciones? ¿Existen otros caminos?

¿La Universidad Michoacana encadenada?

Capitán que no escucha a su tripulación…

La palabra andante

¿No hay dinero?

A los Reyes Magos

¿Acorralados?

¿Que renuncie Peña? ¿Fuera Peña?

Darle vida a los ausentes y a los desaparecidos

Y después de Ayotzinapa ¿Qué?