Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Michoacán, sismo tras sismo
Miércoles 20 de Septiembre de 2017
A- A A+

Lamentables, dramáticas y funestas son las secuelas mayoritariamente en seis estados del país, suscitadas por un segundo sismo de gran magnitud en lo que va del año, y aún más las escenas en que aparecen víctimas irrecuperables.

Y como sea, Michoacán no sufrió los estragos de la magnitud de la Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Morelos, Oaxaca y Guerrero, entidades que ya suman alrededor de 150 muertos.

Jenero Villamil
Jenero Villamil
(Foto: Cuartoscuro)

Sin embargo, a diferencia del sismo del 85, en esta ocasión hay una respuesta más efectiva de las instancias de los tres niveles de gobierno, pero no exactamente rebasando la solidaridad civil.

En el estado, con todas las insuficiencias de equipo, los organismos de auxilio, como Protección Civil, han demostrado estar preparados para reaccionar ante ese tipo de fenómenos, al menos para aminorar sus efectos.

Caso Mara



Todo lo que está mal en este caso de Mara Castilla, en Puebla, pinta una sociedad profundamente contrariada, profundamente dolida, pero profundamente también fuera de muchos parámetros, digamos, de rigor y de inteligencia.

Por lo menos hay que abordar tres aspectos de este lamentable hecho: primero es el servicio de Cabify, un servicio que en teoría es seguro porque auscultan a los conductores, seguro porque sigues la ruta del taxi en la aplicación de Internet, particularmente es usado por jóvenes para moverse en la ciudad y evitar así los alcoholímetros o evitar cualquier riesgo al estar ellos manejando.

Pues resulta que todos los protocolos de seguridad ahí fallaron, resulta que el conductor habría sido detenido por llevar huachicol, resulta también que se comenta, según algunas publicaciones periodísticas locales, que había formado parte de la Mara Salvatrucha, resulta que había sido corrido de otra empresa que se llama Uber y resulta también que el conductor logró obtener un certificado de no antecedentes penales en Puebla.

Todo mal con la contratación de este personaje y todo mal esa respuesta tardía, lenta, de parte de Cabify, y sobre todo al día de hoy, sin siquiera poner en la mesa un tema de indemnización para la familia.

Muy mal el rector de la universidad donde esta niña Mara Castilla estudiaba; el señor sale a los tres días de la desaparición de la niña para culpar a la joven, diciendo que había “demasiadas libertades”, que prácticamente no eran horas de salir, no eran horas de beber, que casi, casi, lo estaba buscando. Una declaración patética del rector de esa universidad en lugar de apoyar a su joven población estudiantil.

Y después, también muy grave lo que pasó el fin de semana en la Ciudad de México, particularmente el domingo. Con toda razón, un colectivo de grupos de mujeres, de ONG, convocan a una marcha, pero en esa marcha suceden dos cosas: primero, a gente que estaba dispuesta a caminar en la marcha, y quiero señalar particularmente a Jenaro Villamil, quien escribe en Proceso, fue empujado, fue vejado en esa marcha, porque decían que era en vía pública, que era una marcha sólo de mujeres y que él no se puede ni acercar por ahí.

Pero después, otra parte de este colectivo inventa que un hombre era un violador, que estaba ahí, un vendedor, y prácticamente lo fueron a linchar a Reforma 222, el señor se tuvo que esconder dos horas hasta que llegó la Policía a rescatarlo, y después las que lo acusaban que era un presunto violador ni queja presentaron.

Lo que se pretende establecer es que hay mucha impunidad, mucha arbitrariedad, pero también esta impunidad está llevando a un sentimiento a la gente de hacerse justicia por su propia mano.

Nada es lo que parece



En los últimos tiempos han bajado la intensidad de las manifestaciones, sobre todo de los reporteros de a pie, para exigir el esclarecimiento el asesinato del periodista michoacano Salvador Adame, lo cual le permite un respiro para que el área de procuración de justicia siga con las indagaciones correspondientes, con cierto beneficio de las dudas.

Conjuro



Si realmente los michoacanos fueron solidarios no habría diversos, por no decir múltiples, centros de acopio para los damnificados de los sismos, habría uno solo donde sí se conjugaran instancias como DIF Estatal, UMSNH, Congreso del Estado, PRD…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente