Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
El retorno de la ciudadanía
Miércoles 27 de Septiembre de 2017

Ayotzinapa (26 de septiembre de 2014), tres años de infamia.

A- A A+

De nuevo, amable lector, interrumpo el tema de los dreamers, cuyas colaboraciones están escritas y listas para enviar, pero la emergencia, ya cotidiana en este país a raíz de los sismos del 7 y del 19 de septiembre, no permiten eludirla. Ambos han sido devastadores, pero el segundo llegó 32 años después de aquel de 1985.

La emergencia no es nueva. En cientos, miles de comunidades de Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Morelos, Puebla, Estado de México, los mexicanos tienen décadas, quizá siglos, sobreviviendo en aprietos. Precariedad, pobreza, marginación, fueron convulsionadas trágicamente otra vez. La Ciudad de México se cuece aparte.

El sismo no solo destruyo construcciones tradicionales, golpeó a pobres y abandonados.
El sismo no solo destruyo construcciones tradicionales, golpeó a pobres y abandonados.
(Foto: Cuartoscuro)

En todos los casos, incluyendo la Ciudad de México, destaca, por un lado, el abandono ancestral de gobiernos locales, estatales y el federal, y por otro, la sujeción de miles de habitantes a los designios del capitalismo salvaje (constructoras, inmobiliarias, etcétera). El sismo no sólo destruyó construcciones tradicionales, golpeó a pobres y abandonados.

La tragedia se ha desarrollado en tres escenarios con sus actores. Las imágenes que hemos visto muestran cómo la gente tomó el sismo en sus manos, quienes entre la precariedad, los golpes recibidos, la pérdida, se organizan. Escarban en los escombros, rescatan personas y cadáveres, fluyen toneladas de ayuda humana y humanitaria.

El caso de Morelos es ejemplar. Hombres, mujeres, choferes de tráiler que llevan ayuda, jóvenes que reclaman a un gobernador del PRD mediocre, ineficiente, ineficaz, que ha sido acusado de secuestrar los apoyos mientras en las comunidades devastadas la precariedad y la ausencia gubernamental empujan a la organización ciudadana.

Los jóvenes, los millennials mexicanos, criminalizados por Felipe Calderón, manipulados y despreciados por Enrique Peña Nieto, son protagonistas fundamentales en la tragedia. Ríos de jóvenes, hombres y mujeres cuyo rechazo a las oligarquías gubernamentales y partidistas es evidente, se organizan y ciudadanizan.

El retorno de la ciudadanía exhibe la desconfianza general en los gobiernos locales y federal. Se reclama el despilfarro, la respuesta lenta y propagandística del gobierno, el pretendido control gubernamental para mediatizar la organización ciudadana, además de mostrar el desprecio a las oligarquías políticas partidistas y gubernamentales.

A Enrique Peña Nieto y su séquito se les reclama por ir a tomarse la foto a las comunidades arrasadas. La evidente insensibilidad oficial. La demanda ciudadana que tomó forma en las redes sociales para que el despilfarro INE-gobierno sea donado a la tragedia logró en pocos días más de tres millones de firmas (Change.org).

En este contexto sobresale el rechazo a los partidos políticos y su intención de medrar con la tragedia. Al protagonismo de AMLO ha seguido el intento de partidos corruptos como PRI, PAN, PRD, MC, de apropiarse, electoral y propagandísticamente, del supuesto fin del financiamiento a los partidos, del protagonismo ciudadano.

Los medios oficialistas ponen el acento en la supuesta atención inmediata del gobierno; incluso Televisa, en contubernio con el gobierno, inventa a Frida, supuesta niña atrapada en los escombros de la escuela Rébsamen. Al menos es lo que surge del desatino: Televisa acusando al gobierno federal y éste haciendo como que se disculpa.

Este caso muestra la desinformación que buena parte de los medios y sus comentócratas han puesto en marcha. Intentan desacreditar a periodistas y medios independientes, minimizan la tragedia (Leo Zuckermann), se parapetan en historias inventadas para manipular a los protagonistas, celebran la demagogia gubernamental y partidista.

Las catástrofes de septiembre no son sólo “naturales”. Los sismos muestran la corrupción, el desorden inmobiliario y complicidad de autoridades locales y federales en el caso de la Ciudad de México, y el abandono gubernamental, marginación, pobreza y precariedad en cientos, quizá miles, de comunidades devastadas.

Obviedades. 1. Propaganda electorera de PRD-PAN-MC, “renunciar” al 100 por ciento del presupuesto electoral para 2018. Legalmente en el financiamiento a los partidos debe prevalecer el público. 2. El PRI, buen ejemplo de corrupción y oportunismo, intenta rebasar a AMLO y a PRD-PAN-MC, dizque declinando a sus prerrogativas en lo que resta de 2017, pero las de 2018 se las queda. 3. La supuesta renuncia al financiamiento público de los partidos lucra con el dolor de la gente; es propaganda de la corrupción. El PRI desvía recursos públicos cotidianamente, y PAN-PRD-MC, adalides de la falta de transparencia y rendición de cuentas. 4. Televisa y Marina Armada de México se culpan por inventar a Frida Sofía, pero quizá sea menor el desaguisado institucional. La televisora miente por rating o pedido gubernamental. 5. El gobierno mexicano fue rebasado por la solidaridad de los mexicanos. Las imágenes evidencian que discurso, foto y teleprompter, no son suficientes. 6. Lo destacable del Segundo Informe de Silvano Aureoles: las instituciones michoacanas funcionan a pesar de los vacíos, pero la costosa propaganda desdeña a una sociedad cansada de cifras grandilocuentes, demagogia, excesos publicitarios, mientras prevalecen inseguridad y corrupción. 7. Dice el lidercillo del PRD michoacano que el gobierno debe atender a los damnificados y apartar a los ciudadanos: no permitir que la ciudadanía protagonice la tragedia pues cuestiona al corrupto sistema político. 8. El recorte por 857 millones de pesos a la UMSNH, abuso de poder. Los grupos internos tendrán justificación para presionar a la autoridad universitaria, cuya transparencia y rendición de cuentas sigue en duda, a riesgo de irrupción autoritaria por imponer la reforma de las pensiones. 9. Frida, la más famosa, Manolo, Titán, Evil, Enzo, entre otros amigos caninos, son también nuestros héroes. Los perritos rescatistas que mueven corazones ojalá muevan a la gente ante los miles de callejeros y maltratados que buscan comida y un poco de amor. 10. Los multimillonarios mexicanos regatean y condicionan “su solidaridad” (por cada peso que pongas pongo otro), pero los extranjeros ricos, artistas y otros, abren sus chequeras sin pedir nada. Última: El Frente Ciudadano por Michoacán, sin ciudadanos, sólo oligarquías partidistas desacreditas, pifia oportunista.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos