Samuel Ponce Morales
La Conspiración
El ABC de las candidaturas independientes
Viernes 13 de Octubre de 2017
A- A A+

En la presente semana se cumplirá el periodo para presentar la solicitud para poder participar como aspirante a candidato independiente tanto para la Presidencia de la República, como para senadores y diputados federales.

El procedimiento que se sigue a partir de la solicitud para ser considerado como aspirante a candidato independiente se traduce en buscar el apoyo de los ciudadanos que estén inscritos en el registro federal de electores, con el uno por ciento de esos ciudadanos en todo el país para el caso del aspirante a candidato a presidente y el dos por ciento en cada estado o distrito federal, para el caso de senadores y diputados locales, respectivamente.

Sin duda la esperanza en las candidaturas independientes está creciendo, y algunos casos como Pedro Kumamoto podrán ser un referente.
Sin duda la esperanza en las candidaturas independientes está creciendo, y algunos casos como Pedro Kumamoto podrán ser un referente.
(Foto: Especial)


Ello significa que el aspirante deberá buscar el apoyo de la ciudadanía para que se pueda postular, conjuntamente con los candidatos de los partidos políticos, como otra opción frente a la ciudadanía. A esa etapa se le conoce como obtención del respaldo ciudadano.

Dicha etapa deberá realizarse de manera tal que se convoque a la ciudadanía que esté dada de alta en el registro federal de electores para que conozcan la propuesta del aspirante y le den su respaldo, para ello el aspirante a la candidatura podrá realizar actos similares a una precampaña, llamando a que lo apoyen mediante eventos de difusión y de reuniones con todos los sectores de la sociedad que los puedan respaldar.
Resulta interesante el hecho de que el Instituto Nacional Electoral (INE) implementará una App para que por medio del celular de cada persona se pueda manifestar el respaldo de cada persona, para lo cual es necesario anexar los datos de la credencial para votar y con ello acreditar el respaldo.

El recurso que pueden utilizar aquellos ciudadanos que pretendan la postulación de independientes es solamente con recurso privado y con ciertas restricciones de financiamiento.
En la etapa mencionada no se les otorga dinero público para la obtención del respaldo, y será hasta que se conviertan en candidatos independientes que puedan obtener dinero público para competir contra los partidos políticos.

De esa forma, si los aspirantes a candidatos independientes obtienen el uno por ciento de respaldo ciudadano en todo el país, para candidato a presidente, o el dos por ciento en una entidad federativa para aspirantes a senadores, o en un distrito electoral para el caso de diputados federales, podrán ser registrados como candidatos independientes, sin importar el número de ellos, los cuales competirán frente a los candidatos de los partidos políticos.

Sin duda la esperanza en las candidaturas independientes está creciendo, y algunos casos como Pedro Kumamoto podrán ser un referente. Habrá que esperar para ver si los que se registren por esa vía realmente alcanzan el interés social, y de ganar, si realmente estarán a la altura de dicha figura.

Será cuestión de una semana para saber cuántos aspirantes a candidatos independientes a cargos populares federales tanto para la Presidencia de la República como de senadores, que deberán ser en dos fórmulas por estado, con propietario y suplente cumplimiento los principios de paridad, y en el caso de los diputados, Michoacán tiene doce distritos federales, donde de igual forma, y en cumplimiento con el principio paritario, deberán ser propietarios y suplentes.

<2>Nada es lo que parece



Vaya, vaya, cuando menos en el medio periodístico hay quienes se auto perfilan para una eventual renuncia o permiso en la titularidad del área de Comunicación Social del estado, a cargo de Julieta López Bautista. Lo anterior bajo la creencia de que ella buscará un cargo de elección popular. Por supuesto que, de entraba, debería descartarse a los últimos o últimas que estuvieron en ese mismo puesto en el gobierno pasado, porque simpe y llanamente dejaron mucho que desear; claro, claro, si hay relevo…

Conjuro



Sí, Mireles es un preso político, pero de Movimiento Ciudadano…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo