Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Altozano
Miércoles 25 de Octubre de 2017
A- A A+

Hasta el correo nos llegó un interesante texto sobre el complejo residencial y comercial Altozano, una de las zonas con mayor plusvalía en Morelia.

En el texto se establece que esa zona se ha convertido también en un punto de alto riesgo donde los asaltos, robos y asesinatos, van a la par de su crecimiento y de la llegada de los capos del narcotráfico.

Antonio García Cornejo
Antonio García Cornejo
(Foto: Carmen Hernández )

Y lo más importante, da datos acerca de lo planteado, no sin antes ponderar que en el lugar se dan balaceras en bares de lujo, automóviles de más de medio millón de pesos por sus calles, drogas, restaurantes donde un platillo “barato” cuesta 400 pesos y una copa de mezcal, 200 pesos.

Todo eso, añade, es parte de la “otra Morelia”, como han vendido a este lugar, donde un departamento en una torre de suites y condominios llega a valer ocho millones de pesos.

Pondera que en los últimos meses los medios de comunicación han dado cuenta del fenómeno de la inseguridad que se vive en esta parte alta del sur de la capital del estado, donde hasta hace poco se suponía que era de los lugares más seguros de la ciudad para vivir por ser de las más ricas, con los mejores servicios del municipio y del estado.

Sin embargo, la realidad es distinta y la “otra Morelia” no se distingue de la “otra Morelia”, la de los obreros, la de los empleados públicos, la de las más de 500 colonias populares, la de los techos de cartón, la de la gente de los salarios mínimos.

1- Los homicidios



El 1º de julio de 2016, por causas que hasta el momento no han sido determinadas, una joven mujer que era encargada de un gimnasio fue asesinada a tiros en la exclusiva zona de Altozano.

Ese día, en el sistema de emergencias 066 se recibió el reporte de que en el interior del gimnasio Life Style, ubicado en el Boulevard Jefferson, en Altozano, se escucharon detonaciones de arma de fuego; para cuando llegaron las unidades de la Policía Michoacán hallaron en el interior del lugar a una mujer ya sin vida con varios impactos de bala.

Declaraciones de testigos indicaron que al menos dos sujetos arribaron al estacionamiento del gimnasio a bordo de un automóvil y tras descender, se introdujeron y preguntaron por Stephanie Michelle T., de 24 años, quien era la encargada del lugar; una vez que la ubicaron, uno de ellos desenfundó un arma de fuego, la cual accionó dos veces en contra de la joven que cayó sin vida al piso.

Tras cometer el crimen los dos individuos salieron corriendo del lugar y se dieron a la fuga.

Pero ya en este 2017, uno de los casos más sonados fue la ejecución aún no aclarada de Rogelio Arredondo Guillén, director de Investigación y Análisis de la Región Morelia de la Procuraduría General de Justicia del Estado y uno de los hombres cercanísimos al procurador José Martín Godoy Castro.

El mando policial fue ejecutado en extrañas circunstancias el pasado 30 de junio de este 2017 cuando llegaba a su domicilio ubicado en la exclusiva zona residencial, en las Torres Panorama, en el número 1015 de la Avenida Altozano, justo en la parte trasera del centro comercial.

De igual modo, el 14 de agosto un hombre perdió la vida mientras recibía atención médica en un nosocomio particular de esta ciudad luego de que presuntamente, derivado de una riña, fue atacado a tiros también en la exclusiva zona residencial.

Horas después se sabría que el presunto asesino fue identificado como el esposo de la presidenta municipal de Turicato, Gisela Vázquez Alanís; de acuerdo con primeros reportes de las autoridades, el esposo de la edil disparó a su víctima por causas desconocidas y después se dio a la fuga.

Mientras, el 3 de octubre, cuando salía de un gimnasio ubicado en la Avenida Juan Pablo II, en Altozano, un individuo fue asesinado a balazos; más tarde se informaría que la víctima era El Maromas, jefe de plaza de un reducto de Los Caballeros Templarios en Lázaro Cárdenas.

El último caso ocurrió apenas el viernes 6 de octubre, cuando un hombre de oficio capataz fue asesinado a balazos en las inmediaciones de la caseta del Club de Golf Altozano; algunos indicios apuntan a que posiblemente se trató de un asalto pues la víctima se dirigía con una fuerte cantidad de dinero para pagar a los trabajadores que laboran en la construcción de una sección del campo de golf.

2- Los atentados



Otros casos violentos en Altozano donde no se registraron víctimas mortales ocurrieron el 30 de agosto, cuando una joven fue baleada y quedó malherida en un intento de asalto entre las vialidades José Juan Tablada y el Boulevard Juan Pablo II, en las cercanías de la Universidad Vasco de Quiroga; la joven mujer fue identificada como Rosalba, de aproximadamente 22 años de edad, quien presentaba lesiones de proyectil de arma de fuego en la cara, en el hombro derecho y en el omóplato del mismo lado.

Ya en octubre, el día 2, en un intento de robo dejó a una persona con lesiones por arma de fuego dentro de un bar en Altozano, mejor conocido como Sense Club; de acuerdo con reportes, varios sujetos armados ingresaron al interior del citado inmueble e intentaron asaltar a los clientes, pero uno de ellos se opuso y fue agredido a balazos.

3- Los asaltos



En lo que se refiere a los asaltos, Altozano también registra varios, entre los que destacan el ocurrido el 19 de julio, cuando cinco sujetos armados asaltaron las tiendas Office Depot y Best Buy ubicadas en la zona de comercial; tras cometer los atracos, los delincuentes huyeron a bordo de un vehículo.

Meses después, el 9 de septiembre, dos hombres empistolados asaltaron una farmacia ubicada a la altura de la Glorieta del Papa Juan Pablo II, también en Altozano; en este caso los asaltantes, para no variar, lograron darse a la fuga.

Conjuro



Sólo hay que esperar que en el Congreso local, el relevo de Pascua Sigala Páez, el también perredista Antonio García Conejo, con cualquier pretexto se le ocurra medio desnudarse…

Nada es lo que parece



Semáforo Rojo establece que cuando menos Michoacán ya no es de los cinco estados más violentos del país…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO