José María Carmona
Mitos y realidades de la crisis de la UMSNH
Miércoles 8 de Noviembre de 2017
A- A A+

Más falsedades que verdades hay en torno de la quiebra técnica de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, cuando el día de la quincena pasada el rector Medardo Serna González no pudo cubrir los salarios de los trabajadores académicos, administrativos, jubilados y pensionados, configurándose de esta manera una violación a los contratos colectivos de trabajo pactados entre la Universidad y el SPUM y SUEUM, lo cual constituye una provocación para presionar e imponer el cambio al régimen de pensiones y jubilaciones.

Los sindicatos universitarios nicolaitas es inaceptable que la reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Michoacana signifique sólo la modificación de los artículos 28 y 29.
Los sindicatos universitarios nicolaitas es inaceptable que la reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Michoacana signifique sólo la modificación de los artículos 28 y 29.
(Foto: Archivo)

La crisis financiera que vive la Universidad nicolaita vino siendo anunciada por el rector durante todo el año mientras llevaba todos los festejos por el Centenario; en pocas palabras, tirando la casa por la ventana de la Casa de Hidalgo, que hasta hoy no se sabe el monto del costo de dicha celebración o festín, tal vez nunca se sabrá.

Es verdad que Medardo González, a lo largo de este año, ha llevado supuestas gestiones ante los gobiernos estatal y federal pero los resultados hoy son nulos, según él, la Universidad no tiene ni para los gastos de operación.

También es cierto que en los últimos diez años el déficit financiero de la propia Universidad aumentó exponencialmente, aunque nunca la autoridad universitaria ha podido demostrar las causas verdaderas y responsabiliza a los jubilados y pensionados, las casas del estudiante que supuestamente generan un gasto del presupuesto universitario de más de 450 millones de pesos, que casi equivale al 45 por ciento del déficits, esto significa el pago a los pensionados y jubilados y el sostenimiento de las casas del estudiante, que supuestamente es de mil 200 millones de pesos.

Pero también han crecido las escuelas, institutos y facultades tanto en infraestructura como la matrícula y personal académico.

Si bien es cierto que en estos años aumentó el número de jubilados y pensionados, los mismos no son responsables por ejercer un derecho establecido tanto en la Ley Orgánica como en los Contratos Colectivos de Trabajo que les dan derecho de jubilarse a los 25 años de servicio.

Y ahora se lanza una campaña de desprestigio por parte del rector Serna González ante la opinión pública a través de notas periodísticas e informativas pagadas, según el SPUM, por no haber contribuido con una aportación del salario del trabajador universitario a la creación de un fondo de pensiones. Pero la verdad es que hace más de 30 años, por lo menos el SUEUM, le planteó el problema al rector en turno cuando le advirtió que como iba a financiar el régimen de pensiones y jubilaciones ya que en 20 años por lo menos el 80 por ciento de los trabajadores activos iban a pasar a condición de jubilados y el rector de entonces con una sonrisa nerviosa omitió el asunto.

También hay que decir que una buena parte de los jubilados y pensionados fueron defraudados por la propia Universidad ante el Seguro Social porque cuando pasaron a esta condición la autoridad universitaria violó los contratos colectivos de trabajo, donde se establece que a un trabajador jubilado o pensionado se le debe seguir pagando la cotización como trabajador activo hasta los 65 años y la patronal universitaria los registró con el salario mínimo, de tal suerte que cuando estos trabajadores universitarios fueron a gestionar –la mayoría estaban bajo el régimen de la Ley 73 del IMSS–, se encontraron con la sorpresa de que sólo les correspondía una pensión que equivale a un salario mínimo, de esta manera sino contaran con la jubilación o pensión vivirían en condición de mendicidad.

Otra falsedad que por cierto afirmó la diputada del PRI y profesora de la propia Universidad Rosa María de la Torre, es que, y así se ha venido manejando por periodistas y medios de comunicación, los trabajadores nicolaitas no aportamos parte de nuestro salario para las pensiones, a lo que hay que decir que cada quincena se descuenta la cuota al IMSS.

La mayoría de estos trabajadores se encuentran bajo el régimen de la Ley 73 del IMSS y una parte importante ya están jubilados por la Universidad y la otra parte ingresaron después de 1997 y están bajo el régimen de las Afores.

La mayoría tienen un salario promedio de siete mil pesos mensuales, de no contar con la jubilación de la Universidad únicamente percibirían el 30 por ciento de su salario equivalente a un salario mínimo, hay que mencionar que la mayoría de los profesores trabajan por horas.

Es una falsedad que por lo menos el SPUM se oponga a una reforma, pero su propuesta es una reforma universitaria integral donde se someta a evaluación todos los aspectos académicos, administrativos, financieros, de transparencia, combate a la corrupción y la democratización de la propia Universidad.

Pero para los sindicatos universitarios nicolaitas es inaceptable que la reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Michoacana signifique sólo la modificación de los artículos 28 y 29. Por lo tanto, el rector Serna tiene que cumplir su palabra de lo acordado en 2016 con el SPUM en términos de la reforma pactada.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Nostalgia por el “milagro” mexicano

Inicia el gobierno de la 4T

Good bye Enrique Peña Nieto

Elección en el SPUM

A cincuenta años del 2 de octubre que no se olvida

No a la imposición del nuevo rector nicolaíta

A punto de fallecer TLCAN

Los métodos cuantitativos en el análisis económico

La viabilidad del sistema estatal anticorrupción

La crisis turca golpea al peso

Salario mínimo al próximo presidente

La coyuntura económica y financiera

Los clarobscuros del programa económico de AMLO

El estructuralismo o la teoría de la dependencia

100 años de dependencia de la economía mexicana

Propuestas de desarrollo regional para la agenda municipal

Debate presidencial, muchos ataques y pocas propuestas

Stephen Hawking, la Universidad Michocana y yo

La tasa de interés, ancla de la estabilidad

El discurso antimexicano de Trump

Situación económica y financiera de México

Derrumbe bursátil

La dinámica de la economía estadounidense y Trump

Los sindicatos

No al golpe de la autoridad universitaria al SPUM y SUEUM

No a la contrarreforma del régimen de pensiones y jubilaciones

El ciudadano Meade

La crisis universitaria desde la teoría organizacional

Por la defensa de la universidad pública ante la insolvencia

Rescate financiero y reforma universitaria integral

Mitos y realidades de la crisis de la UMSNH

El centenario de la Revolución Obrera de Octubre 1917

La larga agonía del TLCAN

Universidad nicolaita centenaria

Realidades y mitos de las ZEE

Ante la emergencia nacional, suspender la elección de 2018

Marichuy Patricio, una candidatura independiente de los trabajadores

Paquete Económico para un año electoral

Quinto Informe de Peñalandia

Se tambalea el TLCAN

Renegociación a la defensiva del TLCAN

¿Reforma o revolución democrática?

El capital de Marx, a 150 años de su publicación

Por la insurrección del pueblo venezolano para derrocar a Maduro

Desarrollo social, demográfico y urbano

Salarios, desempleo y sindicalización

Larga vida para Cambio de Michoacán

Legalización de drogas, autodefensas y libertad a presos políticos

Condenemos el espionaje

Los precios por las nubes y los salarios caen

La economía política electoral

Evolución positiva de las finanzas públicas

¿Nos callamos o nos callan?

Deuda pública estatal bajo la opacidad

AMLO, con su gobierno de magnates y sus escándalos

Crece la economía mexicana

Reforma universitaria nicolaita integral

Arantepacua: toda la verdad

Las instituciones públicas deterioradas

Ajuste en el gabinete gubernamental

Ni populismo ni neoliberalismo: gobierno de los trabajadores

¿Más mercado o más Estado en 2018?

Inflación y crecimiento económico

La última palabra la tiene el rector

Por un congreso universitario para la reforma integral

Migrantes y remesas

Política económica de ajuste

La Constitución centenaria mutilada

El final de la era del libre comercio

Peña, arrodillado ante Trump

Respuesta a Peña Nieto

Piñata financiera navideña

Precandidata indígena independiente en 2018

La huida de Carstens y el miserable aumento salarial

La Revolución cubana y el adiós de Fidel Castro

La economía mexicana bajo la guillotina de Trump

Están apeñejados frente a Trump

La elección estadounidense, entre la dama y el vagabundo

Conflicto nicolaita y la defensa de las pensiones y jubilaciones

La investigación económica y financiera en Michoacán

Cuatro décadas de docencia económica en Michoacán

Por un diálogo público y transparente entre universitarios nicolaitas

Gobierno, administración y política pública

El peso cae por el despeñadero

Paquetazo económico de hambre y miseria

La universidad nicolaita neoliberal

Simplemente Juan Gabriel

Una propuesta profesional en gobierno y asuntos públicos

El Primer Informe de un gobierno independiente

Lección magisterial e implicaciones económicas

A punta de gasolinazos y tarifazos eléctricos

Medir la pobreza es una perversidad

Medir la pobreza es una perversidad

Eficaz política tributaria

La transición a la crisis económica

Good bye Europe

¡Justicia para Nochixtlán!

La decadencia del imperio norteamericano

Crecimiento económico amenazado

Apoyo total a la huelga del SUEUM

Solidaridad con la lucha magisterial y los presos políticos

Una propuesta para la reforma integral de la Universidad Michoacana

La seguridad social en México

El fundamentalismo monetario del Banco de México

Los pobretólogos

Las huelgas

Por la defensa del pleno derecho a huelga del SPUM

Primer ajuste financiero

La desaceleración de la economía global

Claroscuros financieros

Anticonstitucional, la reforma a la Ley Orgánica de la UMSNH

Impacto económico de la Universidad Michoacana

¿Ya llegó la crisis económica y financiera?

Escalera: el dólar sube; serpiente: el petróleo cae

Gélido invierno financiero

Poder presidencial devaluado

Planeación a la michoacana para un nuevo comienzo

El salario mínimo

Por el imperialismo, llora París

La renovación sindical en el SPUM

El espejismo de las Zonas Económicas Especiales

Docencia e investigación económica en Michoacán

Por la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones en la UMSNH

No al examen de evaluación educativa

Ni populismo, ni neoliberalismo, gobierno de los trabajadores

El debate sobre los negocios internacionales

Abrir el debate académico en el Ininee, no a la persecución política

Discapacidad y el derecho al trabajo

El principio del fin del gobierno peñista

La devaluación del peso mexicano

Radiografía de los pobres en Michoacán

Peña, buena estancia en París: El Chapo Guzmán

El pueblo griego dijo “No” a la Troika

25 años no son nada, en medio de la tragedia griega

Por la unidad para defender las conquistas laborales del SPUM

Por una renovación democrática de la dirección del SPUM

Votación pulverizada

Decrece la economía

Empleo, remesas y consumo, motores del crecimiento

No hay democracia con presos políticos y desaparecidos

La situación de las finanzas públicas del país

Pulso económico y financiero

Agenda de gobierno para Michoacán

Michoacán, entre la opulencia y la miseria, retos para candidatos

Apuntes sobre el presupuesto base cero

La economía mexicana camino a la recesión

De la intervención a la regulación estatal

La recuperación estadounidense golpea al peso

La defensa incondicional de las pensiones y jubilaciones en la UMSNH

A Peña Nieto se le cayó la economía