Samuel Ponce Morales
La Conspiración
STJE, la intromisión del Legislativo
Martes 21 de Noviembre de 2017
A- A A+

Sería interesante conocer la reacción del presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Marco Antonio Flores Negrete, cuando recibió la petición que hicieron al Poder que representa diputados locales del Congreso del Estado.

El oficio va firmado por los legisladores Brenda Fabiola Fraga Gutiérrez, Mary Carmen Bernal Martínez y Raúl Prieto Gómez, y en éste le “comparten” algunas preocupaciones sobre el juicio que se sigue a Juan Carlos Arreygue Núñez, alcalde suspendido de Álvaro Obregón, quien se encuentra sujeto a proceso por la acusación del homicidio e incineración de diez jóvenes el 30 de julio de 2016, que presentó la Fiscalía del estado en su contra.

Marco Antonio Flores Negrete
Marco Antonio Flores Negrete
(Foto: Archivo)

Los citados diputados dicen haber leído la carpeta de investigación y “encuentran” que no tiene sustento porque no se realizó una investigación eficiente, exhaustiva, profesional e imparcial, al no explorarse todas las líneas de investigación.

Concluyen que no podrá superarse lo establecido en la Constitución para condenar fuera de toda duda razonable y piden al Poder Judicial que la resolución que se tome sea pronta, apegada a derecho y libre de presión por parte de la Fiscalía.

Pareciera que los citados diputados no tienen claro el límite de la división de poderes y suponen que la política de presión que utilizan para otros fines puede ser influyente también en la resolución de asuntos jurisdiccionales que son de su interés.

Jueces y magistrados han expresado que ya no es extraño ver a Ignacio Mendoza Jiménez, abogado de Arreygue Núñez, litigando los asuntos en los medios de comunicación o tratando de presionar sentencias favorables a través de descalificaciones o discursos altaneros y hasta ofensivos, más que jurídicos, como los que llegamos a escuchar en casos como los de Cemeí Verdía y otros de los llamados autodefensas a los que representó.

Sin embargo, hasta ahora no se había servido de diputados locales para sus fines, ni tampoco habíamos visto que éstos, por decir lo menos, “opinaran” sobre asuntos jurisdiccionales, y menos que lo hicieran, oficialmente, pronunciándose sobre la responsabilidad o inocencia de un procesado.

Los legisladores deberían tener clara su función y el imperativo del respeto que deben a la independencia de la judicatura, sabedores de que la tarea de juzgar no les corresponde y tampoco es tan simple como “revisar la carpeta de investigación” y con ello determinar que existen o no elementos para condenar.

Un juicio justo es el que se desarrolla cumpliendo con todas sus formalidades ante la autoridad competente, en el que se desahogan todas las pruebas y se escucha a las partes, y luego de la ponderación de cada elemento se dicta una sentencia.

El caso de Arreygue apenas inició, los jueces ni siquiera han presenciado el desahogo de todas las pruebas, pero en cambio los diputados ya tienen un juicio, y con base en el mismo, se atreven a “compartir” con el Tribunal que el caso no tiene sustento.

No sabemos qué suceda con el caso Arreygue y la importancia de esta reflexión no es por el resultado positivo o negativo que llegue a tener, pues ya los jueces determinarán si la Fiscalía sustenta o no su acusación.
Lo verdaderamente relevante es la perversidad que se advierte como subyacente al “llamado” que los diputados locales hacen al Tribunal, lo que no puede interpretarse más que como una deleznable e ilegal forma de presión que llega nada menos que de diputados del Congreso del Estado, y esto es más que sorprendente.

Nada es lo que parece



Sería interesante que antes de que oficialmente inicie el proceso electoral local, la Auditoría Superior de Michoacán diera a conocer los resultados de la fiscalización que viene realizando al Instituto Electoral de Michoacán (IEM), estableciendo si hay una serie de observaciones o no a presuntas irregularidades, claro, muchas de las cuales suelen ser desvanecidas, pero otras no tanto…

Conjuro



A ver, un cuento chino…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones