Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Simulaciones predecibles
Martes 28 de Noviembre de 2017
A- A A+

A. Según las estadísticas y la algarabía de Enrique Peña Nieto, en lo que va de su sexenio el salario mínimo se ha recuperado un 20 por ciento, pero los ocho pesos de incremento ni siquiera alcanzan para un kilo de tortillas. Es obvio que el presidente de este atribulado país ni es la señora de la casa ni le importan los millones de mexicanos que apenas mal comen.

Es lo mismo con sus tres millones de empleo. El IMSS registra a los asalariados dados de alta en sus sistemas pero no representa el crecimiento real del trabajo en México, pues tales estadísticas no informan sobre quiénes sobreviven en la economía informal. Acorde con estadísticas oficiales, seis de cada diez personas se ubican en ese sector.

Los tres millones de empleos que presume Enrique Peña Nieto son precarios, sin prestaciones y bajos salarios. Entonces, el bullicio presidencial es cuestionable. Mientras se siga privilegiando la macroeconomía y el salario sea minimizado, como Carstens, el ya casi jubilado gobernador del Banco de México, asienta, realidad mata estadística.

Mientras se siga privilegiando la macroeconomía y el salario sea minimizado, como Carstens, el ya casi jubilado gobernador del Banco de México, asienta, realidad mata estadística.
Mientras se siga privilegiando la macroeconomía y el salario sea minimizado, como Carstens, el ya casi jubilado gobernador del Banco de México, asienta, realidad mata estadística.
(Foto: Cuartoscuro)

B. En el Estado de México, sembrado de cadáveres de mujeres y ejecuciones, los crímenes tienen corolarios extraños. El asesinato de un funcionario de Televisa deja más dudas que certezas. De un presunto asalto por una bicicleta de más de 70 mil pesos pasó a un errante disparo de un escolta que pretendía repeler un supuesto ataque delincuencial.

Asimismo, más de dos horas tardaron sus custodios en trasladarlo a un hospital, llanta ponchada de por medio, donde finalmente el agredido falleció. ¿Otro caso tipo Paulette? Pero el problema es otro: el asunto se arregla ipso facto, pero cientos de feminicidios siguen el curso del patriarcado. Lo mismo en cuanto a los homicidios que asolan la entidad.

C. Afirma Enrique Peña Nieto que la sociedad mexicana le hace bullying a instituciones como las policiaco-militares. Es decir, no comprendemos el sacrificio de nuestras Fuerzas Armadas, marinos y policías en el combate a la delincuencia. Según encuestas oficiales, el sector tiene la confianza ciudadana, por lo que la queja presidencial es cuestionable.

Sin duda la ciudadanía confía más en las fuerzas de seguridad que en los políticos y partidos políticos, pero no puede callar ante evidentes y documentadas violaciones a los derechos humanos. Los delincuentes, aunque a muchos no les guste, son humanos, con personalidades criminales y reprobables, pero tienen los mismos derechos que todos.

D. Siete universidades públicas están en quiebra técnica, mientras el gobierno federal y los gobiernos locales les hacen bullying para que cambien sus sistemas de pensiones y jubilatorios. El hecho es que el Estado mexicano hace caso omiso de una de sus atribuciones constitucionales: garantizar la educación pública y gratuita.

Pero estas universidades en quiebra son la punta del iceberg que para la tecnocracia neoliberal es necesario resolver: como el Banco Mundial le exige a Brasil, es necesario acabar con la educación pública, lo que exige de muchas maneras la espuria organización empresarial Mexicanos Primero. Que los pobres paguen si quieren educación.

E. La edulcorada y pueril presentación del ex secretario de Hacienda como candidato del PRI a la Presidencia de la República confirma el elogioso preámbulo –aparentemente “descalificado” por el propio Enrique Peña Nieto- del aprendiz de canciller. Es el PRI de siempre, con su vieja cultura política de la simulación y el agandalle.

El destape confirma también el gusto de la oligarquía económica por un individuo que mantendrá sus privilegios, y de la prensa chayotera volcada al ungido, buscando más prebendas; un hombre que no es formalmente del PRI pero reivindica antidemocracia, dispendio de recursos públicos, complicidades. Un leal al corrupto PRI.

F. PAN-PRD-MC registraron su alianza lanzando su decálogo: renta universal, reformar el régimen, democracia y combate a la corrupción. Con excepción de lo primero, anuncio populista y electorero de la derecha partidista, lo demás forma parte de los discursos de las oligarquías partidistas sin importar su color. Típico del sistema político priista.

A la declaración de la triada corrupta agréguele lo declarado por Meade al ser ungido por Enrique Peña Nieto: que “la gente tenga comida en la mesa, seguridad en calles, salud y educación de calidad”. El PRI y el PAN, partidos que han ocupado la Presidencia, no se han cansado de repetir lo mismo mientras el país sigue a la deriva.

Obviedades. 1. Los alegatos del rector de la UMSNH contra un articulista (Proceso, Aristegui Noticias) y un portal web aluden a la opacidad administrativa, pero el referido se escuda en la benemérita y centenaria institución. 2. Los medios michoacanos (impresos, televisión, radio, Internet), desatados por el generoso chayote. Columnistas y jilguerillos en furiosa campaña de linchamiento contra los sindicatos de la UMSNH, CNTE y todo el que cuestione al gobierno silvanista, que regaló al periodismo oficialista un supuesto observatorio del ídem. 3. En México la CIDH cuestiona la “verdad histórica” de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, pero en Venezuela discute una ley que busca sancionar odio, terror y violencia de la extrema derecha y los neofascistas, sin hablar de los asesinatos perpetrados por los extremistas donde odio y racismo prevalecieron por supuestamente atentar contra la libertad de expresión. 4. En Morelos, el PRD de Graco Ramírez, como donde ese partido gobierne, se ensaña contra los disidentes y cuestionadores. Buen ejemplo de abuso de poder de la derecha del PRD. 5. Las ocurrencias del secretario del Migrante no tienen fin. Ahora se le ocurre que Michoacán es viable como santuario, cuando el INM y el gobierno michoacano repelen a los transmigrantes y no sabe ni cómo atender a los deportados, pero la ocurrencia más añeja es la de que hay más del doble de michoacanos actualmente en nuestro estado residiendo en Estados Unidos. Urge un curso mínimo de demografía a todos los funcionarios, incluidos los federales. 6. Que nadie se extrañe: en las encuestas por venir Meade empatará a AMLO sin mayor trámite. Y en los albores de las elecciones lo rebasará por menos de un punto y ganará.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias