José María Carmona
El ciudadano Meade
Miércoles 6 de Diciembre de 2017
A- A A+

Se reveló el enigma y el dedo cayó en José Antonio Meade, pero no fue el dedo presidencial el que lo designó como precandidato a la Presidencia de la República por el PRI, sino el capital financiero internacional donde el presidente Peña Nieto sólo fue el instrumento manipulable para llevar a cabo la operación política de acuerdo a la liturgia priista.

En los medios de comunicación ha habido una sobreexposición del ahora precandidato donde se cubrió cada paso del ritual como si ya fuera el futuro presidente.

Se reveló el enigma y el dedo cayó en José Antonio Meade
Se reveló el enigma y el dedo cayó en José Antonio Meade
(Foto: Especial)

Dos cualidades son resaltadas tanto por el PRI como por los medios de comunicación, una de ellas que es un precandidato “ciudadano” y la otra su inmaculada trayectoria en cuatro secretarías del gabinete presidencial tanto en el gobierno de Felipe Calderón como de Enrique Peña Nieto y fuera de los escándalos de la corrupción que han alcanzado a otros miembros del gabinete presidencial y del propio Peña Nieto.

Como aspirante a la precandidatura, Meade tuvo que ir como “pordiosero” a pedir a todos los sectores que componen el PRI el supuesto apoyo para la precandidatura de un partido al que no pertenece, pero en corto les dijo que era una decisión del capital financiero internacional para continuar con el modelo económico neoliberal de los últimos 35 años, impuesto a través por el Consenso de Washington que es producto del poder financiero de Wall Street.

Por lo tanto, de ganar la Presidencia, el ciudadano Meade seguirá aplicando la misma medicina que consiste en conservar la estabilidad financiera, es decir, mantener bajo control el proceso inflacionario, finanzas públicas sanas que significan reducir al máximo el déficit público que implica ajustes al gasto público principalmente el del gasto social en los renglones de educación, salud y toda la política que combate a la pobreza.

Esta política de estabilización tiene como consecuencia un bajo crecimiento económico de apenas el dos por ciento del PIB del país y una tasa alta de desempleo y subempleo aunque se diga lo contrario; esta política económica significa como ha quedado demostrada una verdadera fábrica de pobres en favor de la especulación financiera.

Lo que ofrece Meade es más de lo mismo; educado en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), donde se han formado los principales tecnócratas del país que consideran que los problemas económicos son producto del mal manejo de la política monetaria y el excesivo gasto público –por ello se recomienda el aumento de la carga impositiva a través del aumento de los impuestos– que lleva irremediablemente a altas tasas de inflación y a las crisis económicas recurrentes.

Las finanzas públicas deficitarias obligan a los gobiernos al endeudamiento tanto interno como externo y a su vez provocan aumentos excesivos en las tasas de interés que aumentan el costo del crédito a las familias y a las empresas, por lo que frena la inversión productiva y con ello se produce la crisis económica y el desempleo masivo, por lo tanto hay que combatir el aumento del endeudamiento mediante el aumento de los impuestos.

Otro factor de esta política es la cambiaria, donde el tipo de cambio se encuentra en libre flotación y la política cambiaria y monetaria determina los mecanismos para evitar fugas de capitales y con ello devaluaciones o depreciaciones de la moneda nacional.

Un último elemento a considerar es la apertura comercial a través del agonizante Tratado de Libre Comercio, que contribuye a través del libre intercambio de mercancías y flujos de capitales a disminuir el proceso inflacionario y aumentar la competencia y supuestamente la productividad.

Pero esta política neoliberal impone el control a los aumentos salariales para evitar un aumento en el consumo de los trabajadores supuestamente y con ello impedir presiones inflacionarias, pero esto lleva al deterioro de los salarios.

De esta manera el ciudadano Meade, hoy precandidato del PRI a la Presidencia de la República, también es una expresión de la crisis política de este partido producto del repudio ciudadano hacia el gobierno de Peña Nieto y que no hubo un militante priista confiable para el capital financiero internacional.

También es una respuesta al neopopulismo senil de López Obrador que hoy encabeza las encuestas y que constituye, según los inversionistas nacionales y extranjeros, un factor de riesgo para el país.

Hay que esperar a ver hasta dónde llega el ciudadano Meade en su carrera presidencial, si logra derrotar a la esperanza de México, aunque un dirigente de la CTM lo haya designado el verdadero candidato de la “esperanza” para un país de pobres producto del neoliberalismo.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

No a la contrarreforma del régimen de pensiones y jubilaciones

El ciudadano Meade

La crisis universitaria desde la teoría organizacional

Por la defensa de la universidad pública ante la insolvencia

Rescate financiero y reforma universitaria integral

Mitos y realidades de la crisis de la UMSNH

El centenario de la Revolución Obrera de Octubre 1917

La larga agonía del TLCAN

Universidad nicolaita centenaria

Realidades y mitos de las ZEE

Ante la emergencia nacional, suspender la elección de 2018

Marichuy Patricio, una candidatura independiente de los trabajadores

Paquete Económico para un año electoral

Quinto Informe de Peñalandia

Se tambalea el TLCAN

Renegociación a la defensiva del TLCAN

¿Reforma o revolución democrática?

El capital de Marx, a 150 años de su publicación

Por la insurrección del pueblo venezolano para derrocar a Maduro

Desarrollo social, demográfico y urbano

Salarios, desempleo y sindicalización

Larga vida para Cambio de Michoacán

Legalización de drogas, autodefensas y libertad a presos políticos

Condenemos el espionaje

Los precios por las nubes y los salarios caen

La economía política electoral

Evolución positiva de las finanzas públicas

¿Nos callamos o nos callan?

Deuda pública estatal bajo la opacidad

AMLO, con su gobierno de magnates y sus escándalos

Crece la economía mexicana

Reforma universitaria nicolaita integral

Arantepacua: toda la verdad

Las instituciones públicas deterioradas

Ajuste en el gabinete gubernamental

Ni populismo ni neoliberalismo: gobierno de los trabajadores

¿Más mercado o más Estado en 2018?

Inflación y crecimiento económico

La última palabra la tiene el rector

Por un congreso universitario para la reforma integral

Migrantes y remesas

Política económica de ajuste

La Constitución centenaria mutilada

El final de la era del libre comercio

Peña, arrodillado ante Trump

Respuesta a Peña Nieto

Piñata financiera navideña

Precandidata indígena independiente en 2018

La huida de Carstens y el miserable aumento salarial

La Revolución cubana y el adiós de Fidel Castro

La economía mexicana bajo la guillotina de Trump

Están apeñejados frente a Trump

La elección estadounidense, entre la dama y el vagabundo

Conflicto nicolaita y la defensa de las pensiones y jubilaciones

La investigación económica y financiera en Michoacán

Cuatro décadas de docencia económica en Michoacán

Por un diálogo público y transparente entre universitarios nicolaitas

Gobierno, administración y política pública

El peso cae por el despeñadero

Paquetazo económico de hambre y miseria

La universidad nicolaita neoliberal

Simplemente Juan Gabriel

Una propuesta profesional en gobierno y asuntos públicos

El Primer Informe de un gobierno independiente

Lección magisterial e implicaciones económicas

A punta de gasolinazos y tarifazos eléctricos

Medir la pobreza es una perversidad

Medir la pobreza es una perversidad

Eficaz política tributaria

La transición a la crisis económica

Good bye Europe

¡Justicia para Nochixtlán!

La decadencia del imperio norteamericano

Crecimiento económico amenazado

Apoyo total a la huelga del SUEUM

Solidaridad con la lucha magisterial y los presos políticos

Una propuesta para la reforma integral de la Universidad Michoacana

La seguridad social en México

El fundamentalismo monetario del Banco de México

Los pobretólogos

Las huelgas

Por la defensa del pleno derecho a huelga del SPUM

Primer ajuste financiero

La desaceleración de la economía global

Claroscuros financieros

Anticonstitucional, la reforma a la Ley Orgánica de la UMSNH

Impacto económico de la Universidad Michoacana

¿Ya llegó la crisis económica y financiera?

Escalera: el dólar sube; serpiente: el petróleo cae

Gélido invierno financiero

Poder presidencial devaluado

Planeación a la michoacana para un nuevo comienzo

El salario mínimo

Por el imperialismo, llora París

La renovación sindical en el SPUM

El espejismo de las Zonas Económicas Especiales

Docencia e investigación económica en Michoacán

Por la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones en la UMSNH

No al examen de evaluación educativa

Ni populismo, ni neoliberalismo, gobierno de los trabajadores

El debate sobre los negocios internacionales

Abrir el debate académico en el Ininee, no a la persecución política

Discapacidad y el derecho al trabajo

El principio del fin del gobierno peñista

La devaluación del peso mexicano

Radiografía de los pobres en Michoacán

Peña, buena estancia en París: El Chapo Guzmán

El pueblo griego dijo “No” a la Troika

25 años no son nada, en medio de la tragedia griega

Por la unidad para defender las conquistas laborales del SPUM

Por una renovación democrática de la dirección del SPUM

Votación pulverizada

Decrece la economía

Empleo, remesas y consumo, motores del crecimiento

No hay democracia con presos políticos y desaparecidos

La situación de las finanzas públicas del país

Pulso económico y financiero

Agenda de gobierno para Michoacán

Michoacán, entre la opulencia y la miseria, retos para candidatos

Apuntes sobre el presupuesto base cero

La economía mexicana camino a la recesión

De la intervención a la regulación estatal

La recuperación estadounidense golpea al peso

La defensa incondicional de las pensiones y jubilaciones en la UMSNH

A Peña Nieto se le cayó la economía

Las pesadillas presidenciales (segunda parte)

2014: Año de contrastes económicos y financieros

2014: Año de contrastes económicos y financieros 1

Señor rector Serna, le tomo la palabra

Aproximación crítica a El capital de Piketty

Por una reforma democrática en la Universidad Michoacana

A dos años, se cae Peña Nieto

Solidaridad con la caravana de Ayotzinapa

El precio del petróleo a pique

El precio del petróleo a pique

Actividad industrial en México

Iguala: la masacre perredista

Iguala: la masacre perredista

La política social en México

La política social en México

La Inversión Fija Bruta en México

Reprobado el gobierno de Peña Nieto

Presos políticos libres

Impacto en primer semestre de la Reforma Hacendaria

¿Y qué con el salario mínimo?

Ante la contrarreforma energética, la consulta popular

Los gigantes de la telecomunicación

Las leyes secundarias en Telecom no terminan con el monopolio

Libertad inmediata para Mireles y todos los autodefensas

Los retos del gobierno de Jara Guerrero