Xuchitl Vázquez Pallares
Nuestra casa, México…
Jueves 14 de Diciembre de 2017
A- A A+

El sábado pasado asistimos al Encuentro Nacional “Recuperar nuestro territorio”, convocado por la organización Por México Hoy.

Desde el instante que leí en la invitación “Recuperar nuestro territorio” decidí asistir y participar ya que considero prioritaria la recuperación de nuestras riquezas del subsuelo, de los energéticos, del agua, de nuestra soberanía y dignidad.

Todo eso es para mí la recuperación de nuestro territorio. Todo eso es lo que nos han ido quitando con total impunidad, alevosía y ventaja.

 Encuentro Nacional “Recuperar nuestro territorio”
Encuentro Nacional “Recuperar nuestro territorio”
(Foto: Especial)

El encuentro tenía como objetivo “visibilizar las estrategias de defensa, conservación y reproducción de los recursos naturales, construir un nuevo modelo de desarrollo, unir la gran diversidad de luchas de resistencia y avanzar hacia un nuevo proyecto de país, basado en otro modelo de desarrollo y una relación distinta del aprovechamiento de los recursos”.

Sin duda tareas importantes y prioritarias a realizar, las cuales han tomado ciudadanos en sus manos ante la indolencia, y en muchos casos llevados a cabo en total complicidad de las instituciones con los ejecutores, llámese crimen organizado, capital extranjero y empresarios sin escrúpulos.

Nos referimos a los cientos de concesiones mineras, de las cuales recibe el erario como ganancia de 40 a 150 pesos anuales, mientras las empresas privadas, a quienes se les brindó la concesión, extraen todo el oro, plata y minerales de enorme riqueza sin medida alguna.

¿Qué buen gobierno permite eso, qué administración honrada otorga esos permisos y concesiones? La nación entera ha sido despojada, la Constitución violada, alterada a conveniencia de vende patrias y usurpadores, no se les puede llamar de otra manera.

Nestora Salgado, del estado de Guerrero, hizo un llamado a los corazones de todos los mexicanos, ya que si no es con el corazón nada se logrará. Y tiene toda la razón porque interiorizando y haciendo consciente el gran amor por estas tierras es que hemos de lograr la claridad y la valentía que se requiere para recuperarlo para luchar por él.

Estaba también el Consejo Regional de Autoridades Agrarias en Defensa del Territorio Montaña Costa Chica de Guerrero. Al escuchar sus testimonios sobre el saqueo de los minerales y el contubernio existente entre el crimen organizado en todas sus acepciones y las empresas canadienses y chinas, pensé en la Sierra Costa michoacana, tan rica, tan bella, tan pobre, tan saqueada.

Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, todo México es poseedor de enormes riquezas en el subsuelo, paisajes sin igual, climas maravillosos que permiten tener abundante alimento durante todo el año. Sin embargo, somos un país dependiente en todos los aspectos, importamos maíz siendo que de aquí salió para gran parte del mundo; importamos petróleo, siendo país con grandes reservas petroleras; teníamos enorme riqueza acuífera, lagos, ríos y zonas boscosas que garantizaban el vital líquido; sin embargo, hoy en día la mayoría están desecados o contaminados y nuestra riqueza forestal sumamente disminuida.

Reflexionando sobre todo lo que está sucediendo y escuchando a Trini del Valle, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, mujer guerrera que ve de frente igual que Nestora, confirmo una vez más que es en la sociedad civil que está el futuro de este país.

Trini expuso con claridad y valentía el caso de Atenco, la aberración e incongruencia del despojo de tierras para construir un aeropuerto donde no se debe construir, donde ya se cayó un puente, donde la población ha sido violentada, las mujeres violadas, donde ha habido desapariciones y presos inocentes. La determinación por la defensa y recuperación de su territorio no es negociable porque la madre no se vende, dice con voz suave pero firme, al igual que sus ideales y sentires.

Al escuchar a Nestora y Trini escuché el silencio antes de la tormenta. Escuché el corazón de la patria latiendo fuerte.

Abel Barrera Tlachinolla, antropólogo, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, galardonado por Amnistía Internacional, quien le otorgó el Premio Robert F. Kennedy de Derechos Humanos en 2010, a quien se otorgó el Reconocimiento por la Igualdad y No Discriminación 2015 y la Presea Amalia Solórzano el pasado 12 de Octubre, dio una excelente presentación de cómo el país casi en su totalidad está concesionado y el pueblo de México en la miseria. Y lo peor de todo es que están dejando al país totalmente devastado, la tierra árida, los ríos secos o contaminados, la población desnutrida, sin educación, sin futuro.

Así de grave están las cosas, respetados lectores, y mientras tanto, los partidos políticos velando sólo por sus intereses, olvidándose de los principios e ideales por y para los que fueron creados. Olvidando incluso que existen por la lucha incansable de muchos, porque existiera la democracia, a la cual ellos le han dado una estocada con sus decisiones unilaterales, sólo tomando en cuenta sus aspiraciones e intereses personales.

El gobierno sabe bien lo que ha hecho, sabe bien del descontento de la población, las elecciones están a la vuelta de la esquina, no es coincidencia que pretendan implantar la Ley de Seguridad Interior, la cual fue concebida para amedrentar y aniquilar cualquier descontento y/o intento de cambiar las cosas.

Lo más valioso del encuentro fue sin duda constatar que aún hay personas de enorme valor, valientes, de mente brillante y gran corazón. Porque a veces, querido lector, pareciera que somos una especie en vías de extinción.

La indiferencia, el ahí se va, el ya para qué, pareciera plaga en las mentes y corazones. Y justamente es lo que tenemos que erradicar.

Llegaron a mi corazón las palabras de Alberto Patishtán, profesor y activista indígena mexicano originario de El Bosque, Chiapas, cuando comentó sobre la gravedad del contubernio que existe entre los presidentes municipales con autoridades y crimen organizado para hacerse de los territorios indígenas. “La gente está indignada, sin saber qué hacer, muchas veces se siente sola, pero cuando sabe de encuentros como este, de la palabra de gente valiente que ama esta tierra surge la esperanza. Somos familia, somos gente que quiere el bien para nuestra casa, México”.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…

El respeto al otro es fundamental

Dejemos de tolerar la intolerancia…

Creadores de mundos nuevos…

Michoacán el alma…

¿Quieres ver a los artistas?

Lázaro Cárdenas del Río está vivo…

Mentes y corazones brillantes…

Por México…