Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Vivir en un país ajeno
Miércoles 20 de Diciembre de 2017
A- A A+

La aprobación de la Ley de Seguridad Interior (LSI) es parte de la simulación en la que los ciudadanos de este país sobrevivimos. Las oligarquías partidistas, las élites económicas, nos lo han robado. Vivimos en un país ajeno. Diputados, senadores, gobernadores, los ricos, nos desprecian, a pesar de que sus privilegios los pagamos los mexicanos.

El rechazo a la ley por parte de especialistas e instancias externas e internas, cuestionamiento documentado artículo por artículo, ha sido motivo del desprecio de Enrique Peña Nieto y sus esbirros, los diputados y senadores de PRI, PAN, PRD y gobernadores. Pocos legisladores han discutido y planteado su improcedencia.

La LSI no sólo busca hacer permanente la intervención de las Fuerzas Armadas en las calles mexicanas, sino también rompe el pacto federal, fractura la relación del Estado mexicano con los ciudadanos y alimenta el miedo. Asimismo, en el contexto de las elecciones de 2018, se convierte en preocupación y amenaza contra la vida civil.

Las oligarquías partidistas, las élites económicas, nos lo han robado. Vivimos en un país ajeno. Diputados, senadores, gobernadores, los ricos, nos desprecian, a pesar de que sus privilegios los pagamos los mexicanos.
Las oligarquías partidistas, las élites económicas, nos lo han robado. Vivimos en un país ajeno. Diputados, senadores, gobernadores, los ricos, nos desprecian, a pesar de que sus privilegios los pagamos los mexicanos.
(Foto: TAVO)



Dicha ley no fortalece las instituciones, tampoco delinea una política pública de seguridad que incluya a los ciudadanos y menos regula el accionar de las Fuerzas Armadas. Muchos coinciden en su inconstitucionalidad e inconvencionalidad, como diversos académicos e instituciones lo afirman (juridicas.unam.mx), además de organismos internacionales.

Entonces los ciudadanos lidiamos con el desprecio de un grupúsculo en el poder que busca mantenerse donde está y que la LSI es un elemento que lo puede apuntalar, en caso de que el voto de los ciudadanos en 2018 no favorezca al mediocre candidato del PRI. Es un escenario preocupante para quienes suponemos que la democracia es un camino viable.

Sin duda 2018 no será una fiesta cívica, menos una transición ciudadana pausada. La LSI preocupa por los riesgos que implica ante un ejercicio electoral que se realizará en un contexto de odios políticos, propaganda y guerra sucia. El observatorio internacional creado para monitorear los derechos humanos es bienvenido (La Jornada, 12/19/2017).

Obviedades. 1. No AMLO, el PES sí es una organización de ultraderecha, que en su momento se alió al PRI y se aliaría con cualquiera por unas migajas de poder. Esta alianza muestra que AMLO no escucha y no es autocrítico. 2. Para regocijo del PRI y demás políticos fue aprobada una reforma al Código Civil Federal para hacer un “hecho ilícito la comunicación, a través de cualquier medio, de un hecho cierto o falso que pueda causar deshonra, descrédito, perjuicio o exponer al desprecio de alguien. Pasa al Senado #LoHacemosPorTi” @diputadosPRI”. 3. Mientras a Elba Esther Gordillo le otorgaban prisión domiciliaria por los supuestos delitos graves que habría cometido como gente distinguida del PRI y amiga del PAN, el Panal, partido fundado por la profesora, le daba el sí a los otros corruptos, PRI-PVEM, para apoyar a Meade. 4. “Profesional” el PRD en eso de amenazar y provocar: “Te propongo llevar la fiesta en paz @Claudiashein. Evitemos encuentros desafortunados, como el de ayer. Tú sabes que para hacer un acto público se necesita un permiso, con el que no contaban. Aun así fueron a imponerse, a provocar”. Alejandra Barrales @Ale_BarralesM. 5. Diciembre 18, Día Internacional del Migrante, mientras las políticas migratorias de los países receptores se endurecen, crece el número de refugiados por la violencia y los países de paso cierran también sus fronteras. Última: Felices fiestas navideñas y fin de año. Nos vemos en la semana del 8 de enero de 2018.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos