Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Construyendo la convivencia en Tungareo
Miércoles 17 de Enero de 2018
A- A A+

Maravatío cuenta con diversas tenencias, una de ellas es Tungareo, cuyo significado es “tierra de tumbas” o muertos. Aunque la denominación es fuerte, creo que en Tungareo sus habitantes, hombres y mujeres, se encuentran más vivos que nunca, disfrutando de la vida y compartiendo con propios y extraños su razón de existir.

Turgareo es una tenencia centenaria, cuenta con 405 años de existir. Los tungareños, hombres y mujeres, son atentos, dispuestos y, generosos como son, siempre reciben a sus visitantes con una sonrisa. Lo digo porque el pasado fin de semana estuve por allá, visité las instituciones académicas promoviendo acciones para el fortalecimiento de la convivencia social.

Maravatío, Centro Histórico
Maravatío, Centro Histórico
(Foto: Especial)

La región tiene actividades económicas preponderantemente primarias. La agricultura ocupa un lugar fundamental en el desarrollo de la región y de las familias. Por ello las escuelas de educación en sus diferentes niveles y que operan en Tungareo están vinculadas a la realización de actividades que tienen que ver con actividades productivas del sector agropecuario.

Así, una de estas instituciones que se ha ganado el respeto y la posición de excelencia es el Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario 181. En él los docentes fortalecen entre el alumnado las prácticas agroindustriales y agropecuarias para la transformación de productos en beneficio del perfil de los alumnos, acciones que son supervisadas por sus directivos escolares y por el personal administrativo.

Durante todo un día laboral, el pequeño equipo (Jesús Armería, Julio César Bermúdez, Sandra Simón, Gabriela García de León, Hamlet Escutia) estuvo en las instalaciones proveyendo acciones de formación y capacitación para padres de familia, alumnos y docentes, quienes en su conjunto suman más de mil 900 personas. Los padres de familia fueron atendidos en su gran mayoría por el director de la institución, pero algunos padres de familia, alumnos y docentes fueron capacitados por quien esto escribe y el pequeño equipo de trabajo.

Los temas que fueron abordados permitieron cruzar el currículo educativo con contenidos relacionados con los derechos humanos y obligaciones de los niños, niñas y adolescentes, pero además se reflexionaron sobre cuestiones para la prevención del delito de trata de personas. En este sentido se hizo hincapié entre los adolescentes de la importancia de tener en mente que todos los adolescentes son interés superior del Estado, por lo que era importante la más amplia participación que puedan tener en el diseño de las políticas públicas, tanto en la escuela como en las políticas públicas municipales y del estado.

Otro tema abordado fue la importancia de atender a las obligaciones por parte de los alumnos, entre ello destacamos el deber de convivir con los demás para la formación y desenvolvimiento integral de la personalidad; la obediencia a la ley y demás mandamientos legítimos de las autoridades; deber de cooperar con el Estado mexicano y con la comunidad en la asistencia y seguridad social de conformidad con sus posibilidades y con las circunstancias.

Posteriormente se realizó el conversatorio “De las acciones de obligación a los acuerdos de convivencia”, donde participó el cuerpo directivo, docente y personal administrativo, con quienes se reflexionó el proceso de transferencia de una visión “reglamentarista” a una visión que construye sobre acuerdos de convivencia escolar.

Durante la formación del personal institucional responsable de las funciones académicas, preocupados y ocupados éstos por las circunstancias en las que hoy se da un comportamiento del alumnado, han realizado diversas acciones para evitar el relajamiento escolar y traducirlo en mecanismos de participación y convivencia escolar.

No obstante se requiere fortalecer el trabajo para integrar una comunidad de aprendizaje donde todos puedan trabajar adecuadamente no sólo como comunidad escolar, sino también entre el personal institucional.
De esta manera, el binomio de la enseñanza y el aprendizaje en el marco de la convivencia escolar requiere un enfoque formativo y preventivo que centre su atención en la formación de los alumnos desde una mirada integral, “considerando su dimensión no sólo cognitiva, sino también social y emocional. Esta dimensión socioemocional debe abordarse sistemáticamente en las prácticas pedagógicas cotidianas, tomando en cuenta los procesos intrapersonales e interpersonales que entran en juego en la convivencia escolar”.

Cada docente, cada promotor de la educación, cada padre de familia, debe allegarse las herramientas que le permitan trabajar dentro del aula la empatía, la asertividad, la escucha activa, la resiliencia, la participación, el trabajo en equipo, la negociación, el manejo de la presión del grupo, la tolerancia a la frustración, la tolerancia a la diversidad, la perseverancia, el respeto, la inclusión, entre otras, son elementos que contribuyen a ello, así como a la prevención de conductas de riesgo fortaleciendo la capacidad de los alumnos para la toma de decisiones más adecuadas.

Cuando en un centro escolar no existe la convivencia podemos estar frente a escenarios que promuevan la violencia, niveles de estrés y ansiedad en los alumnos, lo que provoca bajo aprovechamiento académico y puede ser factor de deserción escolar, pero también estamos frente acoso escolar, el hostigamiento, el maltrato; por otro lado, un adecuado ambiente promueve el aprovechamiento y la mejor integración y cohesión escolar y social. Continúo pensando que la convivencia es una condición para alcanzar la calidad en varias áreas, entre ellas, claro, la educación, ya que un niño, niña o adolescente tranquilo se concentra mejor y construye sus conocimientos con mayor facilidad.

La convivencia escolar, por lo tanto, es una responsabilidad de quienes conforman la comunidad educativa en su conjunto, por lo que su mejora exige la participación de alumnos, docentes, personal directivo, personal de apoyo, madres, padres y tutores, es decir, todos y todas.

Mi reconocimiento a sus directivos Gerardo García, Antonio Cruz y Óscar Guido, quienes promueven acciones de fortalecimiento de la convivencia, y a sus docentes, mi agradecimiento por todo el amor y la pasión con que trabajan sus proyectos de inclusión y convivencia.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Desarrollo y Agenda 2030

1968-2018, 50 años

Mujeres contra la opresión

Amnistía Internacional

Prevención en redes sociales

Evalúan los derechos humanos

Cultura y arte contra la violencia

Neuronas para el desarrollo socio cultural

Lázaro Cárdenas convive

Construyendo la convivencia en Tungareo

Convivencia escolar

Tolerancia 2018

Posmodernidad y reproducción

VIH, sociedad civil y lo legislativo

Discapacidad en Cuitzeo y Santa Ana Maya

Ley de Seguridad Interior

Duele la violencia contra la mujer

Derechos políticos de la diversidad sexual

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad