Columba Arias Solís
El informe del GIEI y la verdad oficial
Viernes 29 de Abril de 2016
A- A A+

El pasado domingo, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentó el reporte de sus investigaciones sobre la desaparición de los estudiantes de la Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, la noche del 26 de septiembre de 2014, reporte que contiene 22 recomendaciones al Estado mexicano.

Los datos del GIEI han generado una serie de comentarios y molestias de las autoridades, toda vez que contradicen las versiones que el gobierno mexicano ha estado manejando desde los primeros meses luego de la desaparición de los jóvenes, lo que llevó a la determinación del gobierno de que el grupo de expertos cesara su trabajo en el país.

Las investigaciones realizadas por el GIEI en torno a los hechos de Ayotzinapa desechan la verdad oficial del incendio y cremación de los jóvenes en el basurero de Cocula, evidenciando la coordinación entre las diversas corporaciones policiacas para evitar la salida de los autobuses en que se transportaban de la población de Iguala.

Las investigaciones realizadas por el GIEI en torno a los hechos de Ayotzinapa desechan la verdad oficial del incendio y cremación de los jóvenes
Las investigaciones realizadas por el GIEI en torno a los hechos de Ayotzinapa desechan la verdad oficial del incendio y cremación de los jóvenes
(Foto: Cuartoscuro)

Como se recordará, la denominada verdad histórica de la PGR sobre los estudiantes desaparecidos hace énfasis en que éstos fueron confundidos con sicarios de un grupo de la delincuencia organizada en Iguala, muertos e incinerados en el basurero de Cocula, el pueblo vecino.

El grupo de expertos, integrado por investigadores de diferentes nacionalidades, concluye que “hay enormes contradicciones entre el peritaje y las versiones dadas por los inculpados. Ese evento (la quema), tal y como ha sido descrito, no pasó”.

El informe del GIEI desglosado en casi 500 páginas, entre otras consideraciones, señala que “debe establecerse el papel de la Policía Federal y del Ejército, que si bien estuvieron al tanto de los movimientos de los estudiantes, no intervinieron para frenar un ataque masivo en pleno centro de la ciudad”.

Para mayor incomodidad gubernamental, el influyente periódico The New York Times, apenas este martes 26 de abril publicó una editorial que encabeza con el sugerente título “México corre de la verdad”, en el que considera que el informe del GIEI se “tiene que interpretar como una acusación al sistema judicial notoriamente corrupto y frecuentemente brutal de México”.

The New York Times señala que luego de constantes protestas masivas y condenas internacionales por los hechos de Ayotzinapa, el gobierno acordó permitir el ingreso del GIEI, sin embargo, después de que presentaron su primer informe, “en lugar de reconocer el significado de esas conclusiones, el gobierno mexicano obstruyó las solicitudes de información y acceso a testigos claves”.

Por su parte, el periodista Raymundo Riva Palacio, en su columna del pasado 16 de abril, remarca que cada vez hay mayores análisis en las investigaciones de los grupos independientes como el de la Universidad de Insbruck, que contradicen la versión oficial en un principio manejada por el ex procurador Jesús Murillo Karam sobre lo sucedido en Iguala, por lo que resulta intolerable la protección presidencial a éste, “dicho así porque sólo podría entenderse que la PGR no lo haya llamado a declarar ministerialmente sobre lo que hizo, deshizo, confundió o mintió sobre aquel episodio, por una obstrucción del más alto nivel a la justicia”.

En ese contexto, el informe del GIEI evidencia que la investigación de la Procuraduría General de la República no tiene ninguna solidez y que a 18 meses de la desaparición de los normalistas, el gobierno no cuenta con una explicación verdadera sobre los hechos del 26 de septiembre de 2014, remarcado con las muchas inconsistencias que en sus investigaciones el GIEI encontró en lo reportado como “verdad histórica” por el ex procurador Jesús Murillo.

Por ende, los mexicanos seguimos sin saber lo que realmente ocurrió en Iguala, con muchas interrogantes sobre los terribles sucesos, las sospechas sobre posible colusión de autoridades del Estado, de su complicidad en los hechos, de la actitud opaca y contradictoria del gobierno federal que ante la presión internacional y luego de la evidenciada investigación del entonces procurador, invitara oficialmente al GIEI a coadyuvar en la investigación, para posteriormente no darle los apoyos requeridos y entorpecer los trabajos, boicoteando la investigación de diversas maneras.

Como bien señala Blanca Heredia (26/03/16), “mientras no dispongamos de una descripción mínimamente aceptable y aceptada sobre lo ocurrido basada en evidencia creíble y obtenida de manera profesional, seguiremos inmersos en una pura viscosidad hecha de sospechas que sólo sirve para reproducirse a sí misma”.

Sobre el autor
PENDIENTE
Comentarios
Columnas recientes

La otra migración

Incertidumbre

Los que no quisieron la paz

La corrupción, ¿somos todos?

El debate de los vecinos

Constituyente para la Ciudad de México

El testamento

La invitación a Trump, ¿para qué?

Plagio y evaluación académica

Malos resultados

La campaña del odio en Estados Unidos

Disculpas tardías

Blindaje a la corrupción

Encuentro con un populista

Infancia sin futuro

Oaxaca, a diez años

Terrorismo y crimen de odio

Elecciones

¿Y las leyes anticorrupción?

Las desapariciones forzadas

Impunidad

Transparencia pública

El informe del GIEI y la verdad oficial

Las fotomultas

Control y vigilancia de los recursos públicos

La Cuenta Pública

Sin razones

La fuerza de las mujeres

El papel de las contralorías

Estados, en la opacidad y la impunidad

Las palabras de Francisco

Corrupción, gobierno y sociedad, segunda parte

Corrupción, gobierno y sociedad Primera parte

El estado 32

Preocupaciones

Subir la cuesta

Nuestros derechos

El derecho de réplica

Diez años del Coneval

Una reforma importante

En la barbarie

Linchamientos

Nombramientos en la Suprema Corte

¿Una rectora para la UNAM?

Las mujeres y el voto

Insatisfacción social

Populismo

Reforma frustrada

De las cualidades para gobernar

Demostración de fuerza

Acoger a migrantes

Informes

Los resultados de la izquierda

Integrando gabinete de gobierno

El monopolio de la riqueza, última parte

El monopolio de la riqueza, primera parte

Oaxaca, la corresponsabilidad

Reforma a la Ley del Notariado

Michoacán, gobernabilidad, autodefensas

La administración que viene

Luego de las elecciones

Los efectos del voto nulo

Las encuestas electorales

Campañas negras

Acceder a la información

Promesas y recursos públicos

Contra la tortura

La ideología del pragmatismo

Las mujeres en política

Las mujeres en política

Desconfianza en las instituciones

Irregularidades

Nombramiento cuestionado

Decepción ciudadana

¿Para qué el gobierno?

Candidaturas imposibles

Los derechos humanos

Los derechos humanos

Inseguridad sin fronteras

Inseguridad sin fronteras Primera parte

La extensión del mal

En llamas

Guerrero ¿Un Estado fallido?

Iguala, desde la barbarie

Bajo fuego

Responsabilidades

¿Consejeros independientes?

De futbol

Informe del futuro

Memorias y desmemorias

Una tragedia humanitaria

Ahora el ébola

¿Qué sucedió con Oceanografía?

México y la migración centroamericana

La tragedia de la migración infantil

El tercer gobernador

Contra el acoso escolar

El caso Oceanografía

La violencia infantil

Los bonos del escándalo

Acto de barbarie

El derecho a opinar, preguntar y cuestionar a los gobernantes

Malas noticias

Partidos en conflicto

Partidos en conflicto (primera parte)

¿Un comisionado para el Estado de México?

La ruta del Instituto Nacional Electoral

Pensión Universal y Seguro de Desempleo

Complicidades

Corrupción y fraude en las alturas

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

De los cuerpos de defensas rurales a las autodefensas

Estrategia nacional antisecuestro

Una reforma notarial

Otro acuerdo

Los veinte años del EZLN

Una mujer para Chile

Mala educación, pobreza y corrupción

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Faltas al debido proceso

¿Cómo quedó la Reforma Fiscal?

¿El INE en lugar del IFE?

Sesenta años

Diferendo político

Las reformas estructurales

Cambios en la propuesta fiscal

Los recursos del Fonden

La ley sobre el derecho de réplica

Reforma insatisfactoria

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

El fallo liberador

El caso Salinas

Nueva licencia

Sin cultura democrática

Pemex, el objeto del deseo (última parte)

Pemex, el objeto del deseo

La oposición política

La oposición política

La oposición política (primera parte)

Pobres pero ¿felices?

Desaparición de poderes

Desde la ciudadanía

Obama en México

Desconfianza en la Cruzada