Xuchitl Vázquez Pallares
Hagamos historia recuperando este país…
Jueves 8 de Febrero de 2018
A- A A+

El viernes pasado, Día de la Candelaria, me encontraba en la antesala de un médico cuando salió del consultorio un pequeño de aproximadamente siete años. Iba feliz porque era el día de los “tamales”. Y dijo también con suma alegría que el lunes no tendrían clases, la doctora le preguntó: ¿Y sabes por qué no habrá clases? El niño enmudeció, abrió enormes sus ojos y dijo: “No sé, pero no hay clases”, y sonrió. “¿No te dijo tu maestra por qué no tendrán clases?”, insistió la doctora, el niño dijo: “No, no nos dijo nada”.

Así como ese niño hay miles en el país que no saben qué se conmemora. Saben y no olvidan el Día del Niño, del Maestro, del Abuelo, de los tamales, de la rosca, de los Reyes, pero nada saben de la Constitución.

La Constitución ha sufrido más de 200 modificaciones, todas en beneficio del poder y sistema económico imperante, todas ellas en detrimento de la nación.
La Constitución ha sufrido más de 200 modificaciones, todas en beneficio del poder y sistema económico imperante, todas ellas en detrimento de la nación.
(Foto: TAVO)

Los que han ostentado el poder son los responsables de esta grave situación. Recordemos fue Vicente Fox, quien siendo presidente ordenó que los puentes se pasaran al lunes más cercano y desde ese momento inició el olvido de lo que habría de no olvidarse. Reflexionando sobre esto recordé una cita de Ricardo Flores Magón, publicada en el periódico El Hijo del Ahuizote en el cuadragésimo aniversario de la Constitución de 1857: "Cuando ha llegado un 5 de febrero más y la justicia ha sido arrojada de su templo por infames mercaderes y sobre la tumba de la Constitución se alza con cinismo una teocracia inaudita, ¿para qué recibir esa fecha, digna de mejor pueblo, con hipócritas muestras de alegría? La Constitución ha muerto, y al enlutarnos hoy con esa frase fatídica protestamos solemnemente contra los asesinos de ella, que con escarnio sangriento al pueblo que han vejado, celebren este día con muestras de regocijo y satisfacción".

La cita queda justa para la actualidad: “La justicia ha sido arrojada de su templo por infames mercaderes. La Constitución ha muerto, y al enlutarnos hoy con esa frase fatídica, protestamos solemnemente contra los asesinos de ella”.

La Constitución de 1857 fue producto de la lucha de Independencia, concebida y redactada por los grandes que lucharon por nuestra libertad: Morelos, Hidalgo, Allende, López Rayón, Andrés Quintana Roo, entre otros. En ella se dicta nuestra independencia de cualquier yugo extranjero. ¡Qué importante!

El 31 de enero de 1917 se promulgó la nueva Constitución con el nombre de Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, reformando la del 5 de febrero de 1857, plasmando en ella el ideario de la Revolución Mexicana, la cual por cierto fue la primera en el mundo en plasmar los derechos civiles.

La nueva Constitución tomó como base fundamental los ordenamientos de la de 1857, especialmente en lo referente a los derechos humanos, aunque ya no los menciona como tales, sino que alude a las llamadas "garantías individuales". Agregó varios puntos del programa del Partido Liberal Mexicano de 1906 y se realizaron cambios para ajustarse a la nueva realidad social del país.

En ella se plasmaron los ideales revolucionarios, los anhelos del pueblo de México para que fuese un mejor país, la obligación del Estado de brindar educación laica y gratuita a todos los mexicanos, que las riquezas de nuestro subsuelo son nuestras, los derechos de los trabajadores, los derechos de todos los mexicanos, y que la libertad, la igualdad, la justicia, la soberanía e independencia habrían de existir en este país.

En la Constitución del 17 se ratificó el sistema de elecciones directas, y se decretó la no reelección presidencial, se suprimió definitivamente la vicepresidencia. Se dio mayor autonomía al Poder Judicial y más soberanía a las entidades federativas. En este marco se creó el municipio libre. Se estableció un ordenamiento agrario en el país relativo a la propiedad de la tierra con la finalidad de restituir la tierra a sus propietarios originarios, conformar ejidos restableciendo el modo comunal de producción. Entre otras garantías, la Constitución vigente determina la libertad de culto, la libertad de expresión y la libertad de asociación de los trabajadores.

La Constitución ha sufrido más de 200 modificaciones, todas en beneficio del poder y sistema económico imperante, todas ellas en detrimento de la nación. Durante las últimas décadas nuestra Carta Magna no ha sido respetada ni acatada, ha sido violada y ultrajada.

Recuerdo desde muy pequeña, sin conocer bien la Constitución, cuando veía una injusticia, decía “es inconstitucional”.

El que existan la miseria, la ignorancia, la discriminación; el que no se respete al otro, el que intereses extranjeros y privados rijan sobre el destino de México y los mexicanos es inconstitucional.

La Reforma Energética es inconstitucional pues fue amañada totalmente, los miembros del Congreso no actuaron como representantes del pueblo, sino como lacayos del poder económico y político imperante.
Los resultados de todas estas “modificaciones” a favor del poder y que atentan contra la nación son evidentes: sometimiento a potencias extranjeras, pérdida de soberanía e independencia, pérdida de nuestras riquezas energéticas y del subsuelo, el campo sin producir, mala alimentación, miseria, pérdida de valores, inseguridad creciente, educación deficiente, ignorancia, corrupción en todos los ámbitos.

Los sentires y pensamientos que aquí expreso son fruto de mis reflexiones, de lo que me ha tocado vivir y sentir, pero sobre todo porque mi padre me enseñó desde muy pequeña que nuestra Constitución era de las mejores del mundo, era producto de la lucha de miles que anhelaban un México soberano e independiente en lo político y en lo económico, pero sobre todo anhelaban un país con justicia, igualdad y libertad, y por estos anhelos debíamos seguir luchando.

El poder quiere que olvidemos que podemos crear un país diferente, quiere que olvidemos nuestra valía y valor, quiere que olvidemos nuestra capacidad de pensar, quiere que olvidemos nuestra capacidad de rebelión, quiere que olvidemos nuestra historia.

Recuperemos nuestra valía y valor, recuperemos nuestra conciencia y capacidad de indignación y coraje, recuperemos nuestra historia y así, recuperándola, paso a paso hagamos historia recuperando este país.
vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La dadora de vida…

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…