Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Sufragio efectivo, ¡sí reelección!
Viernes 23 de Febrero de 2018

A- A A+

Cuando se venía, hace algunos meses, el rumor de la posible reelección de presidentes municipales, síndicos y regidores en este 2018 (los diputados podrán hacerlo a partir de 2021 y los senadores para 2024), nunca estuvimos de acuerdo, la historia de México y las prácticas fraudulentas que han imperado en los procesos electorales del país nos daban elementos suficientes para temer que dicho proceso tendría peligros significativos y eran un verdadero riesgo para la democracia nacional. Hoy tenemos la certeza de que no estábamos equivocados.

Varias acciones, nada equitativas, han salido a la luz pública con el tema de la reelección, por infortunio no estamos preparados para una tarea que, si no es complicada en su mecanismo, sí representa una enorme desventaja para los contenientes de otros partidos ya que debemos sumar a las prácticas indebidas que se utilizan “normalmente” el que buena parte de los que anhelan reelegirse han utilizado una serie de artimañas para hacerse llegar de recursos económicos para aplicarlos y de un nutrido almacenaje de bienes como calentadores solares, cemento, varilla y, desde luego, despensas que tienen en distintas bodegas para ser entregados, ya sea vía obsequio o a muy bajo costo, como dádivas deslumbradoras para los votantes que al tener necesidades económicas de todo tipo se sienten comprometidos o presionados para entregar su voto a quienes prácticamente los tenían olvidados durante su gestión y ahora buscan llegar como auténticos redentores.

En Morelia, el presidente independiente, que no es independiente, Alfonso Martínez, so pretexto de recabar un determinado número de firmas como apoyo a su cometido, se presentaba en varias localidades para entregar obras o algunos que otros beneficios
En Morelia, el presidente independiente, que no es independiente, Alfonso Martínez, so pretexto de recabar un determinado número de firmas como apoyo a su cometido, se presentaba en varias localidades para entregar obras o algunos que otros beneficios
(Foto: Carmen Hernández )



Eso de la reelección, en muchos casos, no en todos por supuesto, puede reflejar una doble burla para el pueblo: la primera, cuando alguno de los ganadores de 2015 por falta de aceptación o por inseguridad pagaron con descaro cientos o miles de votos, ya sea con dinero en efectivo, con despensas o con ciertos materiales, y la segunda, el pueblo será de nuevo engañado al dar otra oportunidad a ciertos personajes que, a pesar de ser repudiados o no aceptados, seguirán utilizando las mismas u otras mañas que lo llevaron al poder, convirtiendo lo que debe ser una fiesta democrática en un nefasto fraude electoral.

Son diversas las acciones que han emprendido para lograr sus propósitos: en Morelia, el presidente independiente, que no es independiente, Alfonso Martínez, so pretexto de recabar un determinado número de firmas como apoyo a su cometido, se presentaba en varias localidades para entregar obras o algunos que otros beneficios, aprovechando que los colonos estaban reunidos les solicitaba, vía sus emisarios y hasta él mismo, su credencial de elector para el respaldo electrónico; por lo tanto, la gente comprometida o agradecida no tenía más remedio que poner su huella en el artefacto tecnológico, de tal manera que con dicha estratagema no le costó mucho trabajo tener el “voluntario” aval de los morelianos. Y todavía no quiere renunciar meses antes de la elección, porque dice que su obligación es seguir trabajando. Lo que desea es más tiempo para seguir aplicando otro tipo de estrategias, poco aceptables, que le abran camino hacia su añorada reelección. Claro que todo lo hace por su “enorme vocación de servicio”.

Siguiendo describiendo el cúmulo de pericias que tienen nuestros políticos municipales, debemos denunciar que en hace unos días Vivilladas estuvo en la comunidad de Belisario Domínguez, municipio de Zinapécuaro. El responsable de los apoyos del programa federal Prospera se acercó a las personas, desde luego todas de extracción humilde, a recordarles que todo ese beneficio era por la excelente calidad humana del presidente Peña Nieto, por el PRI y desde luego por la gestión de la alcaldesa María del Refugio Silva, mejor conocida como Cuquis, quién es de nuevo postulada por el tricolor a la alcaldía; incluso les pidió que reconocieran su trabajo y que gracias a ese partido se podía gozar de tan noble recurso, que si en lo futuro ganara otro era posible que desapareciera; posterior a esa disertación partidista les pidió entregar una copia de su credencial de elector. Así se las gastan quienes tienen la obligación de señalar a la población que dichos programas no son, no deben ser, con tintes electorales. Claro que al sujeto irresponsable que abusó de las necesidades de los comuneros no les comentó que muchos de esos programas son propuestas y acciones que López Obrador implementó cuando era jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, acciones que le ganaron el mote de populista, pero que hoy se han convertido para el gobierno federal en una saeta que ataca el corazón de nuestra endeble democracia.

Por cierto, en el mismo municipio de Zinapécuaro se entregaron hace unos días calentadores solares y la gente habla de varias bodegas que están repletas de toneladas de cemento y de cientos o miles de despensas, todo ello con el propósito de darle un uso lastimero para la población el próximo 1º de julio. ¿Cuantos ejemplos parecidos habrá en el estado?, ¿cuántos presidentes municipales hicieron su guardadito de productos para deslumbrar a la población días antes de las votaciones, incluso el mismo día? Mucho cuidado deberán tener los adversarios políticos ante tanta corruptela. Lo más lamentable de todo es que las prácticas indebidas las creó el PRI y algunos otros institutos aprendieron muy bien dichas manías.

No faltará quienes digan que en Estados Unidos, como en algunos otros países de primer mundo, la reelección es parte de su vida nacional; así es, pero también es cierto que en México los procesos electorales se contaminan de todo un coctel de estrategias truculentas; por lo tanto, no somos un país maduro ni con prácticas honestas para regalarle a la gente la posibilidad de elegir libre y limpiamente a sus gobernantes, no importaría que se equivocaran en su elección, ya en su pecado llevaría la penitencia.

La justificación para promover la reelección, misma que también quita la posibilidad a otros cuadros de los mismos partidos causando fracturas, fue para apostarle a la experiencia, al reconocimiento del pueblo a las buenas administraciones y para darles continuidad a los planes y proyectos de desarrollo municipal, que en el papel luce interesante pero no para seguir bajo el mandato de gobernantes prepotentes, ineficientes y soberbios, que lo único que logran es saciar su hambre de poder y seguir formando parte del cuento persa de Alí Babá y los 40 ladrones. Desde luego, con sus honrosas excepciones.

Charles Bukowski, escritor estadounidense, advirtió: “La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes”. Y Enrique Jardiel Poncela, escritor español, ironizó: “Los políticos son como los cines de barrio, primero te hacen entrar y después te cambian el programa”.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Normalismo, en el olvido

López Obrador: clroscuros

Los abuelitos

Morelia, de mal en peor

Elba Esther… ¿libertad pactada?

Morelia, reto complicado para Morón

PRI Y PRD… ¿Sobrevivirán?

Morelia, ¡bajo el agua!

¡Cerca de la definición!

El verdadero peligro para México

¡¡Alto a la violencia electoral!!

AMLO... la batalla continúa

Estacionamientos públicos, sin responsabilidades

Todos somos Luis

La depresión…mal silencioso

La vocación magisterial

Las elecciones y la pobreza

XXIX Coloquio de Educación en la ENUF

Sufragio efectivo, ¡sí reelección!

Elba Esther Gordillo, ¿un peligro para México?

Candidatos y elecciones

Asesinato de tiburones

¡La cuesta de enero!

Trabajadores de la educación, pagos pendientes

Año Nuevo y propósitos

Ley de Seguridad Interna, militarización abierta

Meade… ¡el ungido!

Encuestas, ¿el arte de engañar?

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo