Samuel Ponce Morales
La Conspiración
El dilema del alcalde moreliano
Martes 27 de Febrero de 2018
A- A A+

La inminente postulación del actual edil moreliano, Alfonso Martínez Alcázar, para ocupar nuevamente dicho cargo de elección popular, así como la búsqueda de varios integrantes del Cabildo y de colaboradores a puestos de regidores y diputados en la propia capital michoacana, provoca controversia.

Y es que la semana pasada el alcalde demandó a los principales integrantes del Instituto Electoral de Michoacán (IEM) que se redujeran los tiempos en que tendría que pedir licencia al cargo y buscar la reelección, que el marco jurídico señala de 90 días.

Alfonso Martínez Alcázar
Alfonso Martínez Alcázar
(Foto: Héctor Sánchez)

Ante tal cuestionamiento, el árbitro electoral se concretó a señalar lo que el Código Electoral del Estado de Michoacán indica expresamente en dicho caso, que ni más ni menos tiene que pedir licencia al cargo 90 días antes de la jornada electoral.

Lo anterior, por supuesto, se traduce en que el 1º de abril debe estar dejando el cargo. Ante tal petición y bajo el argumento de que las campañas locales empiezan 45 días antes de la elección, el edil moreliano impugnó el acuerdo del IEM con el criterio de que es injusto que se deje sin realizar actos de gobierno municipal desde tal fecha, pues las campañas electorales inician el 14 de mayo.

Por ello, el razonamiento político del ex albiazul se centra en que la licencia debe presentarse el día 45 y no el día 90, habrá que ver si en su impugnación eso pretende o si en realidad lo que busca es mantenerse en el cargo como funcionario municipal y candidato a la vez, esto para evitar que, de pedir licencia aún dentro del periodo de 45 días, el Congreso de Estado nombre a un sustituto que sea totalmente contrario al grupo de Alfonso Martínez Alcázar, lo cual provocaría la búsqueda de presuntas irregularidades que, socializadas, puedan impactar en su carrera por la reelección.

El escenario citado se potencializa cuando dos de los cuatro actuales regidores del grupo alfonsista, Alma Bahena y Félix Madrigal, también tienen que salir de sus cargos para competir en la contienda electoral, lo que va dejando más espacios para las posibles intenciones de los partidos políticos, lo cual se adereza con el hecho de que en el último año se produjo un rompimiento con cuando menos tres regidores que inicialmente eran del bloque de independientes con cercanía al ex gobernador priista Víctor Manuel Tinoco, quienes de igual forma han buscado desacreditar a la actual administración local.

Y aún hay más: el bloque de regidores de oposición y que forman parte de los partidos políticos hacen una suma muy adversa para el gobierno moreliano, donde hay escasos operadores políticos y los que son, o son demasiados blandos o excesivamente intolerantes, salvo que haya terceros en discordia.

Hay que recordar que la Ley Orgánica Municipal señala que en caso de ausencia del presidente municipal se nombrará a un sustituto respetando el origen partidario, al ser un caso en el que no ganó un partido político, las condiciones están para que llegue la invasión partidista.

De ahí la insistencia en que Alfonso Martínez pretende estar el mayor tiempo posible al frente de la Presidencia Municipal, por ello sus intenciones de pasar de 90 a 45 días de licencia en el cargo para impedir el manoseo partidista.

En ese sentido hay que ponderar que el tema de la no licencia a cargos que se reelegirán será un asunto no solamente para Morelia, sino que en la misma tesitura se encuentran los partidos políticos en todo el estado.

La tonalidad que podrá tomar el caso también es al interior de cada partido político, donde existe una lucha fuerte entre los grupos internos que tienen su mirada en mantener su espacio de control municipal o distrital.

Nada es lo que parece



1- Como está la situación política electoral en territorio michoacano, hasta hoy en día se puede pronosticar que rumbo a la próxima Legislatura local Morena podría obtener entre cinco y seis espacios, el PRD posiblemente cuatro cuando mucho, el PAN tres y el PRI dos.
2- En el estado, a estas alturas los órganos electorales y autoridades federales y estatales ya pueden empezar a hurgar en la vida de los candidatos y virtuales postulados a cargos de elección popular si tienen observaciones aquellos que están o son funcionarios públicos, si tienen antecedentes penales o si hay o no vínculos con el crimen organizado.
3- En el gobierno michoacano hay un raudal de perfiles para cubrir las vacantes de los secretarios que se van de candidatos a diputados locales plurinominales, pero la gran mayoría no son de toda la confianza del gobernador Silvano Aureoles Conejo, de ahí que no se extrañe que se visualice la posibilidad que llegue uno de seguridad a política interna y un militar a la primera área.

Conjuro



Y cuando el PRD despertó, los dinosaurios ya estaban en Morena…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo

Frente Ciudadano

PGR en el banquillo

La PGR echó a perder la investigación sobre el 15-S

Sin voto no hay dinero

Aborto, a debate

¡Arranca!

Los dreamers

Los acuerdos del IEM

Los cuatro informes

El regreso de Mireles

Hacia el 8 de septiembre

Las 5 sinrazones del SUEUM

SEE, el audio “filtrado”

CNTE, las y el cobarde

Trump, peor que Fox…