Samuel Maldonado B.
REPERCUSIONES
¡Los mexicanos somos “mucha cosa”!
Martes 6 de Marzo de 2018
A- A A+

Repitiendo la afirmación del gobernador del estado, afirmo que no solamente los michoacanos pueden estar o ser catalogados con ese adjetivo, sino que un mayor porcentaje de los mexicanos pueden ser, con certeza, clasificados con ese calificativo. Los que no pueden ser o no tienen ese estatus arriba señalado, desafortunadamente, y desde mi óptica, son la mayoría de los gobernantes de toda la República Mexicana, en el que hay que considerar al titular del Poder Ejecutivo, quien desde su años como gobernante del Estado de México ha sido “poca cosa” pues en lugar de atender la problemática que sigue existiendo en el estado que gobernó, atacó a un grupo de mexiquenses, militantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, que dejó como saldo la muerte de dos jóvenes, la detención arbitraria de 200 personas y varios menores de edad en la localidad denominada Salvador Atenco, en 2006. También cabe recordar el asunto de la niña muerta encontrada bajo un colchón de cama.

Guillermo Padrés Elías, político mexicano, miembro del Partido Acción Nacional; fue gobernador de Sonora del Periodo 2009 a 2015
Guillermo Padrés Elías, político mexicano, miembro del Partido Acción Nacional; fue gobernador de Sonora del Periodo 2009 a 2015
(Foto: Especial)

Gobernantes hubo y hay que son poca cosa, pues incluso en el tiempo presente es un aquelarre internacional el que ha protagonizado el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, quien escapó de México y fue a esconderse a Guatemala debido a la acusación de haber “extraviado” varios miles de millones de pesos. Este individuo fue detenido y traído a México, donde actualmente está preso.

Recientemente se ha publicado un libro obra Arturo Ángel, periodista mexicano que desde 2015 participa en una asociación de reporteros denominada Animal Político, bajo el nombre Duarte, el priista perfecto, que destapa mil y una coladeras. Pero no solamente es Duarte el único, pues hay hay varios más a quienes se les consideraba o se les tenía como ejemplo de las nuevas generaciones y que ahora seguramente están temblando.

Casos como el de Roberto Borge (PRI) no son únicos. El ex gobernador del Estado de Quintana Roo (2000-2016) no cantó mal las rancheras y fue acusado de realizar operaciones financieras con recursos de procedencia ilícita por poco más de cinco mil millones de pesos. Pero mientras subía la suma de ese ilícito, Borge bajaba 20 kilogramos debido a su estancia en el penal de Panamá, al que fue conducido después de haberlo bajado de un avión que intentaba despegar de esa capital (Panamá) para dirigirse a Francia. Éste es acusado de lavado de dinero.

Guillermo Padrés (gobernador por el PAN) se quejaba de que era sujeto de una persecución política después de dejar su cargo como gobernador del estado de Sonora. Acusado de desfalco al erario público por la cantidad de casi ocho millones de dólares (poco más de 30 mil millones de pesos y de construir una presa que no estaba autorizada por las Federación porque impactaba en el medio ambiente y por eso esa edificación fue dinamitada). “Perdonó a familiares y amigos poco más de mil 500 millones de pesos en impuestos y perforación de pozos sin estar autorizados”.

Otro “augusto César” gobernador, de apellido Duarte Jáquez, según Wikipedia, no contaba mal los billetes. Fue diputado federal dos veces representando al PRI y gobernador de Chihuahua de 2010 a 2016. Fue acusado de peculado en diversas modalidades y es actualmente prófugo de la Justicia.

El actual gobierno de Chihuahua le ha decomisado al ex góber del mismo diez u once ranchos (el último con una superficie poco mayor a las treinta mil hectáreas) en las que pastaban miles de cabezas de ganado, adquiridas éstas con recursos del gobierno que él presidia. Durante su mandato fueron múltiples las denuncias sobre la corrupción gubernamental.

Escándalos políticos han sido, pues, Javier Duarte, de Veracruz; Guillermo Padrés, de Sonora; César Duarte, de Chihuahua; Roberto Borge, de Quintana Roo, más los que están pendientes de ampliar esta gamma de personajes

Nota. No recomiendo leer el libro Duarte, el priista perfecto.

Sobre el autor
Samuel Maldonado Bautista Editorialista en La Voz de Michoacán, Buen Día y Cambio de Michoacán. Diputado Federal (1997-2000); Coordinador de Política Interior de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados; Vocal Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva para el Desarrollo de la Costa Michocana en el gobierno del Estado (2000); Director General del Conalep, Mich. Gob. de Lazaro Cárdenas Batel.
Comentarios
Columnas recientes

Los suspirantes y Porfirio Díaz

¡Mi voto para...!

¡Poderoso caballero...! Rico Mac Pato

¡Una jauría de lobos!

¡Soy una idea!, Lula, dixit

La consigna, todos contra AMLO

En la guerra electoral, Peña nieto se sube al ring

¡Lástima, Enrique!

Debatir o no debatir

¡Los mexicanos somos “mucha cosa”!

El gran dedo electoral

¡Ya huele a muerto!

El derbi presidencial

¡Huy que miedo... ahí vienen los rusos!

De sentimientos y sufrimientos, ¡ser o no ser!

Marichuy

¡Buscando una sombra que los cobije!

¡Sufragio efectivo, no reelección!

¡Feliz año, amor mío!

Andrés Manuel López Obrador, ¡el gallo a vencer!

Muchos para tan poca leche

Collares de flores para los elegidos

Los huachi...uleros del país

¡Más cara que las albóndigas!

El gato y el ratón

Torpeza política, ¿qué necesidad?

¡Aspiran, suspiran y tiemblan!

Desde Tirio hasta Chapingo

Elegía a la muerte

¡Duele México!

México y Corea del Norte

Ingresos e intervencionismo

¡En jamelgos van, lanza en ristre!

¿Quiénes son los asesinos?

¿De presidente a pirata?

¿Lo peor o lo menos malo?

Una peñita manejable

A propósito de puntos

¡Ni fu, ni fa!

¡Larga vida La Jornada!

Los jóvenes: esperanza de la humanidad

Uno grande y el otro enano (mosqueteros y jamelgos)

Los ladrones andan sueltos

La esencia del alacrán

De la OEA o de la DEA

¿Se hunde el PRD, se fortalece el PAN?

Escuchar el ruido del silencio

Fúnebre información

Desvergonzados y desnacionalizados

Dilma, de la cárcel a la Presidencia

¿Por qué y para qué?, sin respuestas

Las orejas muy, pero muy grandes. ¿Cuánto muertos más?

La OEA intervencionista

Solalinde y el padre Concha Malo

De luto nacional

¡Qué pobre tan pobre!

¿Juicio político al presidente?

Días infaustos

¡No nos confundamos!

¡El Hitler renacido!

De torpezas, de muros y de miedos

El corral de la patria

A propósito de huevos

Peñita y don José Narro

¡Feliz 2017, amor mío!

En el último tercio de la corrida

¡Aguas con los militares!

Sensatez que debe escucharse

¿Enemigo público número uno?

De un gigante y un enano

De quemadas e incinerados

De piratas y de cuentos

Ni bueno ni malo, sino todo lo contrario

Minas en Colombia

De diputados a diputaditos

Cambiar para no cambiar, ¿gatopardismo en Michoacán?

¡Y la muerte sigue viva!

¡De Colombia para México!

Gastan la pólvora en infiernitos

De residencias a residencias

¿Se marcha o se retrocede?

Míster Rico McPato o el tiro por la culata

¿Quién es el rey?

¡Los muertos no se olvidan!, 1968

¿Será por eso su rebeldía?

¡Mexicanos primero!

Otro peñasco acertado… en la economía de los mexicanos

Perogrullada

La culpa es de los poderosos

¡Con el mar de fondo, de fracaso en fracaso!

Sorpresa, el reconocimiento de Cambio: Cemeí

Por kilo y por montón, no por libras

Los poderosos y los miserables

¡Habrase visto tal desvergüenza!

¡Diálogo sin imposiciones!

En el infierno económico

¿Acabarán con el país?

Otro paso más y Pemex, al Infierno

¡Ah, miserables!

¿El quemadero lo calcinará?

¡Vergüenza es no denunciarlo!

La desviación conduce al error, ¡hay que escuchar!

Los miserables… de ayer y hoy

O se corrige o al precipicio

¡A media asta la Bandera Nacional!

El renacido Hitler

¿Del dreamliner al militarismo?

La gran manzana podrida

Vino, vio y ¿convenció?

Centenario de la Constitución, ¡nada qué celebrar!

De la dictablanda a la dictadura

Con la esperanza perdida

¿A qué irá tan lejos?

El capo de capos y la economía nacional

Los ensueños de los pobres

¡Feliz año, amor mío!

¡La Policía siempre vigila!

Por favor, no mezclen a El Chapo. De corruptos a corruptos

¡Viva Venezuela!

El apagón económico nacional

Así era el Estado mexicano (¡Huy qué miedo!)

El imperialismo causó la tragedia en París

Poderoso señor don Dinero

Admirados y aborrecidos

El oro y moro

Encerrados en su propio círculo

¡El rey ha muerto!

Castillo de naipes

Colaboracionismo oficial, mata partido

Cambio de estrategia de normalistas y maestros

La expoliación (Minería y petróleo)

Las tribus sin puntería

La Rosa Blanca y Pemex, historia repetida

Mentiras y más engaños

Irreversible lenta extinción

¡Mal para el que se va…!

¡Apreciación no es devaluación!

De piratas o bucaneros

Don dinero rompe cadenas

Sin obstáculo alguno; en caída libre

Y en México, ¿cuándo?

La guerra de papel termina

¡Más dispendio mayor pobreza!

¡Más dispendio mayor pobreza!

¿Por quién no votar?

Réquiem por un partido

En Morelia, una victoria pírrica

Del patrón oro, a la miseria nacional

¡Hasta el color ha perdido!

Nada para nadie