Samuel Ponce Morales
La Conspiración
UMSNH, alerta roja
Martes 6 de Marzo de 2018
A- A A+

A estas alturas, luego de que el Consejo Universitario aprobara el presupuesto 2018 de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), insuficiente para todo el año, las autoridades y las dirigencias sindicales deberían estar abocadas a establecer una estrategia para evitar nuevamente la parálisis de la máxima casa de estudios.

José Luis Segura Barragán, presbítero (Especial)
José Luis Segura Barragán, presbítero (Especial)
(Foto: Especial)

Si bien el propio rector, Medardo Serna González, ya había anunciado desde principios del año la situación que prevalecerá en 2018, la ratificación del máximo órgano de gobierno universitario sobre la situación económica no deja lugar a dudas: se trata otra vez de un año muy complicado.

Si de algún consuelo sirve, debe decirse que las universidades de Zacatecas, Nayarit, Oaxaca y Morelos están en una situación similar o más complicada que la Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, por lo que también sufrirán para conseguir los recursos extraordinarios.

Sólo en esas cinco instituciones de educación superior se atiende a un universo de 300 mil estudiantes, por lo que la Federación y los respectivos gobiernos de los estados deben actuar en causa común en favor de esas universidades por el impacto social que su actividad representa.

Queda claro que por parte de esas instituciones en crisis financiera debe haber también un sentido de muy alta responsabilidad y proceder de inmediato con los cambios y reformas que sus administraciones requieren para ayudar en mucho a la causa.

Y en esa labor entran tanto las autoridades como los trabajadores académicos y administrativos, que deben tener verdadera conciencia sobre la importancia de autoayudarse para garantizar que las puertas de sus universidades sigan abiertas por muchos años más.

La historia de Pichardo



Primero negó a sus familiares y después terminó aceptando que varios de ellos no solamente sí son sus parientes, sino que además fueron favorecidos por ella con gestiones para ser contratados en la Secretaría de Salud, incluidos hermanos, sobrinos y sus dos hijos.

La dirigente del Sindicato Lázaro Cárdenas volvió a faltar a la verdad en otro caso igual de grave: afirmó que una menor de edad había fallecido por falta de medicamentos en el Hospital de Coahuayana y el tema escaló hasta un medio de circulación nacional.

Los elementos de prueba de Pichardo fueron los supuestos dichos de los padres de la víctima, cuando en realidad la niña de cuatro años llegó en estado agónico tras haber sufrido un accidente de motocicleta el pasado 17 de febrero.

En las bitácoras del hospital quedó asentado cada paso que dio el personal médico, incluyendo un proceso de reanimación de media hora pese a que al ser recibida ya presentaba cero frecuencia respiratoria a causa de fractura craneoencefálica y choque hipovolémico que terminaron por causarle la muerte.

De acuerdo con los médicos que atendieron el caso, los medicamentos que la lideresa sindical argumenta que hicieron falta no son los indicados en este tipo de protocolos, además de que sí se tienen en existencia.

La historia inventada por la lideresa sindical involucra también a un auxiliar de enfermería que labora en el Hospital de Coahuayana y quien forma parte del grupo de Pichardo. El trabajador proviene de la Secretaría de Salud de Colima, de donde salió presuntamente por diversas violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo.

Pero acá fue reclutado sin mayor problema por la polémica dirigente, quien ya debe saber de las quejas documentadas en contra de su protegido por los directivos del hospital.

Nada es lo que parece



No era periodista pero se involucró en el medio a través de un semanario como una forma de sobrevivir; era contradictoriamente insolente y sin duda, uno de sus mayores activos no era la consideración a su avanzada edad, sino que su testimonio sobre los hechos violentos del 2 de octubre en Tlatelolco sirvió para abundar y confirmar que fue un crimen de Estado. Y es que él, como parte de los camarógrafos presidenciales, fue uno de los que filmaron de la a A la Z el hecho histórico. Si hablamos del recién fallecido Cuauhtémoc García Pineda, El Chif y/o El Matador, quien confesaría que difícilmente podría borrar las imágenes suscitadas en la Plaza de las Tres Culturas.

Conjuro



«Sin darnos cuenta, los terracalenteños del Valle de Apatzingán vivimos enjaulados por el crimen organizado»: José Luis Segura Barragán, presbítero.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo

Frente Ciudadano

PGR en el banquillo

La PGR echó a perder la investigación sobre el 15-S

Sin voto no hay dinero

Aborto, a debate

¡Arranca!

Los dreamers

Los acuerdos del IEM

Los cuatro informes

El regreso de Mireles

Hacia el 8 de septiembre

Las 5 sinrazones del SUEUM

SEE, el audio “filtrado”

CNTE, las y el cobarde

Trump, peor que Fox…

UMSNH, toma de nota

SUEUM, nuevo sindicato

A qué fue México al TLCAN

Las diez del informe del independiente

Paliza morenista a “perredistas”

Descuentos al SUEUM

Rafa Márquez, el honor del michoacano

Morelia, ese Yankel

Ese alcalde…

Avanza frente amplio

Ese Congreso…

El FAD en Michoacán

Guerrero y Estado de México, por encima de Michoacán

El inminente réquiem

Un Orihuela en las Islas Fiji

TLC, del pesimismo a la mínima negociación

Silvano, nuevo destape

PRD, la lucha por la dirigencia

El secretario amonestado