Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Viejas nuevas guerras sucias
Miércoles 14 de Marzo de 2018
A- A A+

A. En 2005, quienes hoy arropan (derecha intelectual, partidos políticos acompañantes) a Ricardo Anaya, candidato presidencial de la triada corrupta PAN-PRD-MC, aplaudieron el uso faccioso, ilegal y perverso de las instituciones, conducidos por Vicente Fox, mediocre presidente alineado al PRI y las oligarquías políticas y económicas, contra AMLO.

La defensa del cuestionado Anaya, destacando aparente meteórico enriquecimiento, haber hecho negocios siendo funcionario público, entre otros, resume la hipocresía de PAN, PRD y la derecha intelectual. La demagogia, sus aplausos a Enrique Peña Nieto, José Antonio Meade y oscuras reuniones con el presidente de la República lo caracterizan muy bien.

El caso Anaya es relevante porque es amigo de poderosos y su actuar es parte de los modos de las oligarquías políticas y económicas.
El caso Anaya es relevante porque es amigo de poderosos y su actuar es parte de los modos de las oligarquías políticas y económicas.
(Foto: Cuartoscuro)



Ante el embate faccioso, amenaza con bravuconadas, encarcelar a Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón. Ambos han hecho muchas barbaridades, como no aclarar los privilegios a las oligarquías económicas, propiedades supuestamente obtenidas a cambio de favores, la guerra antinarco, pero no delinea una idea anticorrupción más allá de los manotazos.

B. El actuar de la PGR en el caso del candidato presidencial de la triada corrupta PAN-PRD-MC no es nuevo. Por ello aquella escandalosa frase que en algún momento lanzó AMLO, porque él también fue objeto de trato faccioso y desmesurado por dicha institución. No sé si el PRI inventó el abuso y el PAN lo usó con algarabía, pero es real.

Las instituciones mexicanas, si no todas, en buena parte están hundidas en el descrédito y el faccionalismo. Son usadas por los gobiernos en turno contra enemigos políticos, pero sobre todo contra ciudadanos sin poder. El caso Anaya es relevante porque es amigo de poderosos y su actuar es parte de los modos de las oligarquías políticas y económicas.

En algunos medios se insiste en la defensa irrestricta de las instituciones mexicanas actuales, pero se evita decir, por complicidad e impunidad, que en algunas de éstas la pudrición resalta. Es el caso también del sistema de justicia. Y el actuar de la PGR no es pecata minuta. Es parte del proceder de las oligarquías políticas y económicas.

Acorde con AMLO, así funciona el sistema, y añade: “Lo novedoso es que ahora se pelean entre ellos”. Hoy es un integrante de las camarillas del poder, pero sigue AMLO u otro candidato que amenace al cómplice y faccioso aspirante presidencial del PRI-gobierno. Enrique Peña Nieto y su grupúsculo de tecnócratas neoliberales no perderán legalmente.

Mientras el PAN, en gira mediática, pretende descalificar a Morena vociferando un supuesto acuerdo con el PRI con dimes, diretes y falsedades. Y los aludidos del PAN solicitan micrófonos para limpiar a Santiago Creel y a los corruptos de ese partido que promovieron el uso de la PGR de Fox contra AMLO.

C. La derecha intelectual está muy activa contra AMLO. Enrique Krauze miente de nuevo en el New York Times. Lo fustiga como antidemocrático, sin hablar sobre el fraude electoral que llevó a Calderón en 2006 a Los Pinos, la alianza PRD-PAN-PRI y Enrique Peña Nieto, en la que Ricardo Anaya aplaudió a rabiar, para imponer las “reformas estructurales”.

El “consenso” de los partidos políticos por las “reformas estructurales” no es buen ejemplo democrático. Pocos políticos fueron votados, muchos impuestos por fraudes electorales y aprobaron las “reformas” por intereses partidistas y de las oligarquías económicas. Y pocos creen que los presidenciables independientes participan en aras de la democracia.

Obviedades. 1. Guadalupe Acosta Naranjo, haciendo de vocero de la triada corrupta PAN-PRD-MC, mostró su talante vengativo y apesadumbrado al defender al inefable e indefendible Anaya, cuyas cuentas por aclarar son muchas. 2. La derecha intelectual, el PAN y las oligarquías políticas y económicas anticastristas se sentirán “agraviados”, pero Cuba, como país soberano, está en su derecho de impedir el ingreso de quienes, escudados en su supuesta “democracia”, buscan golpear al gobierno. 3. La diputada que se autoproclama animalista, integrante de uno de los partidos más corruptos, ya tiene tema de campaña política para la costosa propaganda que se pagará con nuestros impuestos: la osa Yupik. La oligarquía política usando a un animal para sus particulares intereses personales y de grupúsculo. 4. El aplauso en la Convención de Banqueros a Meade no fue porque lo vean en Los Pinos; unos tenían que aplaudir, otros saben que con el PRI seguirán impunidad, corrupción y privilegios, algunos entienden que sólo otro fraude electoral lo hará triunfador, y es el elegido de Enrique Peña Nieto, a quien le deben sus abultadas carteras mientras millones viven en la pobreza. 5. El comentario de AMLO sobre el tigre escandalizó a medios, articulistas chayoteros, simpatizantes y seguidores de PRI-PAN-PRD, lo curioso es que la cotidiana corrupción, impunidad, complicidades, violencia delincuencial y gubernamental no les hace mella. Y, señor Meade, al tigre lo está soltando el PRI-gobierno. 6. Los corifeos de Ricardo Anaya no saben ni cómo enjuiciarían a Enrique Peña Nieto. Según un jurídico del PAN (Aristeguinoticias.com, 03/13/2018), ridículo hasta la risa, el Ministerio Público “tendrá” que encontrar un delito, si no es que inventarlo como lo han hecho PAN-PRI, no saben jurídicamente cómo proceder, pero acusan a Morena y AMLO de pacto con el PRI-gobierno. 7. Entre los presidenciables, Ricardo Anaya (PAN-PRD-MC) es el más acaudalado, por ello se cuestiona esa meteórica riqueza, seguido por la “independiente” Margarita Zavala, José Antonio Meade (PRI-PVEM-PT) en un punto intermedio, y al final AMLO (Morena-PT-PS) (sinembargo.mx, 03/12/2018). 8. De 2005 a 2017, los mexicanos que ganan salario mínimo aumentaron de 5.9 a 7.9 millones, de los que 411 mil tienen seguridad social y siete millones 502 mil sin seguridad social. ¿De dónde la alharaca por el supuesto “sexenio del trabajo”? 9. Las encuestas de la última semana, cinco en total, destacan a AMLO como puntero, en cuatro con más de diez puntos de ventaja, Ricardo Anaya en segundo y estancado, parece que llegó a su techo, y José Antonio Meade, en lejano tercer sitio, excepto en la encuesta de SDPNoticias. 10. Y los privilegios a la oligarquía económica siguen: en 2015 se rescató a la constructora ICA con 20 millones de dólares de los fondos del Pensionissste. Última: PAN-PRI y Televisa manotean para acorralar en supuesto debate a AMLO, pero la televisora y medios afines al PRI-gobierno no garantizan objetividad ni imparcialidad, buscan ahondar la guerra sucia para favorecer a PRI-PAN.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados