Xuchitl Vázquez Pallares
Flores para los grandes hombres…
Jueves 15 de Marzo de 2018
A- A A+

El próximo domingo se conmemora uno de los actos más heroicos del pueblo de México, me refiero a la expropiación y nacionalización del petróleo. Acto basado en lo dictado por la Constitución mexicana y en los anhelos de soberanía e independencia económica y política.

Lázaro Cárdenas del Río estaba al mando, era el presidente de la República. Me imagino lo difícil que fue enfrentarse a las grandes potencias y a los conservadores mexicanos que apoyaban con todo al capital e inversión extranjera y que tenían todo muy armado para no soltarlo jamás. Sin embargo, el pueblo de México, con el general Cárdenas al frente, con la razón, la ley y el amor por México por delante, recuperaron lo que era nuestro sin bala de por medio.

Lázaro Cárdenas del Río estaba al mando, era el presidente de la República.
Lázaro Cárdenas del Río estaba al mando, era el presidente de la República.
(Foto: Especial)



Se expropió de manera legal maquinaria, instalaciones, edificios, refinerías, estaciones de distribución, embarcaciones, oleoductos. Todos los bienes muebles e inmuebles de la compañía mexicana de petróleo llamada El Águila (Royal Dutch Shell), la Compañía Naviera San Cristóbal, la Compañía Naviera San Ricardo, La Huasteca Petroleum Company (subsidiaria de la Standard Oil Company de New Jersey, que se vio afectada a cambiar su nombre Amoco Corporation), la Sinclair Pierce Oil Company, la Mexican Sinclair Petroleum Corporation, la Stanford y Compañía, la Penn Mex Fuel Company, la Richmond Petroleum Company, la California Standard Oil Company of Mexico (hoy Chevron Corporation), la Compañía Petrolera El Agwi, la Compañía de Gas y Combustible Imperio, la Consolidated Oil Company of Mexico, la Compañía Mexicana de Vapores San Antonio, la Sabalo Transportation Company, Clarita SA y Cacalilao Sociedad Anónima, así como de sus filiales o subsidiarias.

No soy especialista en el tema, solo sé que no hay que permitir el olvido, que debemos recordar que con valentía y determinación se pueden lograr cosas que parecerían imposibles.
El primero en dar concesiones de petróleo mexicano fue Maximiliano de Habsburgo, quien emitió el decreto que permitía explotar el petróleo en México siempre y cuando se hiciera con la anuencia del gobierno mexicano, de esta forma otorgó 38 concesiones petroleras a particulares. En 1869, en Veracruz se inició la explotación de las chapopoteras de Furberos.

En 1886, bajo el régimen porfirista, las primeras refinerías que comenzaron a operar en Veracruz fueron El Águila, obra de los estadounidenses Samuel Faribum y George Dickson, y la de la empresa estadounidense Water Pierce Oil Company de Henry Clay Pierce y William H. Waters, empresa subsidiaria de la Standard Oil Company, que años más tarde se convirtió en el Grupo Sinclair Pierce Oil. En 1890 se estableció la Compañía Petrolera Mexicana de California en San Luis Potosí. En 1896 el Grupo Sinclair construyó una refinería entre la desembocadura del río Pánuco y la ciudad de Tampico. En 1901, la Compañía Petrolera Mexicana de California comenzó a perforar el primer pozo petrolero en Ébano, San Luis Potosí. Dos años más tarde estableció la primera refinería de asfalto de América Latina, asimismo continuó las exploraciones hasta contar con 19 pozos petroleros.

En 1901, el británico Sir Weetman Dickinson Pearson comenzó a invertir en el negocio petrolero mexicano con su compañía Pearson & Son, en 1906 organizó a la Compañía de Petróleo el Águila y construyó la primera refinería de Minatitlán, Veracruz. Gracias a su amistad con políticos mexicanos consiguió permisos para explorar nuevos yacimientos en los estados de Campeche, Chiapas, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz. En 1909 reorganizó el Consejo de Administración de El Águila, invitando a participar al gobernador del entonces Distrito Federal, Guillermo de Landa y Escandón, al gobernador de Chihuahua, Enrique C. Creel; al presidente del Consejo de Ferrocarriles Nacionales, Pablo Macedo; al presidente del Banco Central Mexicano, Fernando Pimentel y Fagoaga; al empresario Enrique Tron y al coronel Porfirio Díaz Ortega, hijo del presidente Díaz. De esta manera El Águila pudo obtener ventajas sobre su competidora Waters-Pierce para posicionarse en la venta de productos en México. En 1910 El Águila manejaba el 50 por ciento del mercado nacional. Posteriormente, en 1918, la mayor parte de las acciones de El Águila fueron adquiridas por la Royal Dutch Shell.

En 1906, el inversionista estadounidense Edward L. Doheny fundó La Huasteca Petroleum Company, en 1916, con la ayuda de Ezequiel Ordóñez, perforó el pozo número 4 de Cerro Azul, en 21 años este pozo produjo 89 millones de barriles. Años más tarde La Huasteca formó parte de su grupo Pan-American Eastern Petroleum, el cual terminó vendiendo a la Standard Oil Company de Indiana. Durante 35 años La Huasteca y El Águila con sus filiales fueron las compañías petroleras más grandes de México. La mayor parte de su producción era exportada a Estados Unidos e Inglaterra.

Qué terribles cosas han hecho los malos gobernantes a nuestro país. Vendiendo favores, territorios, concesiones. El amiguismo, la corrupción, van de la mano con el latrocinio. Hoy no tenemos nada, las mismas compañías que tanto costó sacar son ahora las dueñas y señoras, se les dio todo. Qué terrible traición a la patria.

Pareciera que la historia se repite, pero lo que sucede ahora es mucho más grave, ya que será muy difícil remontar el daño que le están causado las malas administraciones y los malos mexicanos a México. No se diga el enorme daño ambiental, de salud y carencia de desarrollo que traen consigo las compañías extranjeras.

José Yves Limantour, ministro de Hacienda durante la administración de Porfirio Díaz, favoreció las inversiones de capital extranjero, sostenía que al abrir las puertas a los inversionistas de otras naciones los bienes llegarían a México por añadidura. Esta política extranjerizante fue aplicada para la explotación de minas y del petróleo.

El 24 de diciembre de 1901, el gobierno de Porfirio Díaz expidió la Ley del Petróleo, dentro de los privilegios se eximió el pago de impuestos de importación de los equipos necesarios para explotar este producto, los capitales invertidos quedaron libres de gravamen de toda obligación fiscal por un periodo de diez años. Se permitió la compra de terrenos nacionales a precios de baldíos incluyendo un derecho de paso por terrenos particulares y una protección perimetral de tres kilómetros en torno a la ubicación de los pozos petroleros.

¿Les suena? Justo igual a lo que está sucediendo actualmente. No es de sorprender. Si observamos, son los mismos contubernios, los mismos intereses económicos y políticos, la misma ideología, el mismo entreguismo, el mismo desamor por nuestro país.

La impunidad, la injusticia y la pobreza, imperaban. No es de asombrar que el pueblo decidiera cambiar las cosas. Se observan claramente los anhelos del pueblo de México en el proyecto de Nación producto de la Revolución Mexicana, del cual Lázaro Cárdenas del Río fue ejecutor, y junto a él miles más, quienes creían en un México soberano y justo. Entre ellos mi padre, Natalio Vázquez Pallares, quien me enseñó el gran valor que tiene conocer la historia. Me enseñó también que a las personas se les conocen y valoran por sus actos, y que los traidores no merecen reconocimiento ni perdón alguno. En cambio a quienes lucharon y trabajaron por el bienestar de los demás, hay que aprender de ellos y honrarlos trabajando y luchando cada día por lograr los anhelos de justicia, no sólo en México, sino en el mundo entero.

Además de trabajar y luchar por un México y un mundo mejor cada día en lo que pueda, llevo flores cada año al general Cárdenas, junto a mí siento a miles, pero sobre todo a mi padre, su gran amigo y compañero de luchas.
vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…

El respeto al otro es fundamental

Dejemos de tolerar la intolerancia…

Creadores de mundos nuevos…

Michoacán el alma…

¿Quieres ver a los artistas?

Lázaro Cárdenas del Río está vivo…

Mentes y corazones brillantes…

Por México…

Nuevo inicio…

¿Dónde están?

¡Abajo el mal gobierno!

La conciencia de la sociedad inconsciente…

Del Informe…

Qué importante es la memoria

Presea Amalia Solórzano

Defendamos nuestro país…