Samuel Ponce Morales
La Conspiración
SPUM, el otro nepotismo
Jueves 15 de Marzo de 2018
A- A A+

(Primera de dos partes)

El actuar del dirigente del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), Gaudencio Anaya Sánchez, le ha costado un millón 136 mil 896 pesos al propio sindicato al beneficiar a familiares que han demandado al gremio.

Y es que en ese caso, el líder de profesores de la máxima casa de estudios del estado no metió las manos en un evidente conflicto de intereses, pero además, con sus acciones ha debilitado al gremio frente a la autoridad ante una accidentada gestión.

Anaya Sánchez arrastra una sombra de presuntas irregularidades, algunas no tanto, al seguir cobrando en la Secretaría de Salud a pesar de que se desempeña de tiempo completo frente al Sindicato de Profesores de Universidad Michoacana (SPUM).
Anaya Sánchez arrastra una sombra de presuntas irregularidades, algunas no tanto, al seguir cobrando en la Secretaría de Salud a pesar de que se desempeña de tiempo completo frente al Sindicato de Profesores de Universidad Michoacana (SPUM).
(Foto: Cambio de Michoacán)


Recientemente se perdió un juicio laboral que beneficio de un hermano del líder, su hija y su yerno, todos ganados por el mismo grupo de abogados Rigoberto Cadenas y Daniel Tovar.

Cabe decir que además de representar a los familiares directos, los litigantes también ganaron juicios laborales en favor de Érick Ramírez Reyes, Ricardo Serrano Zamora y Silvestre Acuña Pardo.
Los últimos de los citados vinculados con ex secretarios generales del SPUM, el primero, chofer de Erasmo Cárdenas Calderón, y el segundo, hermano de Domingo Acuña Pardo, recordado por agredir a una periodista en 2011 cuando era responsable del Centro de Salud de Morelia.

La nómina que favorece a familiares amigos y personas relacionadas con ex secretarios generales ronda los 48 mil 555 pesos, donde un asesor de Gaudencio Anaya Sánchez gana nueve mil pesos quincenales.
Anaya Sánchez arrastra una sombra de presuntas irregularidades, algunas no tanto, al seguir cobrando en la Secretaría de Salud a pesar de que se desempeña de tiempo completo frente al Sindicato de Profesores de Universidad Michoacana (SPUM).

Y es que no escasos de los que podrían ser sus compañeros laborales lo han señalado de cobrar y no trabajar en el Centro Estatal de Atención Oncológica de la SSM.
Fue el año pasado que integrantes del Comité Ejecutivo mostraron su inconformidad ante la actitud del dirigente frente al juicio laboral contra el SPUM, por parte de sus familiares y donde el líder permitió que ganasen sin una defensa jurídica adecuada para salvaguardar los intereses sindicalistas.

En un documento fechado el 19 de mayo de 2017 se describe cómo se han dado las acciones que derivaron en la afectación del patrimonio del gremio en beneficio de Estefany Anaya y Ricardo Serrano Zamora, hija y yerno del líder sindical.

Los integrantes del Comité Ejecutivo expusieron que tras la resolución del juicio laboral SA111/2013 que derivo en la resolución del embargo al gremio y la orden de reinstalación, se instruyó al responsable jurídico para que se tramitara un amparo, sin embargo no se había proporcionado la información detallada por parte de Gaudencio Anaya.

En el documento le reprochan que insistiera en pagar y reinstalar a trabajadores, además no escuchar la petición para intervenir debido a la relación “consanguínea” con él, además del vínculo que tienen los demandantes con el ex secretario general Domingo Acuña Pardo, pero ningún exhorto sirvió.

También sus compañeros le pidieron al dirigente que se llegase al acuerdo de pagar sólo el 50 por ciento de lo demandado, sin la reinstalación, para concluir el tema legal, esto a través de una comisión encabezada Anaya Sánchez y el titular del Departamento Jurídico del SPUM, pero el líder no hizo lo conducente para conformarla.

Nada es lo que parece



1- Uno no puede pasar desapercibido cómo el PRI en Michoacán, luego de un accidentado proceso para designar a sus candidatos de mayoría relativa a los cargos de alcaldes y legisladores, se va recomponiendo a través de la operación cicatriz, que en este caso tiene que ver con la conformación de los grupos en las listas plurinominales.

2- Los legisladores panistas que en los últimos tiempos han lanzado una ofensiva mediática en contra del gobierno local de Morelia, mediante críticas hasta el momento sin los suficientes argumentos sólidos, deberían considerar que si insisten en tener razón no hay nada mejor que acudir a las instancias oficiales para interponer las quejas o denuncias respectivas.

3- Bajo el pretexto del proceso electoral que obliga a varios funcionarios a renunciar a sus cargos, sin duda el gobernador Silvano Aureoles Conejo tiene ante sí la nueva oportunidad de rediseñar su gabinete con base en perfiles adecuados, claro, sin dejar a un lado aspectos como confianza y lealtad hacia él, hacia su administración, sólo que hay más de los primeros que de los segundos.

Conjuro



Sin duda Yankel Benítez ha demostrado ser un buen vocero de la alcaldía moreliana…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete