Samuel Ponce Morales
La Conspiración
¿Y los golpes financieros al crimen?
Viernes 16 de Marzo de 2018
A- A A+

Hasta el momento, hemos visto que hay una mejor, más rápida y hasta redituable respuesta gubernamental, ante las acciones del crimen organizado, sobre todo en la región de tierra caliente.

Sin embargo, lo anterior está concentrado en el poder de la fuerza, lo cual no basta, como tampoco basta contados experimentos para resarcir lo que últimamente se llama el tejido social en área focalizadas.
En la contra ofensiva de los gobiernos federal, de Enrique Peña Nieto, y estatal, de Silvano Aureoles Conejo, al fragmentado dominio territorial del crimen organizado, no se observa con claridad golpes contundentes de las áreas de inteligencia.

Y, no solamente me refiero al decomiso de drogas, a desarticular células, a la aprehensión de cabecillas y a arrebatar territorios, sino a golpear aquellos negocios que se hicieron con recursos ilícitos y que algunos sirven de financiamiento delincuencial.

SPUM, el otro nepotismo

(segunda y última parte)
Incluso en dicho documento se le acusa de dar las facilidades para el embargo de la cuenta del gremio el 11 de mayo, situación que informó cinco días después, lo cual lo consideran una irregularidad.
Dentro de esa acusación lo señalan de falsear información a los mismos integrantes del Comité Ejecutivo y adoptar decisiones que afectan gremio al margen de los órganos de gobierno, cuestión que lo beneficia a nivel personal y que refleja una falta de interés en el gremio.

El documento lo firman los responsables de las secretarías de Organización, Trabajo, Prensa, Relaciones Exteriores, Finanzas, Actas, Educación Sindical, Prestaciones, y Recreación, Deportes y Cultura.
Son una serie de irregularidades que se ha sumado al dirigente Gaudencio Anaya que incluso abarca temas como el uso de autos oficiales para uso personal como la balconeada que sufriera al usar una camioneta de la UMSNH para vacacionar en una playa de Guerrero.

Enrique Peña Nieto
Enrique Peña Nieto
(Foto: Cuartoscuro)

Sindicato fragmentado

En el marco de la coyuntura del emplazamiento a huelga de 19 de marzo pasado y el paro académicos que realizaron desde el 30 de octubre del 2017, las acciones del dirigente derivaron en la fragmentación del sindicato.

En las reuniones del Consejo General del SPUM, se volvió un momento muy tenso en términos de que se creía que se había seguida la ruta del Sindicato Único de Empleados u no del propio gremio las diferencias llegaron a tal grado que se “suspendió” al secretario del Trabajo Daniel Reyes Cázarez al acusarlo de ser cercano a la rectoría.

Dichas diferencias llegaron a tal grado que para febrero pasado de nueva cuenta secretario del Comité Ejecutivo salieron a señalar que el dirigente ha tomo decisiones de manera unilateral y que el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) como es no incluir en la revisión al secretario del trabajo, bajo el argumento de la suspensión pero que no tiene sustento legal.

De estos hechos la autoridad universitaria logro una semana antes del emplazamiento a huelga del 19 de febrero un amparo mediante el cual quedaba sin efecto el emplazamiento debido a errores en la notificación a la autoridad, por pate de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA)

Se logró conjurar la huelga derivado de la voluntad de la autoridad Nicolaita, al firmar un acuerdo para continuar los trabajos para abordar las violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) a pesar de que no tenía la obligación de hacer en términos de que el emplazamiento perdió efecto.

Lo advirtieron de nueva cuenta integrantes del Comité Ejecutivo que han mostrado su inconformidad en el actuar del dirigente Gaudencio Anaya, como Daniel Reyes Cazarez, secretario del trabajo “suspendido” por el Consejo General del SPUM y que violenta la normativa interna donde esta figura no existe y que solamente el Congreso del gremio tiene las facultades de expulsar o relevar de sus funciones a un miembro del Comité Ejecutivo.

Es en noviembre que se tiene que renovarse la dirección sindical de acuerdo a los estatutos ante lo cual, los integrantes del Comité Ejecutivo que marcado distancia al señalar que el secretario general actual de manera unilateral.

Nada es lo que parece

Sobre la primera parte del tema SPUM, el otro nepotismo, el ex dirigente de esa organización de profesores universitarios nicolaitas, Erasmo Morales Cadena, precisa que efectivamente Ricardo Serrano si fue su chofer, pero solo en el tiempo en que estuvo en el cargo sindical, no más.
Conjuro

En Coahuila, los alcaldes que pretenden relegirse puede permanecer en el cargo y hacer campaña política electoral solo en sus tiempos no laborales…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo