Samuel Ponce Morales
La Conspiración
¿Y los golpes financieros al crimen?
Viernes 16 de Marzo de 2018
A- A A+

Hasta el momento, hemos visto que hay una mejor, más rápida y hasta redituable respuesta gubernamental, ante las acciones del crimen organizado, sobre todo en la región de tierra caliente.

Sin embargo, lo anterior está concentrado en el poder de la fuerza, lo cual no basta, como tampoco basta contados experimentos para resarcir lo que últimamente se llama el tejido social en área focalizadas.
En la contra ofensiva de los gobiernos federal, de Enrique Peña Nieto, y estatal, de Silvano Aureoles Conejo, al fragmentado dominio territorial del crimen organizado, no se observa con claridad golpes contundentes de las áreas de inteligencia.

Y, no solamente me refiero al decomiso de drogas, a desarticular células, a la aprehensión de cabecillas y a arrebatar territorios, sino a golpear aquellos negocios que se hicieron con recursos ilícitos y que algunos sirven de financiamiento delincuencial.

SPUM, el otro nepotismo

(segunda y última parte)
Incluso en dicho documento se le acusa de dar las facilidades para el embargo de la cuenta del gremio el 11 de mayo, situación que informó cinco días después, lo cual lo consideran una irregularidad.
Dentro de esa acusación lo señalan de falsear información a los mismos integrantes del Comité Ejecutivo y adoptar decisiones que afectan gremio al margen de los órganos de gobierno, cuestión que lo beneficia a nivel personal y que refleja una falta de interés en el gremio.

El documento lo firman los responsables de las secretarías de Organización, Trabajo, Prensa, Relaciones Exteriores, Finanzas, Actas, Educación Sindical, Prestaciones, y Recreación, Deportes y Cultura.
Son una serie de irregularidades que se ha sumado al dirigente Gaudencio Anaya que incluso abarca temas como el uso de autos oficiales para uso personal como la balconeada que sufriera al usar una camioneta de la UMSNH para vacacionar en una playa de Guerrero.

Enrique Peña Nieto
Enrique Peña Nieto
(Foto: Cuartoscuro)

Sindicato fragmentado

En el marco de la coyuntura del emplazamiento a huelga de 19 de marzo pasado y el paro académicos que realizaron desde el 30 de octubre del 2017, las acciones del dirigente derivaron en la fragmentación del sindicato.

En las reuniones del Consejo General del SPUM, se volvió un momento muy tenso en términos de que se creía que se había seguida la ruta del Sindicato Único de Empleados u no del propio gremio las diferencias llegaron a tal grado que se “suspendió” al secretario del Trabajo Daniel Reyes Cázarez al acusarlo de ser cercano a la rectoría.

Dichas diferencias llegaron a tal grado que para febrero pasado de nueva cuenta secretario del Comité Ejecutivo salieron a señalar que el dirigente ha tomo decisiones de manera unilateral y que el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) como es no incluir en la revisión al secretario del trabajo, bajo el argumento de la suspensión pero que no tiene sustento legal.

De estos hechos la autoridad universitaria logro una semana antes del emplazamiento a huelga del 19 de febrero un amparo mediante el cual quedaba sin efecto el emplazamiento debido a errores en la notificación a la autoridad, por pate de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA)

Se logró conjurar la huelga derivado de la voluntad de la autoridad Nicolaita, al firmar un acuerdo para continuar los trabajos para abordar las violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) a pesar de que no tenía la obligación de hacer en términos de que el emplazamiento perdió efecto.

Lo advirtieron de nueva cuenta integrantes del Comité Ejecutivo que han mostrado su inconformidad en el actuar del dirigente Gaudencio Anaya, como Daniel Reyes Cazarez, secretario del trabajo “suspendido” por el Consejo General del SPUM y que violenta la normativa interna donde esta figura no existe y que solamente el Congreso del gremio tiene las facultades de expulsar o relevar de sus funciones a un miembro del Comité Ejecutivo.

Es en noviembre que se tiene que renovarse la dirección sindical de acuerdo a los estatutos ante lo cual, los integrantes del Comité Ejecutivo que marcado distancia al señalar que el secretario general actual de manera unilateral.

Nada es lo que parece

Sobre la primera parte del tema SPUM, el otro nepotismo, el ex dirigente de esa organización de profesores universitarios nicolaitas, Erasmo Morales Cadena, precisa que efectivamente Ricardo Serrano si fue su chofer, pero solo en el tiempo en que estuvo en el cargo sindical, no más.
Conjuro

En Coahuila, los alcaldes que pretenden relegirse puede permanecer en el cargo y hacer campaña política electoral solo en sus tiempos no laborales…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano