Samuel Ponce Morales
Vuelta a la hoja del “matón”
Jueves 29 de Marzo de 2018
A- A A+

Jorge

28ana

La Conspiración
Cierto, más que lamentables resultaron las declaraciones en broma, en sentido figurado o en serio por parte del ex dirigente del PRI en Morelia, Mario Tzintzún Gascón, quien refirió que en la campaña política electoral en Morelia los militantes harán de todo, “desde pegar un botón hasta matar a un cabrón…”.

Ese caso ha dado demasiado de qué hablar, pero más en posturas demagógicamente triviales, no en forma necesaria en contra del declarante –quien por cierto, ya se disculpó–, sino del PRI en general, partido político que, aunque algo tardíamente, se deslindó del comentario.

Hasta el momento ningún dirigente partidista, diferente al priista, ha dado pasos legales para establecer si hay o no indicios para una investigación en contra de Mario Tzintzún
Hasta el momento ningún dirigente partidista, diferente al priista, ha dado pasos legales para establecer si hay o no indicios para una investigación en contra de Mario Tzintzún
(Foto: ACG)



Hasta el momento ningún dirigente partidista, diferente al priista, ha dado pasos legales para establecer si hay o no indicios para una investigación en contra de Mario Tzintzún dado el peligroso contenido de sus palabras, más aún la frase de “hasta matar a un cabrón”.

El caso sólo se maneja en los medios de comunicación, en redes sociales y en considerados divertidos memes, no en las instancias partidistas y gubernamentales correspondientes, en las áreas de procuración de justicia al interior y fuera del Revolucionario Institucional.

Cuarteles regionales


(Primera de dos partes)

En el pasado reciente, los cuerpos policiacos establecidos en Morelia perdían hasta dos horas para desplazarse a la región de Apatzingán y reforzar alguna acción operativa ante hechos ilícitos, y hasta cuatro horas para llegar a Coalcomán, abriendo una amplia brecha de movilidad a los delincuentes para escapar en la más absoluta calma.

Esa impunidad, por ejemplo, llevó a los criminales en 2009 a la osadía de tirar los cuerpos de doce policías federales a un costado de la Autopista Siglo XXI, a la altura del municipio de La Huacana, y dejar un mensaje desafiando a la autoridad.

Por lustros la libertad con que operaban estos grupos les permitió un empoderamiento que lesionó no solamente la seguridad de la población, sino la gobernabilidad y la estabilidad del estado, así como el desarrollo de sectores productivos.

A esa necesidad obedece la estrategia de la administración de Silvano Aureoles de construir cuarteles regionales en zonas prioritarias para reducir los tiempos de reacción y generar mayor arraigo y presencia de los cuerpos policiales en las localidades, esto con el fin de establecer lazos de confianza para denunciar a los delincuentes.

El año pasado se puso en operación el primer Complejo Administrativo y Policial, como oficialmente se les denomina a los cuarteles, con sede en Huetamo, paso obligado para conectar una parte de Tierra Caliente de Michoacán y Guerrero, una zona que históricamente ha sido complicada por la presencia de células delictivas.

Nada es lo que parece



1- Seguramente después de Semana Santa se contarán los días en que habrá de realizar en Palacio de Gobierno una nueva reunión la Mesa de Gobernabilidad, principalmente entre líderes partidistas y titulares de los órganos electorales, así como de quien la preside, el secretario de Gobierno, Pascual Sigala Páez, y es que ya hay varios temas que merecen dirimirse.

2- Con base en su capacidad política, no, no se ve a un ex responsable de la política interna del territorio michoacano y actual aspirante a diputado local, en este caso a Adrián López Solís, delineando solo su campaña política electoral, sin participar en un proyecto más amplio de su partido político, el de la Revolución Democrática, que conlleve a obtener la mayoría de triunfos en alcaldías y curules.

3- Y uno se pregunta por qué la responsable del área de la mujer en el actual gobierno michoacano, Fabiola Alanís Sámano (una de las escasas colaboradoras más cercanas y confiables del gobernador Silvano Aureoles Conejo), no ha sido mencionada como aspirante a un cargo de elección popular, pero bueno, de lo que estamos seguros es que ella no daría ningún paso sin el aval del todavía senador de la República con licencia.

Conjuro



Por lo pronto, en esta Semana Santa, sin duda, el político michoacano sacrificado fue el priista Mario Tzintzún, aunque más bien él se hizo el harakiri…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría