Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Fausto, con todo
Miércoles 18 de Abril de 2018
A- A A+

En la entrevista realizada en esta casa editorial, el ex alcalde de Morelia y ex gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa, no visualiza obstáculo alguno que no pueda zanjar en su nuevo paso para gobernar otra vez la capital michoacana.

La charla periodística, sobre todo en la primera de dos partes en que se dividió, rechaza que sea necedad nuevamente buscar la alcaldía moreliana y detalla la conformación del municipio y más aún sus principales problemas.

Ampliamente aborda el tema de la inseguridad y de cómo aminorarlo, al igual que presume sus logros, en especial de grandes obras sociales como complejos culturales y deportivos en zonas urbanas casi marginadas, por ejemplo.

Fausto Vallejo Figueroa.
Fausto Vallejo Figueroa.
(Foto: ACG)

Del PRI, el que fuera su partido político de casi toda su vida, no quiso decir grandes pormenores, sólo volvió a subrayar que el instituto perdió el piso y prácticamente se olvidó de las bases, de los militantes y de las causas sociales.

Él sabe, y al menos deja entrever, que está consciente y hasta preparado para enfrentar una más que agresiva guerra sucia que habrá en el transcurso de las campañas políticas electorales, a iniciarse a mediados del próximo mes.

Y en ese sentido se extiende al hablar del caso de su hijo Rodrigo, quien aparece en un video con el entonces líder de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez, alias La Tuta, hoy preso, al cual sólo mencionó una vez en la plática que se efectuó en la parte alta de Cambio de Michoacán.

Dice que Rodrigo fue obligado a ese encuentro, como muchos alcaldes, como muchos empresarios, y que luego del video se presentó ante la procuración de justicia federal, donde lo detuvieron y luego lo liberación al no encontrar culpabilidad.

De Fausto, su otro hijo, el cual busca una diputación local de mayoría relativa, señala que tampoco hay nada contra él, y que, enfatizó, nada hubiera costado que fuera candidato plurinominal, pero que se rehusó y optó por contender sobre terreno.

Igual se refirió a su atrabancado paso por el gobierno michoacano, donde reconoció que con él inició el concepto de la licuadora financiera, en la cual se incluían recursos federales y se distribuían conforme a las necesidades.

Sí, no negó que se dieran desvíos de recursos públicos, pero justificó que fueron de una partida financiera a otra, y que nunca hubo peculado, tal como lo quisieron comparar, por cuestiones políticas, con otros gobernadores.

Nada es lo que parece



1- Una cuestión es que haya comunidades indígenas michoacanas como Cocucho, San Benito, Sevina, Santa Fe, Aranza, Zopoco, San Felipe de los Herrero y Urapicho, que den a conocer la no instalación de casillas electorales el primer domingo de julio próximo, y otra que las autoridades correspondientes se los permitan; por lo pronto esas manifestaciones son focos rojos para el Instituto Electoral de Michoacán (IEM), a cargo de Ramón Hernández Reyes; el Instituto Nacional Electoral (INE) en la entidad, con la tutela de David Alejandro Delgado Arroyo, y la Secretaría de Gobierno del estado, bajo la titularidad de Pascual Sigala Páez.

2- Del conflicto existente al interior de la dirigencia del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), el líder Gaudencio Anaya Sánchez sostiene que se deriva de la lucha contra quienes malversan recursos de la organización, y que por ello se ha desatado una serie de ataques en su contra, como presunto caso de nepotismo, estableciendo que su hija tiene ocho años laborando, mucho antes de que él llegara al cargo sindical y que menos tiene hermanos y yernos en la nómina.

3- Al Consejo Estatal de Población (Coespo) arribó Elizabeth del Carmen Juárez Cordero, quien era de una de las principales asesoras en la Secretaría de Gobierno, presidida entonces por Adrián López Solís, hoy candidato a diputado local. Y entre lo que más llama la atención de la licenciada en Ciencia Política y Administración Pública y maestra en Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es que ha participado activamente en proyectos de participación ciudadana y observación electoral en organizaciones civiles, análisis político e investigación, diseño e implementación de encuestas y estudios de opinión.

Conjuro



En Michoacán, ¿de quién será la culpa?, ¿de los partidos políticos, del IEM, del INE, de la PGR, de la PGJE, si en plenas campañas se detectara algún candidato con vínculos con el crimen organizado?

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo