Samuel Ponce Morales
La Conspiración
PRD, escupir para arriba
Martes 24 de Abril de 2018
A- A A+

Apenas el gobernador Silvano Aureoles se pronunció en favor de José Antonio Meade como la mejor opción -así lo juzgó él- para convertirse en el próximo presidente de México, no faltaron las voces de quienes, rápidos y presurosos, lo acusaron de traicionar a la coalición Por México al Frente (PRD, PAN y Movimiento Ciudadano) y hasta pidieron su expulsión del Sol Azteca.

Lo curioso e inverosímil es que entre quienes han querido satanizar al mandatario michoacano han navegado de un mar a otro con una bandera que cambia de color conforme a su conveniencia y estado de ánimo.

¿Qué les da a Jesús Zambrano y Jesús Ortega la autoridad moral para criticar esta postura y acusar traición? Los Chuchos, que por lustros secuestraron al partido y han vivido un vaivén ideológico a conveniencia, son los menos indicados para exigir congruencia.

Silvano Aureoles Conejo.
Silvano Aureoles Conejo.
(Foto: ACG)

Vaya, ¡hasta la senadora Iris Vianey Mendoza alzó la voz acusando indignación frente a la ofensa de que Aureoles se haya proclamado a favor del abanderado del PRI! Sin el menor mérito político, la apatzinguense arribó a la Cámara Alta arropada por una de las tribus de su partido para después distanciarse del PRD y hoy se unge como juzgadora de conductas en el sol azteca.

Cierto, el pronunciamiento de quien gobierna el estado más emblemático para el PRD en el país movió todas las piezas del tablero, no solamente al interior de su partido, sino también de la coalición que construyeron con el PAN y Movimiento Ciudadano.

Cierto, decantarse en favor de Meade sorprendió al grado de que en un inicio se creyó que habían sido hackeadas las redes sociales donde el michoacano recetó su decisión y el puñado de virtudes del abanderado del PRI. Lo llamó «académico, sensible, humanista; el del perfil más completo, profesional y preparado».

Pero también cierto es que se ocupa valor para desprenderse de la zona de confort que implica caminar de la mano o en sutil coqueteo con los punteros de las encuestas para no arriesgar ni un ápice de imagen, carrera, trayectoria o proyecto político.

Y cuando se analiza que Silvano Aureoles nunca ocultó su inconformidad por el rumbo que tomó el Frente -que en un inicio se pretendía ciudadano-, siendo secuestrado por las cúpulas partidistas que acabaron repartiéndose los cargos, Alejandra Barrales, como candidata a Jefa de Gobierno en la CDMX, Dante Delgado para continuar incidiendo en el estado de Jalisco y Ricardo Anaya convertido en candidato presidencial. Por ello, la postura del mandatario apenas empieza a emitir luces para entenderla.

Lo más cómodo y seguro para él habría sido pronunciarse en favor de Andrés Manuel López Obrador y comenzar a reconstruir la fracturada relación, o mantenerse pasivo y como testigo de primera línea para ver llegar a un panista como Ricardo Anaya Cortés a la Presidencia, cumpliendo el protocolo cupular de la coalición.

Pero no. Ni una cosa ni la otra. Silvano, como en aquel momento en que sacudió el escenario político nacional al destaparse a inicios del 2017 como aspirante a la presidencia, hoy nuevamente rompe los esquemas y marca una línea que, según su estrategia, podría cambiar el rumbo de una elección que, hasta antes del fin de semana, se veía inamovible.

Pero, bueno, tenemos los próximos días, las próximas semanas y especialmente las venideras encuestas, para establecer que tiene o no razón, por lo pronto, quién sabe.

Nada es lo que parece



1.- Aunque nada tiene que ver con la postura de su hermano Silvano Aureoles Conejo, más que complicado, jurídicamente hablando, marginar a Antonio García Conejo como candidato al Senado de la República por la coalición Por México al frente.

2.- Los traidores del PRD que hoy están en Morena se rasgan las vestiduras solo porque se cambiaron a un partido político de izquierda a otro similar, aunque en muchos de los casos, sobre todo de figuras, pese a su oposición al sol azteca permanecían como caballos de Troya.

3.- No hubo grandes novedades en el pasado debate presidencial, lo cierto es que los ataques entre los candidatos sombrearon las nos escasas propuestas para aminorar situaciones agudas que carcomen al país como son la inseguridad y la corrupción.

4.- Los simplistas piensan que los candidatos independientes no pueden tener un representante en la mesa de gobernabilidad y en el órgano electoral local, porque se convertirían en algo parecido a un partido político, lo cual está más que alejado de la realidad.

Conjuro



La Auditoria Superior de Michoacán deja mucho que desear en los documentos entregados al Instituto Electoral de Michoacán (IEM) para impedir que determinados aspirantes a candidatos lleguen a serlo.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría