Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Candidatos, el juego de la Auditoría
Jueves 26 de Abril de 2018
A- A A+

Como parte de las etapas del proceso electoral, Michoacán se encuentra en uno de los momentos de mayor complejidad operativa en el marco de las elecciones, la revisión a fondo de las propuestas que los partidos políticos presentan sobre sus candidatos a los más de 2 mil puestos de elección popular en el estado, tanto para el Congreso del Estado como los 112 Ayuntamientos, incluyendo propietarios y suplentes.

Los requisitos que se debieron de acreditar son mínimos, como avalar que se es originario del municipio o distrito, datos personales, presentar su acta de nacimiento, entre otros elementos de identidad mínima de las personas que pretender ser candidatos a alcaldes o diputados locales.

Sin embargo, el tema que ha surgido como un debate sobre los requisitos de elegibilidad de aquellos que participarán como candidatos, es el tema de la inhabilitación para ejercer un cargo administrativo y que, derivado de la violación de diversas normas en el ejercicio de la función, hayan sido inhabilitados por la Auditoria Superior ya sea del estado o de la Federación.

De ello surgieron diversos nombres, entre ellos los de Antonio Ixtlahuac Orihuela y Graciela Andrade Páez, para el caso de lo federal, y en lo que respecta a las elecciones locales, fueron tres de candidatos que posiblemente estén sujetos a una revisión de dichas autoridades fiscalizadoras.

Erik Avilés.
Erik Avilés.
(Foto: Carmen Hernández )

Los casos locales están dirigidos a Baltazar Gaona en Tarímbaro (presidente municipal), Roberto Venegas en Ocampo (regidor) y José Cortés Ramos en Aquila (presidente municipal), quienes se encuentran en la lista negra por no haber usado adecuadamente recursos públicos o bien, haber incumplido reglas administrativas.

Y, bueno, el debate se amplía, también, en el sentido del efecto de los resolutivos, si son ya definitivos o bien si todavía están sujetos a revisión de algún juez, que pueda modificar la sanción, razón por la cual, de encontrarse en este caso, la presunción de inocencia permitirá la candidatura de dichas figuras.

Vale la pena apuntar que si alguno de los citados logra revertir el apunte en su contra de la Auditoría Superior de Michoacán, qué pasará con ese ente legislativo local, porque, evidentemente, no puede permitirse que manosee política y electoralmente sus específicas funciones.

Erik Avilés a la gobernabilidad



Finalmente, los candidatos independientes a ediles y legisladores locales determinaron que el conservador Erik Avilés, el de Mexicanos Primero, sea su representante, por lo pronto, en la llamada mesa de gobernabilidad rumbo a las elecciones del próximo mes de julio.

Sin duda, una extraña designación sobre todo que para algunos ese representante debería recaer en Antonio Plaza Urbina, actual integrante del gabinete del Ayuntamiento de Morelia y quien, sin duda alguna, es un especialista en los temas políticos electorales.

Sin embargo, el punto positivo para Erik Avilés es que, pese a todo, muestra una mayor madurez y mesura, mucho más que el propio Antonio Plaza, de ahí que, por solo ese hecho, provoque menos fisuras con sus oponentes de la mesa de gobernabilidad.

Y hay que apuntar que el de Mexicanos Primero, es una figura que ha resaltado en todas formas, no solo por sus análisis en el tema, sino por su fuerte y abierta oposición a las manifestaciones radicales del denominado magisterio democrático en el territorio michoacano.

Nada es lo que parece



Y, bueno, retomando el caso que asumimos este martes con respecto al ex diputado federal en sus tiempos perredistas, Francisco Márquez, habrá que precisar que al interior de la Secretaría de Gobierno, presidida por Pascual Sigala Páez, se da por sentado que cuando recientemente, el 30 de marzo pasado, abandonó sin más la titularidad de la Dirección de Análisis y Desarrollo Político, “ni adiós dijo y se fue a Morena, llevándose encuestas y mediciones que se elaboran en dicha área”; baste enfatizar que el entrecomillado es de una fuente confiable de la propia dependencia..

Conjuro



La dirigencia de Morena en Michoacán se rebela y sigue sin entregar la lista de sus candidatos para que sean examinados ante la mera posibilidad de que alguno de ellos tenga vínculos con el crimen organizado…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo