Juan Pérez Medina
Opinión
Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo
Martes 1 de Mayo de 2018

En honor a los mártires de Chicago y a todos los trabajadores del mundo que han dado su vida por defender la nuestra.

A- A A+

Durante varias décadas en el siglo XX, los estados capitalistas utilizaron el estado bienestarista para detener el avance del socialismo, que representó otra forma de organizar el trabajo y las condiciones de vida. Para contener ese avance, en los países capitalistas tuvieron que ceder a las presiones de los trabajadores del mundo y crearon una serie de derechos y prestaciones con la finalidad de ocultar la explotación del trabajo asalariado, para que los trabajadores no vieran otra opción más que las del sistema que los oprime. La situación actual del capitalismo y sobre todo, la grave situación de los trabajadores en él, está en la inexistencia de lo que hasta hace más de 30 años era la extinta URSS y todo el campo socialista. La falta del contrapeso del mundo socialista ha permitido a los capitalistas quitarse la máscara de bienestaristas que tanto les sirvió durante el siglo XX, para mostrar su verdadero rostro encargado de desaparecer los derechos que creó, exprimiendo cada vez más a trabajadores y trabajadoras y sus familias, sin importar edad, color de piel, religión, etc. El anhelo de igualdad en el capitalismo es explotarnos a todos por igual.

Hoy en día, aunque haya algunos trabajadores desclasados e ignorantes que lo pretendan negar, padecemos las consecuencias del derrumbe de la URSS expresado en mayores niveles de pobreza y precariedad laboral. Las condiciones laborales, salariales y asistenciales de los trabajadores siguen deteriorándose año con año. Llegamos a este primero de mayo de 2018 en peor situación que el año anterior. Sí a fines del siglo XIX la exigencia que llevó a la horca a los Mártires de Chicago era lograr una jornada laboral de 8 horas, los trabajadores mexicanos contemporáneos parecen situarse en un estadio mucho peor. En la actualidad, la vida laboral se caracteriza por la precarización del trabajo, reflejado en la permanente caída del salario, la desregulación laboral mediante la imposición de los contratos a prueba y por horas, aumento excesivo de la informalidad, empleos eventuales o sin base, sin derecho a la seguridad social, a los servicios de salud, a la sindicalización y la tercerización del empleo. El reflejo de lo anterior es una pérdida acumulada del poder adquisitivo en treinta años, del 16 de diciembre de 1987 al 26 de octubre del 2017, del 80.08%, medida de acuerdo a la Canasta Alimenticia Recomendable (CAR).

Este fenómeno ha visto de la mano de otros más, como el permanente incremento de los costos de las necesidades básicas de los trabajadores y sus familias y políticas inflacionarias, como el aumento periódico de la gasolina y el gas, el transporte público y la electricidad. Los datos oficiales, de los cuales hay que dudar siempre, nos hablan de un creciente y alarmante aumento de la pobreza y, por consiguiente, de la violencia como consecuencia de la explotación laboral y la necesidad de empleo. Ejemplo de ello es que en 2015, el precio de la CAR era de $201.01pesos y para octubre de 2017, el precio de dicha canasta alcanzó $245.34 pesos, mientras que el salario no llegó en ese mismo lapso ni a los $10 pesos.

Los trabajadores, cada vez más exprimidos.
Los trabajadores, cada vez más exprimidos.
(Foto: Cuartoscuro)

La grave caída salarial ha sido tal que en 1987 eran necesarias 4 horas y 53 minutos para adquirirla, le restaban al trabajador 19 horas y 7 minutos para transportarse, comer, asearse, convivir con su familia, salir a pasear, dormir, etcétera. Sí por una jornada de 8 horas se pagara un salario mínimo, el 1ero de enero de 2013 el tiempo de trabajo necesario para adquirir una Canasta Alimenticia Recomendable era de 21 horas con 13 minutos, por lo que le quedaban al trabajador 2 horas y 47 minutos para satisfacer sus necesidades, es decir, para dormir, comer, estar con su familia, su pareja, sus amistades, para transportarse, etc. Tres años después, el 16 de octubre de 2016 ya únicamente eran 7 minutos, en total, para realizar el resto de sus actividades, debido a que el tiempo necesario que había que laborar para alcanzar la CAR era de 23 horas con 53 minutos. Al 26 de octubre de 2017 el tiempo de trabajo necesario para comprar la CAR ha sobrepasado un día completo llegando por primera vez a las ¡24 horas con 31 minutos!

A casi cuatro años, el espejismo que significó la reforma laboral de Felipe Calderón, la situación empeora después de la promesa progubernamental y empresarial de que todo iría mejor. Según datos publicados por INEGI a través de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo para el tercer trimestre de 2015, los empleos no han crecido significativamente y, en contrapartida, éstos han sufrido un deterioro enorme. Estos mismos datos nos dicen que los salarios son cada vez más paupérrimos; pues la mayor parte de ellos se encuentran entre 1 y 2 salarios mínimos. El aumento de empleos mal remunerados es proporcional a la pérdida de los empleos con salarios medios y de calidad. Tan sólo en 2015 se perdieron cerca de 500 mil empleos de más de cinco salarios mínimos. Súmese a ello que la informalidad ya ha rebasado al 60% de la población económicamente activa y casi 40 millones no tienen acceso a la salud.

El argumento de los auspiciadores de la Reforma Laboral fue que era necesario flexibilizar el mercado laboral para hacerlo más dinámico; sin embargo, el mercado laboral mexicano ya era muy flexible. La reforma únicamente lo hiperflexibilizó, y al hacerlo terminó por crear condiciones más precarias de trabajo.

Lo que ha traído la reforma laboral con la generalización de la subcontratación y la pérdida de conquistas laborales por parte de los trabajadores, salarios más pobres y trabajadores más empobrecidos. A cinco años de su aprobación, ha contribuido más a la desigualdad y a la vulnerabilidad de la población de bajos ingresos, y muy poco a la formalidad, la productividad y la generación de empleos, ante un déficit de más de 39 millones de plazas.

Ejemplo de esta grave situación salarial, son los salarios que pagan empresas como Wal-Mart y las condiciones de esclavitud a las que son sometidos sus trabajadores, quienes en su mayoría gana entre uno y dos salarios mínimos, estando sujetos a horarios de trabajo flexibles, es decir, que deben estar a disposición de la empresa las 24 horas del día, sin obtener por lo menos el beneficio del pago de horas extra, y en el caso de las mujeres enfrentar una abierta discriminación laboral, pues uno de los requisitos indispensables para trabajar ahí es que no estén embarazadas y se abstengan de hacerlo si quieren permanecer en la compañía (lo que constituye una abierta violación a los derechos humanos de sus empleadas). En empresas como Walmart, Vips, Elektra, McDonald’s, Oxxo, KFC y El Globo por ejemplo en puestos de cajeros, vendedores y ayudantes generales, pagan de 1 a 2 salarios mínimos, jornadas de más de 10 horas, periodos de prueba de varios meses sin pago del IMSS y pagos por hora menores a 20 pesos. En Elektra, por ejemplo, un trabajador no es derechohabiente del IMSS en los primeros 5 meses de trabajo con el argumento de la empresa de que el trabajador está a prueba. La jornada para un vendedor en una tienda se extiende de 8:30 am a 9:30 pm con dos horas de comida; es decir, 11 horas de trabajo en piso de ventas y dos de comida, en total 13 horas. Todo ello violatorio de las actuales leyes laborales, que de por sí han arrebatado derechos ganados a los trabajadores.

¿Quién defiende a estos trabajadores sin no tienen oportunidad de sindicalizarse y ni siquiera saben que pueden hacerlo? Creo que los trabajadores sindicalizados tienen aquí una enorme deuda por omisión y también por el enorme peso del gremialismo empobrecedor. Si los «Mártires de Chicago» revivieran se volverían a morir de pena y vergüenza.

Podría honrárseles, sí este PRIMERO DE MAYO los trabajadores organizados, decidieran luchar por estos trabajadores o junto a ellos. Defender verdaderamente nuestras conquistas y nuestro trabajo; pasando de la simulación o el gremialismo; del confort de nuestras ínsulas a la lucha general de los trabajadores por mejores condiciones de vida. Una verdadera plataforma que llame a la unidad general deberá avanzar hacia la exigencia de un incremento del 100% al salario; la supresión de los contratos a prueba, el pago de horas extras en las jornadas extendidas, creación de empleos suficientes y de seguridad social de calidad para todos, si eso nos es negado entonces, que se vaya los del gobierno y su jauría de ladrones, vende-patrias y aduladores; pues la riqueza y el gobierno debe estar en manos de los trabajadores.

Es hora de la unidad política que se plantee «tomar el cielo por asalto», haciendo de la lucha de los trabajadores el espacio para confraternizar y establecer como meta la vía hacia el poder. Si nos comenzamos a unir, y no me refiero a la unidad en la acción, a la integración de frentes o coordinadoras que tratan de atender ciertas demandas, sino a la unidad política que se proponga cambiar el régimen y echar debajo de una vez por todas la explotación de los trabajadores; podremos en el futuro construir una patria más justa y humana, logrando con ello acabar con la miseria y la violencia actual.

En Michoacán tenemos enormes condiciones para hacer la hazaña que soñó Primo Tapia de organizar al pueblo trabajador para organizar la vida política y económica como la única forma de vivir en paz. Esta, creo yo, es la mejor forma de honrar a los trabajadores que en 1886 fueron ahorcados injustamente en la ciudad imperialista de Chicago; y, entonces, las palabras dichas por Spies dichas en los instantes últimos cobrarán significado: «la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro…»

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Y para transformar la ciudad (Segunda parte)

¡No debe haber gobierno rico en un país de pobres!

Reflexiones sobre los días últimos por venir

El inútil voto útil

Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo

A construir el triunfo con alegría

La elección del 1º de julio y el cambio posible

Morena: falta de compromiso

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!

Germán Martínez, el despreciable estúpido y los panistas de la Vela Perpetua

Corrupción en el gobierno y su clase económica ¿Cuál de ellos cerrará la puerta?

Confesos el diputado Ernesto Núñez y el edil Juan Carlos Campos: ladrones, corruptos y cínicos que deberían estar en la cárcel

La contrarreforma energética: regresa 74 años después el petróleo a sus antiguos dueños

2015: El festín electoral que viene

Relevos en SEE, vaticinios de una encrucijada con más de lo mismo

AMLO, el político opositor más importante de México

Fausto: el gobernador que nunca fue

Mentirosos Primero: La manipulación de la conciencia

Fin al abuso, otra vertiente de la estrategia en contra de los maestros

Los trabajadores de la educación vs la LGSPD: miedo, incertidumbre y soledad

Entre el temor, la incertidumbre y la soledad: los trabajadores ante la implementación de la Reforma

Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro

El robo de las aportaciones pensionarias de los trabajadores de la educación por parte del gobierno del estado

La situación de los trabajadores en 2014 peor que 1886

Día del Niño: entre la pobreza, la marginación y la violencia

Por siempre Gabriel García Márquez

La catástrofe capitalista michoacana

La crisis capitalista: sin salida

Golpes exportados

Venezuela está pariendo revolución

La acción tutorial en educación a través de la historia

Inventario de JEP

2014, otro año que estaremos en peligro

La tragedia de México

¡Malditos!

Desmitifiquemos los dichos sobre la evaluación