Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Comunidad modelo
Miércoles 9 de Mayo de 2018
A- A A+

Por años, Cenobio Moreno fue centro de operaciones del crimen organizado. Su ubicación geográfica constituía una posición estratégica para estos grupos en ese corredor de la Tierra Caliente michoacana.

Entre los pobladores, pero también en las estructuras de seguridad, era conocido que el gobierno había sido rebasado en esa localidad del municipio de Apatzingán. La que dominaba ahí era la ley del narco.

Quienes se oponían al cobro de cuotas o derecho de piso, a las extorsiones, secuestros o cualquier otro negocio que representaba ganancias millonarias para Los Caballeros Templarios –antes Familia Michoacana- sufrían las consecuencias. Levantones y asesinatos eran la condena en muchas ocasiones.

La gente, podemos decir, se había prácticamente habituado a esa forma de vida. Convivían y sobrevivían bajo ese yugo, hasta que entre los años 2013 y 2014 los grupos de autodefensa aparecieron y comenzaron a romper las estructuras enraizadas del crimen organizado y todos sus componentes.

José Ascensión Orihuela.
José Ascensión Orihuela.
(Foto: Especial)

Pero la tarea no estaba concluida, pues el levantamiento armado solucionó un problema, pero generó otro: ante la desarticulación del cártel hegemónico, algunos de sus jefes de plaza crearon pequeñas células que después buscaron alianzas entre ellos mismos o con grupos delictivos foráneos.

En medio de esa coyuntura, en el año 2016 el gobierno estatal puso en operación una estrategia que pudiera ser replicada en otros puntos del territorio nacional como un esquema modelo que ataca en forma integral a núcleos poblacionales que habían estado bajo el dominio del narco.

Cenobio Moreno es uno de esos pueblos hoy conocidos como Comunidad Modelo en Michoacán, y el lunes conmemoraron su segundo año con esta declaratoria, que implica la inyección de recursos para ejecución de obra pública.

Y esas inversiones fueron traducidas en pavimentaciones, embellecimiento de plazas, mejoramiento de oficinas de jefaturas de Tenencia, despliegue de programas sociales, y una estrategia de seguridad para ubicar y detener objetivos delincuenciales.

Pero la obra que mayor impacto social en los últimos años que tendrá esta comunidad de la Tierra Caliente, sin duda, es el Centro de Salud que la actual administración estatal edificó en un terreno de más de 300 metros cuadrados que antes eran un establo habilitado como consultorios.

Este complejo, considerado uno de los más equipados de tu tipo en el estado, cuenta con consultorios médicos, área de hidratación oral, farmacia, sala de espera, residencia médica, sanitarios, salón de usos múltiples y otros espacios que implicaron una inversión de 11.7 millones de pesos.

Y, bueno, como se ve la estrategia de seguridad no se limita a la compra de más armas y patrullas, ni al reclutamiento de más policías. Cierto, eso importa, pero si se quiere atacar el problema de raíz, la acción del gobierno debe ir más allá. Debe anclarse en el fondo del problema y buscar soluciones estructurales.

Las comunidades modelo encierran, en buena medida, el esquema integral que se requiere no sólo en otros puntos del territorio michoacano, sino también del país.

Nada es lo que parece



1.- Y, si, siguen regresando los dinosaurios, políticamente hablando; ahora, el senador de la República José Ascensión Orihuela fue designado secretario general adjunto de la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI.

2.- Por cierto, ante la posibilidad del relevo de Ney González como delegado nacional del PRI en Michoacán, ya se habla del nombre de Enrique Martini, quien ya ha ostentado igual cargo en varias partes del país, aunque en Guanajuato no le fue del todo bien.

3.- No son escasas las voces con memoria que tratan de impedir que el Cabildo de Morelia otorgue la presea Morelos post mortem a quien fuera gobernador michoacano Agustín Arriaga Rivera, a quien, con una serie de pruebas, lo acusan de autoritario y represor durante su mandato.

Conjuro



Y, en la conmemoración de un aniversario más del natalicio del llamado Padre de la Patria, se puso en evidencia que el país requiere un Hidalgo, pero por igual un Morelos y no nada más un Juárez…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente