Salvador Molina Navarro
Derecho a qué…
Las decisiones de una madre
Martes 10 de Mayo de 2016

Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente.

Confucio.

A- A A+

Este día se festeja a las madres, una de las figuras importantes en la idiosincrasia mexicana. Estaremos llenos de festivales escolares, de días de asueto en el trabajo, de rosas, regalos, comidas, festejo, recuerdos. Este día, para la gran mayoría, será de manteles largos y de recuerdos perdurables, sin duda resulta importante dedicar un día a esta columna de la familia, pero también resulta necesario entender los retos y decisiones que una madre enfrenta en la actualidad.

Las decisiones de una madre
Las decisiones de una madre
(Foto: TAVO)

Una de las discusiones sociales de mayor interés es el tema del aborto y aquí empieza una de las decisiones de la madre actual, ¿estaré forzada a tener a un hijo, a llevar mi embarazo hasta el final, soy madre a partir de la viabilidad del producto o desde su concepción?, todos hemos opinado al respecto, todos queremos imponer la respuesta a las madres, pero la decisión es de ellas, nuestras madres tienen que hacerse escuchar y exponer sus argumentos al respecto. ¿Es posible darle la oportunidad a una madre para que elija entre abortar o tener a su hijo?, ¿qué derecho está por encima del otro, el derecho de la mujer a ser o no madre, o el derecho del menor a nacer?; en su caso, ¿es necesario tomar en cuenta la opinión de los padres para poder establecer una respuesta a esta discusión social?, esta es una de las decisiones que enfrenta una madre hoy en día, es una decisión trascendental pues con la respuesta se tendrán que modificar diversos derechos humanos, se tendrán que armonizar y reestructurar nuestra Constitución y las leyes secundarias de la materia.

Otro tema importante que está en la mente de las madres es el derecho a lactar, defender su derecho a la lactancia que a últimas fechas lo han querido mermar o limitar, se han iniciado esfuerzos para restringir este derecho y obligar a las madres a consentir limitaciones y violaciones a sus derechos humanos para poder tener estabilidad laboral, en este supuesto se tiene la ley que en su momento impulsó el diputado Ernesto Núñez, que en un principio posicionó en prensa mediante un trabajo arduo para que las notas se ocuparan de dar cuenta de su iniciativa en todos los medios de comunicación y que actualmente no se ha dicho nada, no se ha dado cuenta a las madres si se desistió en su intentona para delimitar los derechos de las madres trabajadoras a lactar; o bien, si tras este silencio de la prensa les espera a nuestras madres una ley a todas luces inconstitucional pero imperativa y con consecuencias preocupantes, aquí las madres deben prestar su atención, conocer el estatus de esta iniciativa de ley y poder ejercer su derecho a opinar y, sobre todo, tomar su decisión, otra decisión más en los temas actuales que serán trascedentes para los derechos de la madre.

La madre, como ser humano, se conduce con aciertos y errores, en ocasiones actúan de forma contraria a la esperada, se les juzga, se les premia, se le ignora, se les busca, se les reclama y se les piden consejos, una madre, como mujer, como persona, puede construir maravillosamente en favor de sus hijos y de su sociedad, pero también es capaz de destruir, destruir a sus hijos y a la sociedad, pues al final del día la familia es la base social y la madre es la base familiar. En este supuesto la madre tendrá que tomar sus decisiones hasta donde puede intervenir en la vida de sus hijos, hasta donde puede reprimir a sus hijos, hasta dónde llega su obligación como madre y nace el derecho de sus hijos a una vida propia, hasta dónde puede ocuparse de sus obligaciones como madre y en qué punto empieza a disfrutar de sus derechos como mujer.

Otro tema trascendental para las madres de hoy en día es el olvido o el desinterés para proteger a nuestras niñas, hablo de niñas que a los nueve años se convierten en madres y que el Estado y la sociedad no ha tomado medidas para disminuir estos casos y para sancionar a los responsables, a estas madres les robamos su niñez, a ellas también les haremos un festival de las madres, a ellas también les importará recibir una flor o un regalo, nuestras niñas tienen que luchar por sus derechos de niñas, no de madres, esta es una decisión pendiente y no sólo de las madres, es de todos, del Estado y de los ciudadanos.

Por tanto, valga un reconocimiento sincero a todas las madres en este día, a las madres que están tomando decisiones importantes, a las madres que han perdido su niñez, a las madres presentes y ausentes, a las madres y sus decisiones que impactarán a la sociedad y su derecho.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Candidatos independientes o una nueva clase política?

La colegiación de la justicia

Competencia contra monopolio

La Benemérita y Centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

La política es un interés de todos

Qué nombre le vamos a poner

Nuevo ciclo escolar y nuevo reto educativo

Un avance ciudadano sin tintes políticos

El derecho de las víctimas y la obligación del Estado

Gracias, pero no es una concesión, ¡es un derecho!

Prisión preventiva oficiosa, ampliarse o desaparecer

Justicia en obra negra

La moneda está en el aire

Todos contentos, tenemos reelección

Un andador con sabor a parque lineal

“En espera de una reacción”

El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano

La percepción, un tema añejo en Michoacán

¿Procuración de Justicia?

Una evaluación sin convocatoria

En espera de un acto de congruencia política

Hay de prioridades a prioridades

Entre mensajes y la realidad

Una nueva oportunidad

Está Navidad me servirá para…

Lo siento, no hay dinero en las arcas

El feminicidio, entre la espada y el espíritu

El salario mínimo y el mínimo vital

Una ley necesaria

La razón y la política en la Ley Antimarchas

Maestro Cárdenas, un inmortal autor de recuerdos

Derecho a un medio ambiente sano

Las escuelas Normales y el derecho a la educación

El derecho de los reos

A dos años de aquella noche

Sociedad dividida

Un informe con esquema diferente

El verdadero reto de la justicia penal en la actualidad

¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?, una decisión ciudadana

Un caso más de un todólogo mexicano

El caótico caso de la educación

Supe de un país lleno de promesas y demagogia

Un perdón con sabor a mentira

Un futuro inmediato

Michoacán ante un nuevo reto

La Alerta de Violencia de Género, ¿necesidad o pretexto?

Independientes ante el desgaste y la pérdida de credibilidad

Foto infracciones, entre argumentos y falacias

El derecho a la vida y la ignorancia legislativa

Una evaluación docente… ¿confiable?

Las decisiones de una madre

¿Qué protege el derecho humano al trabajo?

Los políticos y sus iusmonólogos

Un pueblo sin tribuna

El Estado, la violencia y las políticas públicas

“Justicia o política… una decisión pendiente”

“Entre la cobardía y el deshonor”

“Día Internacional de la Mujer, festejar sin compromiso o comprometerse sin festejar”

Michoacán y su identidad

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? (Segunda parte)

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte

Derecho a conocer nuestro sistema de justicia penal

El derecho a estar informado, de la letra a su realidad

Una recaptura de Estado

Caminos, acciones y otros vericuetos de un buen ciudadano

Compartiendo mi realidad

Nuestro salario, aguinaldo y otras prestaciones laborales son derechos humanos

Declaración Universal de los Derechos Humanos, concientizando a los ciudadanos

Ser mujer también es nuestra lucha

Una parte de nuestro México, historia vigente que se niega y se esconde

Terrorismo, una crítica distante y una indolencia cercana

Los derechos humanos, de un discurso glorioso a una realidad dolorosa