Jerjes Aguirre Avellaneda
¡Para el debate por Michoacán!
El Papa, los problemas y las soluciones
Viernes 19 de Febrero de 2016
A- A A+

La visita papal a Michoacán ha terminado. Ahora las condiciones para el análisis son más apropiadas puesto que ya no es posible establecer alguna relación con hechos que todavía no acontecían. El Papa, como jefe del Estado Vaticano y como líder espiritual de los católicos, hizo política y a la vez cumplió con tareas pastorales, mostrando en sus actividades y pronunciamientos los enfoques nuevos de la doctrina católica.

Michoacán sigue siendo mayoritariamente católico. Según el último censo, el 92 por ciento de los michoacanos era católico y sólo el ocho por ciento profesaba otras creencias. En números absolutos, los católicos sumaban tres millones 096 mil personas y los no católicos, 367 mil 641 adeptos, destacadamente cristianos evangélicos y testigos de Jehová. Aquellos que no profesaban ninguna religión alcanzaron la cifra de 83 mil 297 personas.

La observación de los hechos permite destacar que la actividad religiosa en Michoacán ha sido intensa bajo diversas modalidades y formas
La observación de los hechos permite destacar que la actividad religiosa en Michoacán ha sido intensa bajo diversas modalidades y formas
(Foto: ACG)

El último censo corresponde a 2010 y las cifras de la Encuesta Intercensal levantada en 2015 todavía no se conocen. Sin embargo, la observación de los hechos permite destacar que la actividad religiosa en Michoacán ha sido intensa bajo diversas modalidades y formas, premeditadas unas y espontáneas otras. Una de ellas son las asociaciones religiosas, de las cuales existían 134 hace seis años, siendo 52 católicas y 82 de otras religiones. Destacadamente en las regiones michoacanas con mayor pobreza, ha sido perceptible el surgimiento de espacios para el culto no católico, así como las concentraciones masivas en eventos religiosos, que sugieren la presencia de un proceso creciente de creyentes ajenos al catolicismo.

Inclusive, el culto a la Santa Muerte representa un fenómeno que debiera estudiarse con rigor metodológico, en tanto guarda relación con las áreas de mayor atraso y presencia de violencia, miedos, inseguridad y narcotráfico. El número de capillas que pueden observarse en las carreteras y poblados con sus altares, ofrendas e imágenes, peticiones y milagros de distinto tipo, son realmente impresionantes y sugestivas respecto de lo que está ocurriendo con las creencias religiosas de los michoacanos.

En el presente y como siempre ha sucedido, los fenómenos y circunstancias fuera del control humano y sin explicación racional aparente actúan como causa de angustias colectivas, de parálisis, de no saber lo que se debe hacer y de no mirar más que oscuridad en el presente y sobre todo el futuro. Adicionalmente, las teorías, los principios y los grandes valores universales están sucumbiendo ante la competencia, la máxima ganancia y la manipulación de los consumidores para que compren más y otros se hagan más ricos, representando el fundamento objetivo del pragmatismo que justifica y se justifica en la dinámica del mercado.

La gente necesita explicaciones para comprender el mundo globalizado de la desigualdad, para que con plena conciencia decida transformar su propia realidad y es precisamente en los aspectos espirituales, de conciencia, donde el Papa ha dejado temas de reflexión que sugieren importantes rectificaciones de la Iglesia, como son los relativos a la estructura de la sociedad contemporánea, las ideas, actitudes y acciones que la mantienen en movimiento. En sentido contrario, según el pensamiento del Papa, se encuentra la “tentación de la resignación”, que es el “arma preferida del demonio”, puesto que la resignación es un “freno para la transformación”.

La vieja doctrina católica enseñaba que la resignación era una virtud. Todos tenían que resignarse ante el sufrimiento y sufrir como Jesús en su calvario. La vida era entendida como un “valle de lágrimas”, que hacía merecer el cielo después de la muerte. Entre más sufrimiento, más merecimientos para alcanzar la gloria eterna. Hoy, en cambio, este Papa Francisco señala que la resignación es una tentación del Diablo para la inmovilidad, para que no haya transformación, allí donde se necesita y se necesita en todas partes y en todos los aspectos.

Asimismo, con vehemencia dijo el Papa a los jóvenes: “¡Nunca se dejen pisotear por nadie!”, insistiendo en su trilogía conceptual, riqueza, esperanza y dignidad. Riqueza y esperanza al considerar que “no todo está perdido” a pesar de que “la esperanza está amordazada por los que te hacen creer que hay que tener plata para tenerlo todo”. Tratándose de la dignidad, cuidado, expreso, “no se dejen tratar como mercancías”.

Todas estas expresiones son semillas de grandes cambios. El propio gobernador Aureoles dijo en el acto de firma del manifiesto al Papa que “son los cambios en el modo de pensar los que producen verdaderas transformaciones sociales” y, en efecto, las ideas, el pensamiento precede todas las acciones humanas y son las ideas las que otorgan significado a todo cuanto se hace. No obstante, en el quehacer político contemporáneo, entre menos ideas, menos compromisos y menores posibilidades de conocer la naturaleza del político y el gobernante, hasta despojarlos de todo contenido, haciéndolas proclives a la componenda y a la traición. Hoy en esta crisis del mundo, las sociedades necesitan rumbos, ideas y propósitos que provoquen entusiasmos y compromisos colectivos.

En este contexto, la unidad de lo diverso es inevitable, en torno de objetivos que se compartan sin eliminar las diferencias. Esta no es una tarea fácil a partir de las realidades contradictorias que se presentan, tan profundamente contradictorias podría decirse, como las que existen entre el que tienen y el que no tiene nada, entre el que apenas subsiste con su “salario mínimo” y el gran empresario, entre el desempleado y el funcionario público, entre el viejo, pobre, enfermo y solo, la madre soltera y el niño desamparado, frente a los grandes concesionarios y contratistas, los exportadores, los prestanombres y los grandes blanqueadores de dinero. ¿Es posible lograr la concordia entre una tipología social tan radicalmente contrapuesta?

Las nuevas ideas están abriéndose camino. Habrá que traducirlas en acciones concretas. Por lo pronto, habrá que hacerle caso al Papa para evitar la resignación, mantener viva la esperanza de un mundo mejor y fortalecer la dignidad de la persona, que no es una cosa que se pueda comprar y vender, sino en el respeto y reconocimiento integral de sus derechos. Asiste la razón al Papa cuando afirma que “con el Diablo no se negocia”.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Alguien recuerda a los jornaleros agrícolas?

Elecciones y necesidades de cambio

El futuro que queremos que suceda

Corrupción, discrecionalidad, gabinetes

Política: la convicción contra la creencia

Meade y los nuevos tiempos del PRI

Morena, “el peligro para México” y el proyecto de nación

¡El grito desesperado de la ideología!

En el año que comienza, tiempos para cambiar

Enajenación, ciudadanos y política

Fenómenos nuevos en la democracia mexicana

Clase política y elecciones

Diferencias sociales y elecciones

Las ideas y los intelectuales en la política

Hacia una tipología de candidatos

¿Todo para el mercado o todo para el Estado?

Los mexicanos: ¿por qué luchar?

Las Zonas Economicas Especiales y el desarrollo regional

En política: los jefes y los líderes

¿Por cuál camino: derecha o izquierda?

Pobreza estructural, el tener y el hacer

En marcha, Frente Amplio Democrático… ¿contra quién?

Cuando gana el PRI, ¿gana México?

La globalización en crisis

Reflexiones sobre México y el mundo

¡El Balsas se seca, la población también!

Democracia y cultura

¿Frente anti PRI o anti López Orador?

Resolver los problemas de fondo

Las ZEE y el corredor de pobreza Michoacán-Chiapas

La fuerza histórica de la comunidad indígena

Gobernadores ladrones

Efervescencia y preparativos políticos

Zapata, ¿individuo o comunidad?

Algunas referencias de la izquierda mexicana

¿Hay todavia izquierdas y derechas?

La lectura de las realidades políticas

México, el vacío de liderazgos

¿Oponer el sueño mexicano al sueño americano?

¡Para el debate por Michoacán!

Acelerando los tiempos políticos

En memoria del doctor Robles Garnica

Sin titubeos, la ZEE de Lázaro Cárdenas debe establecerse

En 2017: la difícil construcción del futuro

Corrupción y legitimidad política

Profesionistas: “Ciencia y tecnología para una patria libre”

En su aniversario: Revolución muerta, principios vivos

Ante el fenómeno Trump, lo necesario y a tiempo

¡Para el debate por Michoacán!

¿Todavía sirven los líderes?

Hacia el Centenario de la Constitución

Morelos: el pasado desde el presente

Presupuesto, austeridad y confianza

El Informe: lo dicho y lo no dicho

En la unidad de la izquierda, ¿cuál proyecto?

Violencia estructural, soluciones estructurales

Plan de Desarrollo, intenciones y realidad

CNC michoacana: renovación de liderazgos

En busca de la equidad

Migración michoacana, entre la forma y el fondo

¡Como son los candidatos es la democracia!

¿Se puede reformar la cultura?

(¿) Demostrar que el PRI está de pie (?)

La ZEE de Lázaro Cárdenas: enfoque regional y desarrollo territorial

En estos tiempos: ¿desarrollo o decadencia democrática?

La ZEE de Lázaro Cárdenas: el desarrollo compartido

Los modelos de análisis político y 2018

La ZEE de Lázaro Cárdenas: entre la idea y la realidad posible

Repensar la cultura y el desarrollo

Entre la demagogia, los medios y la insatisfacción democrática

Creencias y cambio de creencias

Lázaro Cárdenas: De Sicartsa a Zona Económica Especial

Relevos en la CNC michoacana

La clase empresarial michoacana

Aniversario: el modelo zapatista de lucha

Silva Tejeda: ¿Nuevo líder, nuevo PRI?

¡Para el Debate por Michoacán!

Desocupación y empleos emergentes

Remesas y problema migrante

Para entender la sociedad: ¿Sirve la teoría?

Absurdos sin corrección del campo michoacano

El Papa, los problemas y las soluciones

El ejido: Entre la ignorancia y la mala fe (Cuarta parte)

El ejido: el más grande despojo de la historia (Tercera parte)

El campo michoacano: Diez temas pendientes Segunda parte

Lo hecho y no hecho en el campo michoacano (primera parte)

Lo nuevo en el campo michoacano

Gobierno, presupuesto y política

Poder, plan, desarrollo y modelo

Foros de Consulta y Plan de Desarrollo

La costumbre de vivir con violencia

Revolución Mexicana hoy, frustraciones y hartazgos

Las Truchas, frustraciones y posibilidades

Belisario Domínguez ennobleció a la patria

Plan de Desarrollo, método y compromiso

Año difícil: presupuesto 2016

Zonas Económicas Especiales y regiones pobres de Michoacán

El nuevo comienzo, sólo con pueblo y gobierno

¿Es posible un gobierno sin mitos?

El reto de organizar al pequeño productor rural

Secretaría para la ciencia y la tecnología

Nueva administración para nuevo gobierno

Nuevas visiones para los nuevos ayuntamientos

Por un equipo de gobierno sin vicios y con rumbo

En el PRI, ¿sólo cambio de dirigentes?

La pobreza, organización y nueva cultura

La pobreza y sus retos, ¿es lo mismo explicar que medir la pobreza?

Cuba-Estados Unidos; una nueva historia

Los michoacanos, principio y fin del desarrollo

¿Es posible un programa del nuevo gobierno?

¿Organización política y candidaturas independientes?

¿Las mayorías nunca se equivocan?

La Tierra Caliente de Huetamo

Darle rumbo al campo

Replanteando estrategias: Michoacán y sus regiones

Los debates y la cultura política

Algunos de los muchos pendientes

Campañas: agotamiento de los viejos proselitismos

El vacío de liderazgos

Elecciones 2015: ¿para creer en la democracia?

¡Para el debate por Michoacán!