Xuchitl Vázquez Pallares
Luz y Oscuridad…
Jueves 21 de Junio de 2018
A- A A+

“¿Qué están haciendo sobre la tierra? ¿Quiénes son los que la hacen temblar y hacen tanto ruido?” se preguntaban los Dioses. (Popol Vuh, libro sagrado de los mayas)
En eso pensé mientras veía y escuchaba el grito de México, más allá de los mares y montañas, más allá del viento y de las nubes, durante el juego de pelota jugado en Moscú contra Alemania. Metieron un gol y el alma de los mexicanos tembló de tal manera que hicieron temblar la tierra. Así paso en la antigua Tenochtitlan, hoy Ciudad de México.

Desde la época prehispánica, el juego de pelota era sagrado. En el Popol Vuh se narra cómo fue la creación y como el juego de pelota fue determinante. Hace mención de dos piezas elementales en el Juego de Pelota, los edificios paralelos necesarios para el rebote de la pelota y el patio central, donde se desarrollan las actividades principales. Los primeros intentan copiar o representar las montañas y volcanes, mientras que el patio central representa la entrada a Xibalba.

La montaña es la conexión entre La Tierra y el mundo de los Dioses. Xibalba, el reino de la muerte.

El área de La Tierra, o mundo de los hombres mortales está representado en el Juego de pelota, así lo muestra y narra el Popol Vuh.

Y así sucedió el domingo pasado. En el reino de los hombres se jugaba el juego sagrado, con el que desde tiempos milenarios la humanidad honra e intenta ser escuchada por los dioses.
El Juego de Pelota tuvo un gran significado sagrado para los pueblos prehispánicos, debido a que presenta elementos naturales, representando la tierra, el cosmos. La pelota es imagen del sol y/o la luna. El juego en sí mismo presenta un alto grado de carga religiosa y sacra.

En base a los registros dejados en el Popol Vuh, se puede establecer que el Juego de pelota nació a través de la necesidad del hombre de estar en contacto con las deidades y sus antepasados, siendo Zipacna el antecesor de este Juego.

Coincidió el partido de futbol con la celebración del día del padre. La ciudad de México amaneció bañadita, fresca, en silencio. Parecía el silencio antes de la batalla. Ni un carro en las calles, ni un ruido interrumpía el silencio. La cita era a las diez de la mañana. Todos fuimos puntuales.

Tras cantar el himno a todo pulmón, la expectación iniciaba. Chicharito se arrodilló y clamo a los dioses su ayuda.

Todo México, ateos y/o creyentes, sin importar de que religión, rogaban internamente por un atisbo de luz, en la oscuridad en la que hemos estado y padecido. (Violencia, pobreza, feminicidios, ecocidios, latrocinio, impunidad).

Nos urgía que pasara algo bueno, que al menos algo saliera bien. Ese era el deseo interno, nadie en el fondo creía que ganaran, pero precisamente por eso todos esperaban se cumpliera el milagro pedido.

No sé mucho de futbol pero me encanta ver el mundial, ver la esencia humana, las diferentes razas, creencias, gustos, idiomas, y finalmente constatar somos iguales todos. Somos uno.
En el Popol Vuh encontramos el por qué y para que existe nuestra cultura, nuestra existencia, nuestro ser. Más allá de la penetración ideológica del sistema económico imperante, del status quo que nos animaliza en vez de llevarnos a un desarrollo supremo de todas nuestras potencialidades.

Encontramos en los pasajes del Popol Vuh espléndidas imágenes del existir, del carácter inacabado de la creación, de la búsqueda de la perfección en la creación de los hombres, del castigo que tuvieron los que no alcanzaron el entendimiento, del trabajo conjunto de las deidades para realizar su obra, y desde luego de la explicación del origen de las cosas a través de la palabra poética: el hombre de ahora, el hijo del maíz, fuente de toda alimentación y de alegría en el mundo, la sabiduría plena y la vista ilimitada atributo exclusivo de los dioses.

México vio el domingo, más allá de lo que le han dicho que es, de lo que le dicen que haga o puede hacer. La batalla se dio con valentía, astucia, técnica y unidad, el resultado fue el triunfo.

México país de hombres de piel del color de la tierra, hizo conexión con el alma de su tierra.

Días antes en flamante acto entre arboles tupidos, el Presidente de la República firmaba concesiones, para el uso indiscriminado por empresas privadas, de un bien perecedero de seguridad nacional: el agua

Acabando con México, regalando bienes y riquezas de la Nación.

Al respecto, como siempre sucede la información no es clara. La ambigüedad impera.

Luz y Oscuridad...
Luz y Oscuridad...
(Foto: Especial)

Y como ciudadano uno sin saber qué hacer, a quien recurrir, como sentí el sábado pasado ante el asesinato de un anciano cedro que estaba en mi colonia, y que de un día para otro, llego la delegación y en contubernio con el comité vecinal, sin consulta ni aviso previo, lo talaron hasta abajo, y cuando los vecinos nos dimos cuenta , lloramos, y cuando el martes pasado vino otra cuadrilla a “ podar” les preguntamos porque lo habían talado, simplemente decían , no fui yo , fue otra bióloga con el permiso del comité vecinal. Los vecinos preguntamos y el comité vecinal con anuencia de quien toma la decisión de talar árboles.

Así las cosas. Cuando es enorme la importancia de tener arboles adultos productores de oxígeno y agua, los talan. Haciendo eco a la ignorancia que asegura que los arboles hacen basura, y dan inseguridad.

Ciudadanos del mundo somos todos. Este planeta es nuestro hogar, sin embargo existe una desigualdad e intolerancia enorme en las mentes pequeñas. Y esto se aplica a mucho de lo que sucede en todo el orbe.

Guerras sin sentido, miseria y hambre que obligan a emigrar del terruño en busca de una vida mejor, del pan para cada día. Trump como cabeza del sistema neoliberal ordena que se encarcele a niños hijos de migrantes, los cuales están siendo detenidos en cárceles en Estados Unidos. En solo seis semanas 1, 995 niños han sido separados de su familia. Esto sin duda es una crueldad.

Al estar leyendo sobre lo que está sucediendo a esas familias, vienen a mi mente escenas de los campos de concentración creados por Hitler. Aberraciones de la mente humana que se creían superadas.

¿Dónde está el desarrollo, la igualdad y la libertad?

El juego de pelota para las culturas prehispánicas, simbolizaba la dualidad, el día y la noche, la oscuridad y la luz, la vida y la muerte.

En todo ser humano existe la dualidad, la bondad y la maldad, la inteligencia y la ignorancia, la luz y la oscuridad.

Tenían razón nuestros ancestros, el juego de pelota es como jugar a la vida.

Ganémosle, venzamos a la oscuridad.


vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La dadora de vida…

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…