Samuel Ponce Morales
La Conspiración
UMSNH, elecciones 2018
Martes 26 de Junio de 2018
A- A A+

El centro de estudios de educación superior más importante en el estado sigue siendo la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), no obstante su minado prestigio y peso político, derivado de los conflictos políticos internos y las confrontaciones externas que impiden la reestructura indispensable para su subsistencia adecuada y a largo plazo.

Por eso mismo, llama la atención que siendo un ente en concepción y tradición democrática, la universidad regularmente permanezca ajena a los acontecimientos trascendentes del territorio michoacano, que no forme parte en aquello que a todos interesa, como es el caso del actual proceso político electoral.

En el estado, aunque pocos, hubo ejemplos de universidades privadas que fomentaron que sus estudiantes interactuaran con los candidatos y conocieran de viva voz sus propuestas, considerando que estos espacios son especialmente adecuados para la discusión de ideas.

En la Universidad Michoacana en forma extraña se trata de alejar de lo político electoral, impidiendo el ingreso a sus espacios de aquellos candidatos a cargos de elección popular, llámense a senadores, diputados federales y locales, así como a alcaldes, que pretenden acercarse a la juventud en búsqueda de su apoyo.

Cierto, las autoridades de la institución deben ser cuidadosas de no propiciar, ni siquiera en apariencia, influencia o inducción alguna del voto, por lo que no es aceptablemente correcto, en cualquier sentido, dar viabilidad a cualquier petición de acercamiento con el estudiantado de forma parcial.

Sin embargo, aparte de los empleados y profesores, propiciar que los jóvenes se interesen e involucren en la vida pública debiera ser parte de su formación, y qué mejor que sea la propia rectoría de la universidad que lo fomente, de diferentes formas.

Una de esas formas es o debió ser la convocatoria a debates y foros de discusión sobre los perfiles y las propuestas de campaña de candidatos de todos los partidos políticos e independientes.

Y, bueno, se pierden grandes oportunidades de influir hasta en planes de gobierno, de cualquier nivel, así como tener más elementos de análisis de reflexión para que, en este caso, sea un voto lo más razonado posible a emitir este primero de julio.

Por eso, sería preciso que la Universidad Michoacana retomara con mayor énfasis su papel social, en éstos y otros ejercicios públicos y políticos necesarios y socialmente productivos, declinando la pasividad y errónea concepción de la imparcialidad política, que no se le quita con la participación cuidadosa de sus jóvenes en eventos de conocimiento y discusión organizados desde la propia máxima casa de estudios de la entidad.

Y, más allá de eso, del aspecto político electoral, pero, sin obviarlo, es tiempo de reposicionar a la universidad como un ente influyente y socialmente responsable en el estado y en el país.

Nada es lo que parece

UMSNH, elecciones 2018
UMSNH, elecciones 2018
(Foto: Especial)

1.- Parece que solo bajo presión política electoral, sobre todo por la cercanía de los comicios concurrentes al menos en el estado, el área de procuración de justicia del estado logra importantes avances en las investigaciones de los candidatos a alcaldes michoacanos asesinados; claro que esa eficacia y eficiencia mostrada hasta el momento no se ha aplicado en decenas de hechos similares; sin embargo, aquí sigue empeñada la palabra del gobernador Silvano Aureoles Conejo para el esclarecimiento de los mismos.

2.- Si, dejando a lado los resultados de las encuestas, fue importante que los candidatos presidenciales Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade hayan mostrado masivas concentraciones en sus respectivos cierres de campaña en territorio michoacano, pues, aparte de reafirmar mediatamente la victoria o impedir una dolorosa derrota, también está en juego el voto por las senadurías, por las diputaciones federales y locales, así como por las alcaldías.

3.- Al menos, los escasos candidatos independientes michoacanos, principalmente a legisladores y alcaldes, han demostrado fuerza política, sobre todo en la capital michoacana, en donde lograron posicionar aspirantes a la alcaldía, a cuatro diputaciones locales y a una de dos abanderados a legisladores federales; sin duda, retener el gobierno moreliano prácticamente darían un gran saltó para visualizar a uno o a dos de ellos encaminado rumbo al Solio de Ocampo, a Alfonso Martínez Alcázar ya Luisa María Calderón.

Conjuro

“Mi ideal político es el democrático. Cada uno debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado”: Albert Einstein.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo

PRI, por la joya de la corona

El STASPE, rehén de la CNTE

PRD, entre la limpia y la purga

Noche de Muertos, tradición y tecnología digital

Rumbo a 2018

Fiscal Anticorrupción, los sin padrinos

La gira en Estados Unidos

Universidades en crisis

El Frente, estocada a Morena y al PRI

Altozano

Protección a periodistas

De las autodefensas de Castillo a los “sicarios” de la Cocotra

¿Por qué a El Colegio de Michoacán?

El segundo hombre

Los cambios en el gabinete

El ABC de las candidaturas independientes

Cocoa, de la noche a la mañana

Descuidos de alcaldes

Ricardo Anaya, un peligro para el Frente

Pasalagua, tambores de guerra

Uriel López, independiente

Crimen en Altozano

Reaparecen los independientes

El manoseado puerto LC

Contra el IIFEEM

Congreso, el inesperado frente

Silvano, a buen entendedor…

IEM, los nuevos perfiles

El mensaje del gobernador

Michoacán, sismo tras sismo