Xuchitl Vázquez Pallares
Qué mundo este…
Jueves 12 de Julio de 2018
A- A A+

Mientras leía las noticias recordé la expresión “qué mundo este…”, la cual escuchaba de niña decir a los ancianos, con asombro y un tanto de consternación.
Y es que, realmente, al leer sobre lo que acontece, ese sentimiento de asombro, desaprobación, pero también de tristeza, y ante todo de coraje, me instó a escribir sobre ello.

Las imágenes que circulan en los medios y redes, de pequeños hijos de migrantes ante un juez, me causaron estos sentimientos. ¿Cómo es posible que la humanidad haya llegado a esto?
Tres mil niños, que fueron separados de sus padres por la política de cero tolerancia hacia los migrantes, se encuentran en lo que hoy llaman “el limbo de Trump”. Sin saber dónde están y/o que será de ellos.

Trump dio la orden de encarcelar a los migrantes, y en caso de que tuvieran niños éstos se irían a albergues para menores. La cuestión es que al hacerlo no se fijaron que hijo era de que padre. Ahora hay padres que no saben dónde están sus hijos, y cientos de niños que quizá no vuelvan a ver a sus padres.

Tras tal medida, de tintes fascistoides, hubo un fuerte rechazo interno y externo hacia Estados Unidos, sin embargo, el mal estaba hecho. Hacerles eso a los niños y a sus padres es un crimen.

Sentimiento similar fue al enterarme del enorme deslave que sucedió en el Cerro del Quinceo, aquí en Morelia, el lunes pasado, cuando hubo una fuerte tormenta.

Los deslaves de los cerros son causados por la tala de árboles. La función de los árboles es, entre otras, mantener las capas de tierra unidas y compactas.

Un deslave puede iniciarse en una ladera o en una pendiente pronunciada, si la tierra de ésta se satura rápidamente con agua. Lo cual sucede tras la tala de los árboles que antes existían en esos lugares. Las principales causas son las siguientes:

Lluvias excesivas o intensas. En zonas altamente susceptibles a los deslaves pueden ocurrir después de una racha corta de lluvia.
Agua de deshielo que debilita el suelo.

Erosión del suelo.

Modificaciones en las aguas subterráneas.

Cambios en el nivel del agua.

Los deslizamientos pueden producirse a un ritmo lento, de unos cuantos milímetros por año, o producirse de forma muy rápida, a velocidades de hasta de 32.1 km/h. Los deslaves son muy peligrosos, ya que pueden sepultar poblaciones enteras bajo toneladas de tierra. No obstante, las autoridades siguen haciéndose como que no ven, cuando queman o desparecen bosques enteros de la noche a la mañana. Para después dar permisos de construcción a personas y/o inmobiliarias voraces.

Qué mundo este…
Qué mundo este…
(Foto: Especial)

Talar y quemar bosques debería ser fuertemente castigado, por las funestas repercusiones que conlleva el realizarlos.

En Morelia la contaminación es una realidad, aunque las autoridades lo nieguen. Cómo no va a haber contaminación si no hay control sobre los gases emitidos por los automóviles y por las fábricas.

Las inundaciones y los deslaves, no son sólo por causas naturales, son principalmente por la inconciencia y corrupción existente, tanto por parte de las autoridades como por parte de la población en general.

El Ayuntamiento de Morelia ha dado permisos de construcción donde no debería, permite y realiza la tala de bosques enteros, permite que los desagües se conecten directamente a los ríos, sin anteponer los intereses de la población a los intereses políticos y económicos del grupo en el poder en turno.

El hecho de que no haya una educación ambiental es también factor fundamental de lo que sucede. La mayor parte de la gente no valora los árboles, no los cuida, los maltrata y corta, porque “hacen basura”.

Olvidando que los árboles, sobre todo los maduros, son productores de oxígeno y agua. Y que lo que malamente llaman “basura” ayuda a la preservación de la capa vegetal.

Sabemos que los árboles son la base de los bosques, pero un bosque es mucho más de lo que vemos. Bajo tierra hay otro mundo, un mundo de infinitos caminos biológicos que conectan a los árboles y les permiten comunicarse y comportarse como un sólo organismo. Esto podría remitirnos a algún tipo de inteligencia.

Sé que muchos de ustedes pensaran esto es una locura, pero no lo es. Existe ya un estudio que comprueba que hay interconexión y comunicación a través de las raíces de los árboles.

Suzanne Simard, profesora de ecología forestal, realizó estudios y llegó a la siguiente conclusión: “Ahora quiero hablar de ciencia. ¿Cómo se comunicaban el abedul y el abeto? Resulta que no sólo hablaban en el idioma del carbono, sino en nitrógeno y fósforo y agua, y en signos defensivos, en alelos químicos y hormonas. Debo decirles que antes que yo, los científicos ya pensaban que esta simbiosis mutualista bajo tierra, llamada micorriza, estaba involucrada. Micorriza literalmente significa raíz de hongo. Pueden ver sus órganos reproductivos al caminar por el bosque; se trata de los hongos. Sin embargo, los hongos son sólo la punta del iceberg, porque fuera de esos tallos están las redes de hongos que forman el micelio, y el micelio infecta y coloniza las raíces de todos los árboles y plantas. Donde las células fúngicas interactúan con las células raíz, hay un intercambio de carbono por nutrientes, y el hongo obtiene esos nutrientes al crecer en la tierra y recubrir cada partícula de tierra. Esta red es tan densa que puede haber cientos de kilómetros de micelio bajo una sola pisada. No sólo eso, el micelio conecta a diferentes individuos en el bosque, no sólo de la misma especie sino entre especies como el abeto y el abedul, y funcionando como el Internet.

Las redes de micorriza tienen nodos y enlaces. Existe interconexión de autopistas de hongos o enlaces. Hay árboles núcleo, o árboles madre, que nutren a los jóvenes. Este es un intercambio bastante beneficioso entre coníferas y árboles caducifolios, dado que sus déficits de energía ocurren en distintos periodos de tiempo. Los beneficios de esa cooperación subterránea (se realiza por medio de las raíces) da como resultado una salud más fuerte, mayor fotosíntesis, y una mayor resilencia en situaciones de dificultad. En un solo bosque, un árbol madre puede estar conectado a cientos de árboles. Les envía el exceso de carbono a través de la red micorrizal a las plántulas del sotobosque. Se ha descubierto que Incluso reducen la competencia de sus propias raíces para crearles un marco seguro a sus hijos. Cuando los árboles madre están heridos o muriendo, también envían mensajes de sabiduría a la siguiente generación de plántulas.”
Los estudios de Suzanne Simard han proporcionado valiosa información sobre como los árboles cambian la estructura de sus raíces para abrir espacio a los árboles jóvenes.
El reino vegetal nos da ejemplo a seguir.

Cuidar, amar, respetar a los pequeños es deber de los gobiernos. Garantizarles un presente con todas las posibilidades para un futuro pleno y feliz.

Con las acciones que se han estado implementando hasta ahora no se logrará. Necesitamos otro tipo de desarrollo, el cual tenga como base el respeto, cuidado y preservación de la vida. Esperemos y hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para que la expresión “qué mundo este…” sea de admiración total por el mundo que hemos de lograr.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…

El respeto al otro es fundamental

Dejemos de tolerar la intolerancia…

Creadores de mundos nuevos…

Michoacán el alma…

¿Quieres ver a los artistas?

Lázaro Cárdenas del Río está vivo…

Mentes y corazones brillantes…

Por México…

Nuevo inicio…

¿Dónde están?

¡Abajo el mal gobierno!

La conciencia de la sociedad inconsciente…

Del Informe…

Qué importante es la memoria

Presea Amalia Solórzano

Defendamos nuestro país…