Salvador Molina Navarro
Derecho a qué…
“Los Ministros y la austeridad”
Martes 17 de Julio de 2018
A- A A+

“Las remuneraciones y beneficios que reciben los integrantes del Poder Judicial no son un beneficio personal ni un privilegio, sino que son necesarios para poder otorgar resoluciones independientes y sin presiones”.

Luis María Aguilar, Ministro Presidente de la S.C.J.N.

Se ha iniciado lo que se espera será un conflicto entre el Presidente de la República electo, Andrés Manuel López Obrador, y la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en recientes fechas López Obrador ha señalado que su salario será de alrededor de $108,000.00 pesos mensuales, sin embargo tiene la firme intención de regular los ingresos de todo funcionario público, ya sea federal, estatal o municipal, y de cualquier poder –Legislativo, Judicial y Ejecutivo-, los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación preparan sus argumentos para tratar de justificar su oposición para disminuir sus ingresos.

Es necesario señalar que cada Ministro tiene un ingreso bruto de $651,000.00 pesos mensuales aproximadamente, de ahí el temor de perder tanta opulencia, el discurso que ha iniciado el Presidente de la Suprema corte de Justicia de la Nación resulta hueco, falaz, señala que su ingreso y el de los funcionarios del Poder Judicial de la Federación, no son un beneficio personal o un privilegio, sino que son necesarios para que puedan emitir sentencias o resoluciones independientes o sin presiones, lo que es totalmente contrario a la realidad, pues muchos han sido los casos en que la determinación de la Justicia Federal ha obedecido a los intereses del Ejecutivo Federal, un caso sui generis fue el tema de la extradición del conocido como El Chapo Guzmán, en donde la justicia federal resolvió un amparo directo en un lapso muy breve, con la finalidad de sorprender a la defensa y dejarlo sin oportunidad de agotar una defensa conforme a la legislación aplicable.

Otro asunto relevante fue el tema de los autodefensas de Taretan, Michoacán, en donde la PGR se coordinó con los juzgadores federales a fin de que obviando requisitos legales se admitiera un desistimiento de la acción penal con el fin de poner en libertad a un grupo de autodefensas, lo que se repitió en varios asuntos más de este tema.

“Los Ministros y la austeridad”
“Los Ministros y la austeridad”
(Foto: Especial)

Un escándalo más reciente fue la venta de los exámenes para el concurso de oposición para ocupar el cargo de Juez de Distrito, en donde se puso al descubierto una red de corrupción al interior del Consejo de la Judicatura Federal, y más casos son conocidos.

De ahí entonces resultan dos apreciaciones, una que ni esos salarios son suficientes para terminar con la imparcialidad al momento de juzgar o en el actuar de los miembros del Poder Judicial de la Federación; y, dos, que la preocupación de los Ministros e integrantes del Poder Judicial de la Federación es perder sus privilegios y sus altos ingresos.

En medio de esta batalla está la que se presume será la primer Secretaria de Gobernación, Olga María Sánchez Cordero de García Villegas, quien ha señalado que no existe forma de obligar a los Ministros a bajar sus salarios por debajo del ingreso del Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, ¿Cuál será el motivo de esta declaración?, cabe informar que nuestra futura Secretaria de Gobernación es también una Ministra en retiro, con un ingreso mensual $206,000.00 pesos mensuales aproximadamente, $100,000.00 cien mil pesos arriba de lo que será el ingreso del Presidente de México, de ahí el conflicto de intereses que no ha señalado la Ministra Olga María Sánchez Cordero de García Villegas.

Sabido es que la ética y determinación para sentenciar de un juzgador no tiene relación con el monto del salario que percibe, caso contrario se podría justificar que todos los jueces del país puedan y deban actuar con imparcialidad y vendiendo la justicia, pues sus ingresos no se comparan con los ingresos de los Ministros, ni aún los jueces federales, entonces, solamente los Ministros y los Magistrados de Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, estarían libres de presiones o tentaciones para resolver sin parcialidad y bajo presiones, de ahí lo falaz de las palabras del Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Sin duda será una gran labor de López Obrador el regular los abultados salarios de los políticos y funcionarios públicos, si consigue que el Poder Judicial de la Federación regule sus salarios por debajo de un ingreso mensual por $108,000.00 pesos mensuales, será un gran logro que deberá acompañarse de acción transparentes de quienes estarán en su gabinete o con algún cargo en la Función Pública Federal, mientras tanto debemos observar que acciones y discursos externan los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la Ministra en retiro y futura Secretaria de Gobernación.


Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La cultura del acceso a la información pública, una nueva ideología

En la opacidad de la transparencia

El salario, un derecho pisoteado

El Ramal Camelinas

"Hoy los mexicanos gritamos"

El silencio del Congreso

Hoy exigimos respeto a nuestros derechos

“Nuestro congreso preocupado”

“Una clase política preocupada”

“Los Ministros y la austeridad”

“La esperanza de México”

"Propuestas y más propuestas"

Aumentar las penas una propuesta en boca de todos

Arranque de campañas, promesas y realidades

El agua, un problema incipiente

La familia

Los beneficios de la Reforma Energética

Una batalla, un logro y un beneficio para todos

El derecho a recibir el salario en tiempo y forma

La cuesta de enero más larga

México en el banquillo de los acusados

¿Candidatos independientes o una nueva clase política?

La colegiación de la justicia

Competencia contra monopolio

La Benemérita y Centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

La política es un interés de todos

Qué nombre le vamos a poner

Nuevo ciclo escolar y nuevo reto educativo

Un avance ciudadano sin tintes políticos

El derecho de las víctimas y la obligación del Estado

Gracias, pero no es una concesión, ¡es un derecho!

Prisión preventiva oficiosa, ampliarse o desaparecer

Justicia en obra negra

La moneda está en el aire

Todos contentos, tenemos reelección

Un andador con sabor a parque lineal

“En espera de una reacción”

El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano

La percepción, un tema añejo en Michoacán

¿Procuración de Justicia?

Una evaluación sin convocatoria

En espera de un acto de congruencia política

Hay de prioridades a prioridades

Entre mensajes y la realidad

Una nueva oportunidad

Está Navidad me servirá para…

Lo siento, no hay dinero en las arcas

El feminicidio, entre la espada y el espíritu

El salario mínimo y el mínimo vital

Una ley necesaria

La razón y la política en la Ley Antimarchas

Maestro Cárdenas, un inmortal autor de recuerdos

Derecho a un medio ambiente sano

Las escuelas Normales y el derecho a la educación

El derecho de los reos

A dos años de aquella noche

Sociedad dividida

Un informe con esquema diferente

El verdadero reto de la justicia penal en la actualidad

¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?, una decisión ciudadana

Un caso más de un todólogo mexicano

El caótico caso de la educación

Supe de un país lleno de promesas y demagogia

Un perdón con sabor a mentira

Un futuro inmediato

Michoacán ante un nuevo reto

La Alerta de Violencia de Género, ¿necesidad o pretexto?

Independientes ante el desgaste y la pérdida de credibilidad

Foto infracciones, entre argumentos y falacias

El derecho a la vida y la ignorancia legislativa

Una evaluación docente… ¿confiable?

Las decisiones de una madre

¿Qué protege el derecho humano al trabajo?

Los políticos y sus iusmonólogos

Un pueblo sin tribuna

El Estado, la violencia y las políticas públicas

“Justicia o política… una decisión pendiente”

“Entre la cobardía y el deshonor”

“Día Internacional de la Mujer, festejar sin compromiso o comprometerse sin festejar”

Michoacán y su identidad

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? (Segunda parte)

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte

Derecho a conocer nuestro sistema de justicia penal

El derecho a estar informado, de la letra a su realidad

Una recaptura de Estado

Caminos, acciones y otros vericuetos de un buen ciudadano

Compartiendo mi realidad

Nuestro salario, aguinaldo y otras prestaciones laborales son derechos humanos

Declaración Universal de los Derechos Humanos, concientizando a los ciudadanos

Ser mujer también es nuestra lucha

Una parte de nuestro México, historia vigente que se niega y se esconde

Terrorismo, una crítica distante y una indolencia cercana

Los derechos humanos, de un discurso glorioso a una realidad dolorosa