Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
La agenda del nuevo gobierno
Miércoles 18 de Julio de 2018
A- A A+

¿La última y nos vamos? Pocos medios, particularmente estatales, destacan la reunión AMLO-Mike Pompeo y comitiva como histórica. Los conocidos chayoteros de esos medios soslayan el encuentro, pero ¿Fox, Calderón, Peña Nieto, tuvieron esa “atención”? No. Al gobierno de Donald Trump le interesa saber más de un izquierdista que de un derechista.

Efectivamente, el supuesto “Chávez” está en su frontera sur, pero un acercamiento que opacó la reunión previa con Enrique Peña Nieto fue fundamental para delinear las negociaciones del TLCAN/NAFTA y un personaje tildado de radical de izquierda. No, el gobierno que encabezará AMLO golpeará privilegios locales, pero respetará la relación con EEUU.

2. Distintos opinadores de medios televisivos, radiofónicos y de la prensa impresa, coinciden en que, a casi tres semanas de su triunfo, AMLO continúa marcando agenda, la que, afirman algunos, resulta contradictoria. Como es el caso de las propuestas económicas. Pero olvidan que las pinceladas ahora expuestas, son el adelanto de las políticas que vendrán.

AMLO aún no es presidente electo, a pesar de haber asumido un fundamental protagonismo, lo que implica opacar al presidente en funciones. La comitiva estadounidense que viajó a México el viernes 13 de julio, después de una reunión sin mucha parafernalia con Enrique Peña Nieto, llegó a la casa de transición del próximo gobierno, atrayendo la atención pública.

El acercamiento está marcado, no solo por los más de 30 millones de votos a favor de AMLO y las expectativas ciudadanas porque cumpla sus promesas de campaña, sino por el interés de Estados Unidos por una relación que quizás será difícil. Las propuestas entregadas a los representantes de Trump, sugieren un México más allá de sus fronteras.

3. Los 50 puntos para reformar al país, trazan caminos -éticos, legales, administrativos- que configurarán la administración (2018-2024), pero los radicalismos, económicos, sociales, políticos, deben ser atemperados por transformaciones que, por un lado, retomen las promesas de campaña, y por otro, eviten conflictos con las elites económicas.

Morena y AMLO, son una alternativa de centro-izquierda, insisto, cuyo líder entiende que asumirá el gobierno de un país diverso, clasista y excluyente. En Morena convergen diversas tendencias políticas e ideológicas y el gabinete que lo acompañará incluye neoliberales, centro-izquierdistas, conservadores de derecha, progresistas, entre otros.

Igualmente, militantes, simpatizantes y votantes de otros partidos y apartidistas, no son una masa amorfa, e incluyen ciudadanos de un amplio espectro político-ideológico. De este tamaño es el “bono político” que AMLO tiene que manejar, pues, como algunos opinadores coinciden, él marca agenda ante el vacío del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Gobierno paralelo, no, las coordinaciones de AMLO van por discrecionalidad, manejo interesado del presupuesto fraccionado en delegaciones que asignan dineros públicos según el deseo del gobernador; lo que más temen los gobernadores que denostaron a AMLO, como en Michoacán, es el cese de abusos y uso de los recursos públicos por antojos personales.

4. Mexicanos Primero, en voz de su lidercillo en Morelia, “exigió” trato equitativo, que no haya abuso de poder y una mesa de “trabajo” a AMLO, pero hay que recordarle a esta pseudo organización de la “sociedad civil” empresarial que la educación pública es una atribución constitucional del Estado mexicano.

El próximo gobierno federal, previa evaluación de la “reforma educativa” laboral y pro-empresarial, puede cambiarla, modificarla y, si el Congreso de la Unión lo decide, revocarla. La “reforma educativa”, acusa a los profesores del colapso de la educación pública, al simplificar la causa de los malos resultados, pero no los ataca, solo culpa.

Pensar en una nueva manera de educar para una transformación educativa, deberá ser el eje, tanto del próximo gobierno federal como de la CNTE, a la que se le dará una posición protagónica, pero deberá hacer a un lado venta y herencia de plazas, marchas estúpidas, bonos impagables y saqueo de recursos públicos, si no, una nueva reforma no tendrá sentido.

5. No, los 10 decretos del 6 de junio, de los que el nuevo gobierno federal dará marcha atrás, no son un mito sobre la privatización del agua. Liberan un porcentaje de aguas, antes en veda, y son convertidas en reservas unas y otras dejadas al libre mercado, con solicitantes que no necesariamente requieren el agua; de hecho, privatizan el agua. Van al mejor postor.

Empresas como Coca-Cola, Pepsico, mineras que contaminan sin responsabilizarse, entre otras, ¿necesitan el agua para promover la obesidad y otras enfermedades que golpean cotidianamente a los mexicanos por pésimas decisiones por consumir basura y extraer recursos que solamente benefician a transnacionales y elites económicas?


La agenda del nuevo gobierno
La agenda del nuevo gobierno
(Foto: Especial)

La última y nos vamos:

1. Los chayoteros de la opinión periodística dicen que el voto masivo por AMLO-Morena, no fue “informado o razonado”; como el “voto útil”, indeciso y quienes no responden las encuestas, es una falacia y mito de las derechas políticas. La gente votó por quien en su imaginario ideológico y social representó la diferencia, pues el “voto razonado o informado” estuvo cargado de mentiras, guerra sucia, insultos y falsedades contra un candidato.

2. Se va Enrique Peña Nieto, pero inventa organismos burocráticos como la Comisión Ciudadana de Evaluación y Apoyo a la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia en Michoacán, con personajes que nada han hecho.

3. La ola de AMLO llevó a cargos de elección popular a personajes poco conocidos y sin trayectoria comparable a muchos de los propuestos por otros partidos, pero los opinadores se ven ridículos intentando disminuirlos mediáticamente; suponen que los derrotados eran mejores, pero ocultan historias políticas cuestionadas y chayoteras.

4. Los diputados que quisieron engañar a la gente con su reelección o candidatura a otros cargos populares, regresaron al Congreso local para llenarse los bolsillos, aprobar decretos para satisfacer a políticos y el gobierno estatal, leyes para elefantes blancos y favorecer a las elites políticas.

5. Según un lidercillo del PRD nacional, la debacle del partido de derecha, cuyas corruptelas y traiciones a la izquierda, afiliados y simpatizantes son evidentes, es culpa de AMLO, los notables izquierdistas que lo abandonaron y la “traición” de muchos cuadros estatales. Acorde con el ridículo quejoso, “la vida se los cobrará”.

6. Pretensiones protagónicas del mandatario michoacano en la CONAGO ante AMLO, reclamando cambios en reglas por el supuesto federalismo usado para hacer y deshacer.

7. Notable el pasmo del PRD, cuya plana mayor castigará a quienes votaron por AMLO. Este partido derechista debió perder su registro, pero el INE “interpretó” la ley a su favor, convirtiéndolo en una organización espuria que, si sus dirigentes tuvieran algo de ética, deberían renunciar y desaparecerlo.

8. El ministro Luis María Aguilar Morales, cuyos ingresos rebasan los 600 mil pesos mensuales, pone mal a la justicia mexicana al suponer que su opulencia garantiza la impartición de justicia.

9. Mientras el lidercillo del PRD michoacano patalea y amenaza con controvertir constitucionalmente la figura de coordinadores anunciada por AMLO, en Morelos, el PRD inventa leyes y funcionarios a modo para proteger a Graco Ramírez y afiliados ante actos de corrupción.

10. En opinión de expertos, como María Amparo Casar, Lorenzo Meyer, Leonardo Curzio y José Antonio Crespo (Primer Plano, Canal Once, 07/17/2018), no jilguerillos chayoteros, lo que llaman federalismo en México es una quimera histórica usada por gobernadores, presidentes municipales y gobierno federal (PRIANPRD) para hacer con los recursos públicos su insana voluntad y que “papá gobierno” les resuelva todo sin hacer nada.

Última:

PAN-PRD reaccionan contra las “coordinaciones” por defender privilegios, el desorden prevaleciente en distribución de recursos públicos, y gobiernos y gobernadores, como Javier Duarte, César Duarte, y quienes están por salir, Graco Ramírez, que han abusado del “federalismo” y su posición como “señores feudales”. Y Michoacán en nueva alerta de viaje de Estados Unidos por “aumento de la criminalidad”.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis