Viernes 20 de Julio de 2018
A- A A+

Nelson Mandela, arquetipo del activista, abogado, político, defensor de minorías, dispuesto a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo
Nelson Mandela, arquetipo del activista, abogado, político, defensor de minorías, dispuesto a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo
(Foto: Especial)

A mi querida Bere,
a 3 años de su partida.

El pasado miércoles 18 de julio, se cumplieron 100 años del natalicio del gran Nelson Mandela, arquetipo del activista, abogado, político, defensor de minorías, dispuesto a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo; quien estuvo preso de 1962 a 1990 en su natal Sudáfrica, por sabotaje para derrocar al gobierno; gobierno al que posteriormente llegó por la vía democrática en 1994, siendo el primer presidente negro de ese país.

Su lucha contra el racismo, su tesón y el temple que le dieron 27 años en prisión, le ganaron un lugar en la historia mundial. Tan es así, que la Organización de las Naciones Unidas, en noviembre de 2009, resolvió designar el 18 de julio Día Internacional de Nelson Mandela, siendo el único día internacional sancionado por ONU, de los 155 que se celebran, dedicado a una persona y no a un tema (lucha contra la discriminación, alfabetización, etcétera).

Tal como lo he escrito en el pasado, sostengo que la historia demuestra que ni el peor de los cautiverios doblega a seres de principios e ideales. Casos como el del citado Mandela, o el de José Mujica, ex presidente del Uruguay, quien en total pasó quince años de su vida en la cárcel antes de alcanzar la Presidencia de su país, son prueba fehaciente de ello.

Y como ellos, muchos más: Václav Havel (República Checa), Dilma Rousseff (Brasil), Benigno Aquino (Filipinas), Kim Dae Jung (Corea del Sur), y otros hombres y mujeres a los que mi memoria no les hace justicia en este momento, pero que la historia contemporánea puede dar cuenta de cómo la prisión les dio el temple requerido para hacer historia y leyenda.

Porque el tronco recto y de raíces firmes no se doblega ante la adversidad, al contrario, después de la pausa, se yergue rozagante y poderoso.

Otro sí: En el día de Mandela, Tacámbaro, mi matria, pierde a su cronista. Vicente Gil Méndez, mi tío, hermano de mi abuelo Don Raymundo Gil, dejó de existir a sus 84 años. ¿A dónde va Vicente? A donde ira toda la gente.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Es la actitud…

La ley

¡No a la discriminación!

Aforismos, máximas y conexos

República de Venezuela

El poder de la redes sociales

De animales a dioses

Calma, calma... ! que no panda el cúnico !

Choque de poderes

Retrotopía

A la democracia

No salió el oso polar

En paz

En paz

Mirar hacia el futuro

Es cuestión estética no cromosómica

Corrupción derivada

El juicio de la historia

Vuelvo a preguntar

Bebeto y Romario

De desconcentraciones y cosas parecidas

De reo a gobernante

Quinto partido a la vista

Hablemos del mundial

Pacto por la mujer

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Limpiaparabrisas

La Fontaine

Arte y libertad

Los tres alegres compadres

Azorín y la eubolia

El culto a la ley

México en la piel (cuento corto)

México en la piel

México en la piel

Lupe Valdez

Javier Marín, distinguido uruapense.

Soñemos

El desgaste del poder

Hasta luego

Movernos en un esquema

Dos doctores y un licenciado

Candidatos priistas de pura cepa

La UMSNH, centenaria y enferma

Frente religioso

Ciudad Gobierno

Equidad de género e impartición de justicia

El culpable: Díaz Ordaz

Llamémosles sin partido

Henning Mankell

¿Y la ley general de justicia cívica apá?

“Si”, de Rudyard Kipling

El top ten del Frente “Ciudadano” por México

#NoalFiscalPresidenciable

¿Presidencialismo o parlamentarismo?

Meade y Manlio

Maldita percepción

El póker de ases de Peña

La edad del presidente

El “socavón” michoacano

Yo quería escribir del clima…

AMLO y el cantinero

¿Por qué no hemos ganado una Copa del Mundo?

Una generación de “ruptura” que no llega

¿Eres progresista y liberal?

Silvano emulando a Peña

Voto obligatorio

Murat presidente

Tres apuntes de la elección del Estado de México

Michoacán y el Índice de Competitividad Estatal 2016

Migrantes diputados

Un Macron mexicano

Los delfines, entre humanidad y raja política

El discurso de la honestidad

Veytia y la corresponsabilidad de las ratificaciones

Se buscan mejores políticos

Engañando con la verdad

De Juárez a Colosio

Lenin Moreno, un ser excepcional

Prisión y temple

Reducción de salario por enfermedad: posverdad

Dos ilustres e ilustrados michoacanos

Turismo político

Divide y vencerás

En el centenario de nuestra Carta Magna

Movilidad

Inminente reducción del Congreso de la Unión

Los políticos, la fábula

Por una reducción del IEPS a gasolinas

Postverdad

Política ficción

Rebelión

Día Internacional contra la Corrupción

Fidel

Deudas públicas estatales

El sueño americano

Trump presidente

Descarríos de la izquierda y la derecha en México

Los polémicos Nobel

Nuevo sistema de justicia laboral

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Los ex priistas

Informes, ¿boato o rendición de cuentas?

¿Discriminar es pecado?

Los pluris

El deporte olímpico mexicano