Salvador Molina Navarro
Derecho a qué…
“Nuestro congreso preocupado”
Martes 7 de Agosto de 2018

“El mayor peligro de los gobiernos, es querer gobernar demasiado”

Conde de Mirabeau.

A- A A+

Nuestro Congreso ha iniciado dos reformas constitucionales, la primera la reforma al régimen de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, con dicha reforma se ponía en entredicho la autonomía universitaria, lo que desató una defensa social y pública de maestros, trabajadores, alumnos y egresados de esa, mi Alma Mater.

El trabajo político de los Legisladores Michoacanos, muchos de ellos Nicolitas, fue una muestra de chicanearía política, de ilicitud y de traición, el Congreso y sus diputados emprendieron una campaña de supuestas notificaciones a los ayuntamientos constitucionales, pues al tratarse de una reforma a la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Michoacán de Ocampo.

Sin embargo este proceso de validación de una reforma constitucional no fue seguido con apego a las buenas costumbres y, en cambio, nuestros diputados hicieron gala de sus costumbres y su forma de hacer política, o a eso que ellos llaman política, iniciaron una serie de notificaciones que nunca llegaron a sus destinatarios; es decir, dijeron haber notificado a los ayuntamientos constitucionales a fin de que en el término de 30 días emitieran su opinión sobre si estaban o no a favor de la reforma constitucional en comento, esto nunca aconteció, contrario a ello por medio de artimañas legaloides se hicieron de notificación falseadas a fin de continuar con sus intenciones de reforma.

“Nuestro congreso preocupado”
“Nuestro congreso preocupado”
(Foto: Cambio de Michoacán)

El resultado: se obtuvo la afirmativa ficta, al no haber sido notificados en tiempo y forma legal los ayuntamientos, nunca pudieron someter a cabildo, en asamblea, la votación sobre la aprobación o no de la reforma constitucional sometida a su opinión, el Congreso sonriente dio noticia que la mayoría de los ayuntamientos habían caído en la afirmación ficta, pues no opinar nada, por ley se tiene por aceptada la propuesta de reforma, los diputados jugaron sus cartas y ganaron la mano.

Dijeron que solamente pocos municipios habían emitido su negativa en tiempo y forma, muchos de los ayuntamientos nunca se enteraron de este procedimiento de reforma constitucional, otros tantos se enteraron a poco tiempo de fenecer su término para emitir una opinión y se enteraron gracias a que la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, por conducto del rector y los dos sindicatos más numerosos en miembros decidieron enviar un oficio informativo a cada ayuntamiento.

El juego de nuestros diputados fue claro, decidieron violentar la ley con el afán de salir con la suya.

Hoy nuestro Congreso enfrente otra reforma constitucional, pretende reformar el artículo 101, entre otros, de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Michoacán de Ocampo, con el fin de nombre el primer Fiscal General de Justicia del Estado, cuya permanencia será de nueve años.

Ahora nuestro Congreso hace gala de sus formas de actuar, los diputados actuales están preocupados y apurados, su legislatura concluye el venidero 14 de septiembre, de ahí su preocupación pues de no cumplir con los tiempos para terminar con el proceso de reforma constitucional, tendrán que dejar esa prerrogativa política de nombrar fiscal general del estado a la nueva legislatura michoacana, que tendrá como mayoría contundente al partido de Morena, por su parte los morenistas están cabildeando y haciendo lo imposible para que la legislatura actual no pueda nombrar fiscal general.

Hoy nuestro Congreso local está preocupado, y los diputados que lo integran trabajan en privilegiar sus intereses, ellos quieren nombrar al fiscal general y para esto han notificado a todos los ayuntamientos constitucionales sobre esta reforma, hoy lo hicieron bien y con legalidad, hoy les conviene hacerlo bien, pues si dejan correr el término para la afirmación ficta, se fenecerá su periodo legislativo, eso no es lo que quieren, ahora están apurando a los ayuntamientos para que lo más rápido posible sometan a cabildo la propuesta y sea aprobada, han señalado que con que el 51 por ciento de los ayuntamientos externe su conformidad con la reforma constitucional, no será necesario esperar la opinión del resto, esto es una muestra de la preocupación que corre en el Legislativo, quieren sacar al vapor un procedimiento de reforma constitucional con el único fin de satisfacer su cuota de poder, no les interesa el bienestar o beneficio social, pues si así fuera, su principal atención estaría en que cada ayuntamiento reflexionara profundamente sobre la designación de un fiscal general y de asegurarle una permanencia de nueve años, con el riesgo que esto conlleva, sin embargo pasan por alto esto y pretenden apurar a los cabildos para que el tiempo les alcance.

Así vemos un mismo procedimiento de reforma y dos diversos tratamientos, según corresponde al interés de los diputados así es el respeto a la legalidad y a los tiempos para determinar en consecuencia.
Hoy por hoy somos testigos de las consecuencias de asegurar que alguien perdure en el poder, ya sea por ser fiscal general por nueve años, ya sea por ser diputado por varios periodos o por cualquier otro motivo, al final del día gobernar demasiado es el mayor peligro de los gobiernos.


Por Salvador Molina Navarro.
FB. Salvador Molina
TW. @SalvadorMolina_

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La cultura del acceso a la información pública, una nueva ideología

En la opacidad de la transparencia

El salario, un derecho pisoteado

El Ramal Camelinas

"Hoy los mexicanos gritamos"

El silencio del Congreso

Hoy exigimos respeto a nuestros derechos

“Nuestro congreso preocupado”

“Una clase política preocupada”

“Los Ministros y la austeridad”

“La esperanza de México”

"Propuestas y más propuestas"

Aumentar las penas una propuesta en boca de todos

Arranque de campañas, promesas y realidades

El agua, un problema incipiente

La familia

Los beneficios de la Reforma Energética

Una batalla, un logro y un beneficio para todos

El derecho a recibir el salario en tiempo y forma

La cuesta de enero más larga

México en el banquillo de los acusados

¿Candidatos independientes o una nueva clase política?

La colegiación de la justicia

Competencia contra monopolio

La Benemérita y Centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

La política es un interés de todos

Qué nombre le vamos a poner

Nuevo ciclo escolar y nuevo reto educativo

Un avance ciudadano sin tintes políticos

El derecho de las víctimas y la obligación del Estado

Gracias, pero no es una concesión, ¡es un derecho!

Prisión preventiva oficiosa, ampliarse o desaparecer

Justicia en obra negra

La moneda está en el aire

Todos contentos, tenemos reelección

Un andador con sabor a parque lineal

“En espera de una reacción”

El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano

La percepción, un tema añejo en Michoacán

¿Procuración de Justicia?

Una evaluación sin convocatoria

En espera de un acto de congruencia política

Hay de prioridades a prioridades

Entre mensajes y la realidad

Una nueva oportunidad

Está Navidad me servirá para…

Lo siento, no hay dinero en las arcas

El feminicidio, entre la espada y el espíritu

El salario mínimo y el mínimo vital

Una ley necesaria

La razón y la política en la Ley Antimarchas

Maestro Cárdenas, un inmortal autor de recuerdos

Derecho a un medio ambiente sano

Las escuelas Normales y el derecho a la educación

El derecho de los reos

A dos años de aquella noche

Sociedad dividida

Un informe con esquema diferente

El verdadero reto de la justicia penal en la actualidad

¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?, una decisión ciudadana

Un caso más de un todólogo mexicano

El caótico caso de la educación

Supe de un país lleno de promesas y demagogia

Un perdón con sabor a mentira

Un futuro inmediato

Michoacán ante un nuevo reto

La Alerta de Violencia de Género, ¿necesidad o pretexto?

Independientes ante el desgaste y la pérdida de credibilidad

Foto infracciones, entre argumentos y falacias

El derecho a la vida y la ignorancia legislativa

Una evaluación docente… ¿confiable?

Las decisiones de una madre

¿Qué protege el derecho humano al trabajo?

Los políticos y sus iusmonólogos

Un pueblo sin tribuna

El Estado, la violencia y las políticas públicas

“Justicia o política… una decisión pendiente”

“Entre la cobardía y el deshonor”

“Día Internacional de la Mujer, festejar sin compromiso o comprometerse sin festejar”

Michoacán y su identidad

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? (Segunda parte)

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte

Derecho a conocer nuestro sistema de justicia penal

El derecho a estar informado, de la letra a su realidad

Una recaptura de Estado

Caminos, acciones y otros vericuetos de un buen ciudadano

Compartiendo mi realidad

Nuestro salario, aguinaldo y otras prestaciones laborales son derechos humanos

Declaración Universal de los Derechos Humanos, concientizando a los ciudadanos

Ser mujer también es nuestra lucha

Una parte de nuestro México, historia vigente que se niega y se esconde

Terrorismo, una crítica distante y una indolencia cercana

Los derechos humanos, de un discurso glorioso a una realidad dolorosa