Juan Pérez Medina
Y para transformar la ciudad (Segunda parte)
Martes 14 de Agosto de 2018
A- A A+

La educación es un arma monumental. Con ella podemos desarrollar nuestra identidad como comunidad, como pueblo. Es una herramienta para la resistencia y para provocar el cambio.
En los últimos años se ha venido generando una abierta distancia entre los gobiernos en turno y los maestros en servicio que se ha manifestado en una resistencia sistemática a las políticas que en materia educativa se han diseñado por los expertos y que fundamentalmente se basan en los dictados de entes internacionales. Está resistencia magisterial ha alcanzado niveles incluso de confrontación entre los docentes y las fuerzas policiales, con saldos terribles.

En medio de estas circunstancias, la autoridad local se ha mantenido ausente haciendo el papel de actor pasivo, dejando la tarea de la educación de sus habitantes al sistema educativo nacional, con los perjuicios que esto de por sí conlleva y la intención de mantenerse al margen de lo que ha sido una difícil situación.

La educación es un arma monumental
La educación es un arma monumental
(Foto: Cuartoscuro)

Es hora de que los gobiernos municipales comiencen a dejar ese triste papel marginal y actuar al centro de una tarea que se hace impostergable ante el avance diario del conocimiento universal que amenaza con asumir una tarea que desde lo local no hacemos. El avance informático aunque importantísimo no garantiza, estando en manos de los entes privados, que su preponderancia sea del todo positiva para los pueblos, si éstos no hacen su tarea desde las instituciones con ese propósito.

Para el caso que nos ocupa, me parece de vital importancia destacar el potencial que podría desarrollarse en la Ciudad sí se toma a la educación como un elemento base del quehacer municipal. Lo anterior implicaría hacer del municipio un ente educador donde todas sus acciones estén encaminadas a promover el conocimiento para su bienestar. Esto no es un asunto menor, ya que posibilitaría detonar una serie de potencialidades como el mejoramiento del trato de funcionarios y trabajadores municipales hacia las personas; de la mejora en la conducta social para la convivencia y el cuidado de los bienes públicos y las calles y espacios donde transitamos.

El municipio de Morelia (y cualquier otro), puede asumirse como un municipio educador que impregne cada acción municipal con elemento educativo. La dirección de educación municipal no puede dejarse en manos de un personaje que transite por caminos ya andados, sino en uno que apueste por la innovación y el cambio en esta tarea y se atreva a hacer cosas desafiantes en la materia.

Es menester que se aproveche toda la estructura educativa con que se cuenta para apuntalar al municipio y darle un nuevo rostro. Por medio de las escuelas de los distintos niveles educativos establecidas en el municipio se pueden establecer programas para mejorar el respeto a las normas y programas viales, para desarrollar programas que hagan que este municipio abandone el uso del plástico que tanto daño viene generando y estimule a los morelianos a participar en jornadas permanentes contra la basura y por el reciclaje; puede ayudarnos a generar actividades de organización vecinal para acometer tareas de prevención de las adiciones y la violencia entre otras tantas; puede contribuir a la generación de actividades económicas cooperativas de diferente índole y a mejorar la convivencia social y, sobre todo, a elevar los estándares educativos de toda la población.
Lo anterior significa que el ayuntamiento deberá establecer una franca y permanente comunicación con el magisterio que se encuentra en el municipio, para que juntos acuerden tareas de ésta y otra índole.

Un acuerdo que vaya más allá de la configuración de comités para atender las tareas cívicas del municipio, sino que se proponga, por ejemplo, mover los índices en materia educativa que el municipio mantiene. Se trata de crear un acuerdo municipal por la educación para el beneficio de la gente que en el vive. Pero como ya lo dije, se puede hacer muchísimo más.

Otro problema toral de la Ciudad es el transporte público. Contamos lamentablemente con un tipo de transporte indigno para transportarnos, además de que los conductores no se acatan a regla alguna de urbanidad, ya no se diga de las que tienen que observar como conductores. Se detienen en todas partes sin importar la obstrucción que hacen de las calles y conducen como se les pega la gana. Una iniciativa debe ir en el sentido de obligar a los conductores a recibir capacitación para prestar el servicio con calidez además de hacerlo con responsabilidad. Pero eso es sólo una parte del problema, se necesita ir mucho más lejos asumiendo que Morelia no cuenta con grandes vialidades y el flujo vehicular es de los más altos del país. De acuerdo con el INEGI, cerca de 400 mil vehículos circulaban la ciudad hasta 2014, duplicando los que existían hasta hace diez años. Esta enorme cantidad de vehículos no sólo dificulta el tránsito sino que hace que se convierta en un problema de salud pública ante la permanente emisión de gas de efecto invernadero que generan o propician el crecimiento de enfermedades respiratorias y de los ojos.

Esto es necesario atenderlo ya. Por un lado haciendo conciencia de la necesidad de bajar el flujo vehicular y emitiendo un bando que obligue al servicio público local a utilizar gas natural como combustible. Las instituciones educativas pueden contribuir mediante programas que estimulen el prescindir del uso del vehículo sobre todo los fines de semana. Otra opción sería la de establecer un programa como el que se ejecuta en la Ciudad de México para obligar a los dueños de vehículos a no circular un día a la semana. Pero para ello es indispensable que se mejore el transporte público para hacerlo atractivo a ojos de los transeúntes y se animen a abandonar un día su propio vehículo y se trasladen en el transporte público.

Establecer rutas como el metrobús en las arterias principales de la Ciudad y cambiar el servicio de combis por el de autobuses nuevos y con mantenimiento permanente, daría una oportunidad a los ciudadanos de modificar su manera de trasladarse. El servicio de combis se iría dejando solamente en la periferia y lugares a donde un autobús no puede circular con facilidad. Estas opciones harán que tengamos alternativas para hacer que Morelia sea una Ciudad más transitable, sobre todo a horas pico. Lo anterior puede mejorarse si se hace lo indispensable para convertir el Centro Histórico en un espacio solamente para los peatones, lo que obligaría a muchos de nosotros a dejar el vehículo en casa para ir al centro.

Tal vez la más importante obra vial sea la de sacar al tren de la Ciudad al costo que sea. Ciertamente que es necesario ofrecer una nueva vía para dejar la ciudad y esto implica afectaciones a poseedores de tierra, ya sean ejidales o privadas por interés público. El costo de lo anterior sería muy alto en términos económicos pero sus resultados a mediano plazo serían muy benéficos.

La salida del tren convertiría a la vía que se deja en una oportunidad para generar un medio más para andar por la Ciudad. Crear un servicio de trenes que vaya de Tiripetío o Santiago Undameo hasta la Zona de hospitales en el oriente, descargaría el flujo de personas en las calles y haría que muchos viajaran por este medio que además no contamina. Un diseño atractivo con estaciones de espera en diferentes tramos de la vía crearía nuevos negocios que generarían nuevos empleos tan necesarios. De esta manera, el costo de la salida del tren sería menos costoso y mucho más beneficioso para la población.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

El Movimiento magisterial michoacano y las condiciones que lo hicieron posible

Organización, lucha y unidad popular ahora y desde abajo

Y para transformar la ciudad (Segunda parte)

¡No debe haber gobierno rico en un país de pobres!

Reflexiones sobre los días últimos por venir

El inútil voto útil

Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo

A construir el triunfo con alegría

La elección del 1º de julio y el cambio posible

Morena: falta de compromiso

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!

Germán Martínez, el despreciable estúpido y los panistas de la Vela Perpetua

Corrupción en el gobierno y su clase económica ¿Cuál de ellos cerrará la puerta?

Confesos el diputado Ernesto Núñez y el edil Juan Carlos Campos: ladrones, corruptos y cínicos que deberían estar en la cárcel

La contrarreforma energética: regresa 74 años después el petróleo a sus antiguos dueños

2015: El festín electoral que viene

Relevos en SEE, vaticinios de una encrucijada con más de lo mismo

AMLO, el político opositor más importante de México

Fausto: el gobernador que nunca fue

Mentirosos Primero: La manipulación de la conciencia

Fin al abuso, otra vertiente de la estrategia en contra de los maestros

Los trabajadores de la educación vs la LGSPD: miedo, incertidumbre y soledad

Entre el temor, la incertidumbre y la soledad: los trabajadores ante la implementación de la Reforma

Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro

El robo de las aportaciones pensionarias de los trabajadores de la educación por parte del gobierno del estado

La situación de los trabajadores en 2014 peor que 1886

Día del Niño: entre la pobreza, la marginación y la violencia

Por siempre Gabriel García Márquez

La catástrofe capitalista michoacana

La crisis capitalista: sin salida

Golpes exportados

Venezuela está pariendo revolución

La acción tutorial en educación a través de la historia

Inventario de JEP

2014, otro año que estaremos en peligro

La tragedia de México