Samuel Ponce Morales
La Conspiración
La pugna en el PRI Michoacán
Martes 21 de Agosto de 2018
A- A A+

En los últimos tiempos, aunque en forma oscilante, el líder del PRI en Michoacán, el diputado federal Víctor Silva Tejeda, ha estado siendo golpeado con el objetivo de provocar su renuncia.

Y al interior de ese partido político, casi no hay dudas de que el golpeteo a veces directo a veces indirecto viene del grupo del senador de la República Ascensión Orihuela Bárcenas.

Víctor Silva Tejeda
Víctor Silva Tejeda
(Foto: Cambio de Michoacán)

Además, en esa acción interpartidista se involucran los nombres del diputado local electo Eduardo Orihuela Estefan, así como dos legisladores que están en retirada, Xóchitl Ruiz y Omar Bernardino.

No, no hay que ser excepcionalmente estudioso del priismo michoacano para establecer que, como seguramente otros grupos, el del llamado Chon Orihuela busca la dirigencia estatal.

Víctor Silva, de entrada, tiene la desventaja de ser cauto ante embate de la indignación orihuelista por perder las pasadas elecciones locales y federales en la entidad, sin reconocer su parte.

Sin embargo, el legislador federal tiene a su favor tener un periodo estatutario que vence hasta el año 2019, sin intenciones, por el momento, a nivel nacional de buscar su relevo inmediato.

Más allá de eso, una reflexión seria sobre la derrota electoral del pasado primero de julio llevaría a indicar que todos los grupos priistas en mayor o en menor medida son culpables de la derrota.

Por otra parte, el actual líder estatal del PRI cuenta con el respaldo mayoritario de los priistas, claro, claro, a excepción de los Orihuela y del ex gobernador michoacano Víctor Manuel Rubí.

Lo que sí es de llamar la atención es porque grupos como el del ex dirigente estatal Jesús Reyna García se han mantenido al margen, casi en forma clandestina, en estos momentos de confrontación interna.

No, no sabemos si es una estrategia, un desdén, pérdida de fuerza política o un abandono de su espacio al interior del PRI, aunque a nadie sorprenda que en cualquier momento adopten alguna posición.

Por lo pronto están agazapados los principales integrantes del grupo reynista como Salvador Galván Infante, Cuauhtémoc Ramírez Romero, Jaime Mares Camarena y Adriana Hernández Iñíguez.

Además de Adriana Campos Huirache, Adrián Melgoza Novoa, Eustolio Nava Ortiz, Valentín Rodríguez Gutiérrez, Rafael López Hernández, Rosa María Molina, Fernando Cano Ochoa y Jesús Sierra Arias.

La “tersa” transición en Lázaro Cárdenas

A través de las redes sociales, el vocero del actual Ayuntamiento de Lázaro Cárdenas, de corte priista, Arnulfo Mora, prácticamente considera que el gobierno local entrante, de corte morenista, no tendrá problema para iniciar su propio proyecto. El texto es extenso, pero vale la pena echarle una mirada al menos a los primeros párrafos, lo más significativos:

1.- Por primera vez gana las elecciones un partido en proceso de formación, sin estructura y con poco arraigo entre la sociedad.

2.- No es nada menor que por primera vez estará una mujer al frente de la autoridad municipal. Y, sin embargo, el nuevo gobierno llega sustentado en el voto mayoritario de los ciudadanos.

3.- Esto último es lo que debe ser el cimiento para el proceder de la nueva autoridad. En cada cambio de gobierno la sociedad espera ver resultados y cambios de inmediato.

4.- Nunca ha sido fácil la respuesta inmediata para los que asumen el poder.

5.- Pero el nuevo gobierno tendrá las herramientas suficientes para darle calma a su inicio de gobierno. La administración que recibe no está en crisis como en otros periodos de transición...

Claro, del dicho al hecho; solo esperemos que la transición en esa parte del territorio michoacana sea así, sin aspavientos, sin demagogia, sin reclamos innecesarios para que la hoy alcaldesa electa María Itzé Camacho no tenga inicios gubernamentales atrabancados y evite los halos o tsunamis paternales

Nada es lo que parece

“Los procesos internos que llevamos a cabo en el PAN necesitan ser conocidos por todos los militantes con anterioridad, y esta renovación debe quedar establecida lo antes posible, ya que un proceso nacional es igual de complicado que uno estatal y si queremos que la democracia se viva en su forma más pura, somos los primeros obligados en hacerlo de manera correcta internamente”: José Manuel Hinojosa Pérez, dirigente del PAN Michoacán.

Conjuro

“En esta lucha, y menos en este momento, no cabe el discurso ni el deseo de aplastar a los demás”: Sergio Pimentel, enlace nacional de Morena en Michoacán.


Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración