Samuel Ponce Morales
La Conspiración
UMSNH, las posturas…
Viernes 7 de Septiembre de 2018
A- A A+

En los últimos tiempos, la crisis de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) no solo provocó la unidad de su comunidad, sino la búsqueda de recursos extraordinarios. Pero no ha encontrado las respuestas adecuadas y mientras mide su distancia con el gobierno federal ha acusado al estatal de no cumplir con sus compromisos, aunque este le respondió que era falso. Ante esa situación, en medio de la manifestación callejera nicolaita, hemos ponderado los dos puntos de vista:

Francisco Javier Ezquiaga Ganuzas
Francisco Javier Ezquiaga Ganuzas
(Foto: Especial)

Universidad Michoacana:

1.- En un breve documento, el rector nicolaita Medardo Serna González, da seis razones del porqué la comunidad universitaria se manifestó este jueves en las calles de la capital del estado.

Antes de esa media docena de puntos la Máxima Casa de estudios de la entidad da a conocer su precaria situación financiera que no le permite sortear todas las erogaciones contempladas, por lo que requieren de las autoridades recursos extraordinarios.

Y dado, establece, que hasta el momento no hay respuesta favorable a sus demandas salieron a manifestarse, sin dejar de enfatizar constancia de dar cuenta de transparencia y rendición de cuentas. Por ello, añade, nos manifestamos ordenada y pacíficamente por:

–Un presupuesto promedio anual por estudiante al menos igual al de la media nacional.
–No más recortes presupuestales a la educación pública y a la UMSNH.
–Un presupuesto total anual (ordinario más extraordinario) al menos igual al históricamente asignado a la Casa de Hidalgo.
–El reconocimiento a la UMSNH como universidad regional, con el presupuesto correspondiente a este estatus.
–La derogación de la reciente reforma al artículo 143 de la Constitución Política del Estado de Michoacán, por ser contraria a la no regresividad de derechos y a la autonomía universitaria.
–El rescate financiero a las universidades públicas estatales en crisis económica.

2.- Gobierno de Michoacán

Por su parte, el Ejecutivo del estado, presidido por Silvano Aureoles Conejo, hizo puntualizaciones al respecto:

-A pesar de sus propias dificultades, desde el Gobierno del Estado se han realizado esfuerzos extraordinarios para evitar el colapso financiero de la máxima casa de estudios.
-Durante los últimos tres años, la actual administración estatal no ha dejado de aportar los recursos ordinarios establecidos en el Presupuesto de Egresos, analizado, valorado y aprobado por el Congreso del Estado.
-Por concepto de recursos ordinarios, la UMSNH ha recibido del Ejecutivo estatal 2 mil 56 millones 720 mil pesos, entre los años 2016 y 2018.
-Aunado a ello, para atender principalmente los compromisos de pago de fin de año, el gobierno del estado le ha suministrado recursos adicionales por más de 547 millones de pesos.
-Es decir, en tres años la bolsa de recursos estatales, ordinarios y extraordinarios, destinados para la UMSNH, alcanzan los 2 mil 604 millones de pesos.
-Es falso que el gobierno del estado haya incumplido con su compromiso de pago a la Universidad Michoacana. Es falso que hoy en día la administración estatal le deba recursos a la máxima casa de estudios, como señala el rector Medardo Serna.

Nada es lo que parece

“En este nuevo paradigma de la impartición de justicia que incluye reformas de gran calado como la oralidad en el derecho penal y las relacionadas a los derechos humanos, ahora el juez cuenta con herramientas novedosas como el control difuso de convencionalidad y de constitucionalidad, por lo que en este marco de acción más amplio tiene en sus manos la posibilidad de no aplicar normatividad si ésta se contrapone a los derechos humanos o a pactos internacionales que México ha firmado”. Lo anterior fue expresado por el español Francisco Javier Ezquiaga Ganuzas, catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad del país Vasco, durante su conferencia magistral Modelos de juez y derecho de acceso a la justicia -impulsada por el Tribunal de Justicia del Estado de Michoacán (STJEM), efectuada en la Casa de la Cultura Jurídica "Ministro Fraga
Magaña", en la ciudad de Uruapan.

Conjuro

Antes, los llamados maestros democráticos, todas las protestas no las hacían en vehículo, sino a pie; antes los plantones con campamento eran de “palitos” no de tiendas de campañas; antes las demandas también eran por la calidad de la educación, sino solo de carácter económico…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo