Leopoldo Chassin Ramírez
A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana
Lunes 17 de Septiembre de 2018
A- A A+

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

Mira Bartola, ahí te dejo esos dos pesos, pagas la renta, el teléfono y la luz.
De lo que sobre, coges de 'ay para tu gasto, guárdame el resto para echarme mi alipus.
Chava Flores

Muy fácil sería para la autoridad de la Universidad Michoacana taparnos la boca a los bocones (para no decir hocicones) que andamos dale que dale diciendo que en la nicolaíta no hay transparencia.

TAVO
TAVO
(Foto: TAVO)

A desglosar los rubros. Actualmente existen en la página de la UM cifras globales sobre los dineros que recibe de parte de los gobiernos federal y estatal: que si tabuladores de salarios, salarios de funcionarios, de profesores, que ingreso de estudiantes en diferentes niveles, etc. No existen informes de años anteriores; muchas de las cifras están totalmente atrasadas y son generales. No hay un desglose que permita analizar la veracidad de los gastos y sus tendencias.

El rector en su informe 2017/2018 indica. “Seguimos avanzando en materia de transparencia y rendición de cuentas, rubro en el que el Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IMAIP) nos ubicó con uno de los desempeños más altos, (con respecto a quién o en qué) al alcanzar un 88.46 por ciento de cumplimiento” ¿Y a cuántos millones de pesos asciende el 11.54 por ciento que falta por transparentar?

Matrícula. Como un ejemplo, en el informe de 2017/2018, http://www.umich.mx/documentos/ tercer%20informe%202017%20Rector.pdf, la cifra total de estudiantes matriculados es de 50,719, (el rector en ruedas de prensa habla constantemente de 55 mil). Nada hay sobre cuántos son de nuevo ingreso, cuántos en cada nivel, en cuál bachillerato, licenciatura, especialidad, maestría y doctorado. ¿Dónde colocó el resto? ¿En verdad no había más cupo para estudiantes de nuevo ingreso en el conflicto de 2016?

Patrimonio. En la página 102 del informe (sin desglose) se maneja una cifra total de 43 millones de pesos, y varios rubros en los que puede caber cualquier cosa, entre ellas: mobiliario, equipo de cómputo y enseñanza. Me asalta la duda y aparecen los famosos “moches”. ¿Los precios? ¿marca? ¿cuántos? ¿qué equipos? ¿en qué empresa se compró el equipo? ¿fueron los mejores? ¿hubo licitaciones?

Infraestructura. En la página 111, hay diversas cantidades invertidas en obras diversas y en diferentes espacios: La parte de inversión en “Accesibilidad y Control de Espacios Académicos para la Seguridad del Campus Universitario (3era. etapa)”, aparece con un monto de $6, 993,753.6. Y la mente cochambrosa de los que pedimos transparencia sigue en las mismas. ¿Los precios? ¿los contratistas? ¿se licitó la obra? ¿fueron los mejores?
La “Plaza Nicolaita del Arte y la Cultura” con costo de casi 4 millones ¿sigue la misma ruta que lo anterior?

La página 117 en Red inalámbrica universitaria se habla de una red inexistente cuando menos en lo que respecta a la Facultad de ingeniería Eléctrica.
¿Se emplea el dinero en las prioridades? ¿Quiénes las determinan? ¿El Consejo Universitario? ¿Los Consejos Técnicos?

El presupuesto. En la página 129, “El H. Consejo Universitario aprobó, en la sesión del 1 de febrero de 2017, un presupuesto de egresos, de $2,658,574,574.70, lo que significó la aprobación de un presupuesto equilibrado”. El presupuesto aprobado no alcanzó, y propició una suspensión de labores de tres meses.

Según una norma de Carmelita, mi santa madre, así como muchas otras jefas de familia, sabias y buenas administradoras, “no hay que gastar más de lo que tienes”. Las sabias, no gastan en cosas que no sean prioritarias, buscan los mejores precios, caminan y caminan para lograr que alcance el “diario o gasto”; en ocasiones hasta ahorraba. ¿Cómo es posible que los expertos con postgrados que hay en la Universidad Michoacana no apliquen ese anticuado precepto?

Más delante del Informe, dice. “Al tiempo que instruyó al Rector para que realizara las
acciones pertinentes dirigidas a la obtención de recursos extraordinarios por un monto de $1,093’913,964.00 que eran necesarios para cubrir los compromisos institucionales para el cierre de este ejercicio fiscal” Pues si no había certidumbre de obtenerlos, pues “apretar el cincho” como lo hacía mi “jefa” y otras jefas. Frijoles y tortillas siempre hubo, pues Panchito, mi jefe, en ocasiones no podía cubrir el “gasto” acostumbrado.

Le fallaron las previsiones al Consejo Universitario. Vea página 129. “Para la aprobación del ejercicio fiscal 2017, el H. Consejo Universitario previó escenarios económicos del país, del estado y de la propia institución muy difíciles, que profundizaron el problema estructural financiero de la Institución y derivaron en un paro de brazos caídos de los trabajadores universitarios, con una duración de casi tres meses”.

Para concluir con la simulación sobre el manejo transparente de los recursos, revise los cuadros de Ingresos- Egresos en la página 138. Así y hasta fin del informe. Cifras que no dicen nada sobre el dónde quién, cómo se ejercieron los $$$$$.
Termina el informe con: “¡Creo en mí, creo en ustedes! ¡Todos somos orgullosamente nicolaitas”. ¿Usted cree en las autoridades?

¿Transparencia? Con la tecnología existente, sería interesante, necesario e imperioso que se desglosen los dineros que ingresan y egresan a la Universidad Michoacana, así nos taparían la boca a los habladores y desconfiados.

Las contradicciones. En el mismo informe hay contradicciones, así en la página 130, se señala “Se invitó a las dirigencias de ambos sindicatos a un diálogo constructivo en la búsqueda de estrategias que permitieran solventar los compromisos laborales en beneficio de los 55 mil estudiantes de nuestra Universidad y los ocho mil trabajadores académicos” ¿Por fin, son 55 mil estudiantes o 50 mil? “Del dicho al hecho hay mucho trecho”

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica